Julio Borges pide a Chile cesar deportaciones de venezolanos

POLÍTICA · 2 AGOSTO, 2021 18:16

Ver más de

Deisy Martínez


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores designado por Juan Guaidó, Julio Borges, envió un comunicado al canciller de Chile, Andrés Allamand Zavala, en el que solicita el cese de las deportaciones de ciudadanos venezolanos, en nombre del Gobierno interino.

La petición de Borges surge a raíz del reciente informe de la organización Human Rights Watch (HRW), en el cual se señalan una serie de graves violaciones a los derechos fundamentales de migrantes venezolanos expulsados, tales como impedimentos para acceder a llamadas telefónicas y a abogados, deportaciones sumarias los fines de semana (cuando las cortes de apelación están cerradas) y separación de familias, entre otros, según reseñó la agencia EFE.

Desde el gobierno legítimo de Venezuela entendemos el carácter soberano de los países con respecto al diseño y ejecución de sus políticas internas. Sin embargo como bien subrayó el informe de HRW, en cuanto a las decisiones adoptadas con respecto a los migrantes venezolanos, no se midió el impacto en términos de derechos humanos al devolverlos a un país en el cual no existen garantías de respeto a la vida, así como tampoco condiciones sociales y económicas mínimas”, reza la misiva con fecha 2 de agosto.

El funcionario reprocha en la comunicación que las medidas de deportación no contemplaron la posibilidad de apelación judicial ni el efecto generado con relación a la separación  “de miles de familias”.

Luego de examinar 21 sentencias judiciales y más de 250 órdenes de deportación, HRW identificó también “violaciones al debido proceso, incluido el derecho a ser oído y a presentar pruebas” antes de que se concrete la expulsión. 

La organización igualmente cuestionó que el Ejecutivo chileno anunció la expulsión de 1.500 personas a lo largo de 2021 en 15 vuelos chárter y que, según el Servicio Jesuita Migrante (SJM), para abril de este año había deportado a 294 personas, en la mayoría de los casos sin control judicial y afectando principalmente a venezolanos.

 Solicita marco regulatorio 

“Con esto no se cuestiona la expulsión de quienes hayan cometido delito en Chile, ni que la deportación sea una medida sustitutiva de la pena, pues somos enfáticos en recalcar que quienes violan la ley deben responder por sus actos, pero se debe tener especial cuidado con los venezolanos que se devuelven a un país donde persiste un régimen acusado de crímenes de lesa humanidad”, prosigue Borges.

En este sentido expresó al gobierno de Sebastián Piñera el deseo del interinato venezolano de que se puedan resarcir dichas medidas, que se diseñe un marco regulatorio que permita a los venezolanos una migración  “segura, estable y humanitaria” y una actuación apegada a principios humanitarios.

Human Rights Watch insta a Chile a poner fin a la deportación de venezolanos

 

El camino es integrar a los migrantes, entendiendo que solo buscan un refugio momentáneo ante la crisis que hoy golpea nuestro país. La migración no cesará hasta tanto no salga Nicolás Maduro del poder; por tanto es menester atender este fenómeno, al mismo tiempo en el que se presiona para lograr una solución democrática definitiva en Venezuela”, finaliza.

Actualmente se estima en 457.000, el número de venezolanos residentes en Chile. Se considera la comunidad de migrantes más numerosa en el país latinoamericano.