Jefa de misión europea: Observadores no intervienen en el acto electoral

POLÍTICA · 28 OCTUBRE, 2021 14:45

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

Foto por Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La jefa de la misión de observación de la Unión Europea, Isabel Santos, arribó al país este 28 de octubre para acompañar el despliegue en el territorio nacional de los expertos que evaluaran las elecciones regionales y municipales del próximo 21 de noviembre.

La primera parada que hizo la diplomática, al bajarse del avión este jueves, fue la sede principal del Consejo Nacional Electoral (CNE) donde fue recibida por el presidente de este organismo, Pedro Calzadilla, en lo que calificó como un “encuentro de bienvenida” que aprovechó para afinar detalles logísticos y administrativos relacionados con el traslado de 44 observadores a 22 estados del país.

Los expertos se trasladaron por carretera a los estados más próximos de la capital

Ante el aumento de las expectativas por la presencia de la misión europea, que tenía 15 años sin ser invitada por las autoridades venezolanas, la parlamentaria aprovechó para aclarar ante los periodistas que los observadores “no intervienen en el acto electoral” pues su mandato se limita a tomar registro de lo que ocurra antes, durante y después del día de la elección.

“Esta misión se hace conforme al manual de la Unión Europea que es basado en la declaración de principios de 2005 de la Organización de Naciones Unidas (ONU). Los observadores no intervienen en el acto electoral, observan y registran para que el equipo central pueda dar luego conclusiones”, expresó.

El informe preliminar con las observaciones, sugerencias y recomendaciones será presentado dos días después de los comicios: el 23 de noviembre.

En cuanto a la metodología, agregó que son designados dos observadores por cada estado con el objetivo de tener una muestra representativa: «Esto es algo que hacemos en diversas partes del mundo y estamos muy entrenados para hacerlo».

La jefa de la misión estuvo presente en el despliegue de los observadores, este 28 de octubre

El 18 de noviembre arribarán al país otros 34 observadores de corto plazo  que se incorporarán al resto, también se sumarán 12 parlamentarios y otros diplomáticos. 

“El sentido de registrar lo que ocurre es para que nuevos actos electorales puedan corregir, actuar en conformidad, pero eso es una decisión de las autoridades del país y de los ciudadanos que tienen también un papel muy importante”, manifestó.

Y agregó: » Queremos llegar al 21 de noviembre con 100 o más observadores, lo que quiere decir una gran misión comparada con los números de previas misiones aquí en Venezuela y en otros países».

Agenda

Santos afirmó que se reunirá con todos los actores políticos posibles y con representantes de la sociedad civil: “Nos vamos a reunir con todos aquí en Venezuela porque queremos escucharlos a todos ampliamente”, expresó.

Sobre los retos que enfrentará la misión, la europea respondió: “En este momento hay retos en todos los países porque enfrentar una pandemia es un reto muy grande tanto aquí como en Irak, como en Kosovo, donde tenemos una misión en este momento”.

“No es la primera vez que la Unión Europea viene a este país. Esta invitación es un reconocimiento de nuestro trabajo y profesionalismo. Esta misión es independiente, imparcial y se va a desarrollar dentro de estos principios”, ratificó.

¿Amazonas sin observación?

Los observadores se desplegaron en 22 de los 23 estados del país, este 28 de octubre. Amazonas no fue cubierto en esta primera fase.

La jefa de la misión europea precisó que por razones de seguridad, concretamente condiciones sanitarias y de movilidad, solo enviarán a este estado a observadores de “corto plazo” que estarán únicamente el día de la elección.

El COVID-19 es otra de las razones que influyó en la distribución de la misión. Originalmente se desplegarían 46 observadores para 23 estados, pero dos contrajeron el virus por lo que al final fueron 44 observadores para 22 estados.

Un detalle que captó la atención de los medios de comunicación fueron las pimpinas de gasolina que algunos de los vehículos, en los que se movilizarán los observadores, tenían aseguradas en el techo. Una previsión imprescindible en un país petrolero en el que escasea el combustible.

Al fondo, una camioneta con cinco bidones de gasolina para asegurar el trayecto.