Jacqueline Richter: No puede haber diálogo social con destrucción de los derechos laborales

POLÍTICA · 25 SEPTIEMBRE, 2022 13:47

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

Foto por Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La directora general del Observatorio Venezolano de Libertad Sindical (Ovlis), Jacqueline Richter, hace un balance de los avances y retrocesos en materia de derechos laborales a propósito de la nueva visita de una comisión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que arribará al país para interpelar al gobierno nacional.

Se espera que la misión instale formalmente las mesas de diálogo el próximo lunes 26 de septiembre.

La visita de la OIT también coincide con protestas masivas que encabezan trabajadores del sector público, desde hace nueve meses, en rechazo al instructivo de la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre).

Trabajadores públicos y jubilados se movilizan hacia el TSJ

Trabajadores públicos y jubilados en una movilización hacia el TSJ.

Este reglamento busca imponer un tabulador salarial que desconoce las cláusulas económicas de los contratos colectivos de los trabajadores. Es decir, reduce y, en algunos casos, elimina beneficios laborales que el personal tenía como las primas por antigüedad, transporte, ruralidad, profesionalización, ayuda por hijas o hijos con discapacidad y bonos de recreación, por enumerar los principales.

Aunque los afectados aseguran que se aplica en la práctica, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) niega su existencia y multa a quienes intentan recursos de nulidad contra el instructivo.

Encuentros en el ministerio

Luego de que la comisión de la OIT abandonó el país, en abril, las organizaciones sindicales continuaron reuniones con el ministerio del Trabajo. ¿Cuántos encuentros hicieron, qué temas discutieron y en qué avanzaron?

El ministro amablemente recibe a los sindicalistas, se que hubo dos o tres reuniones muy cordiales para presentar las memorias de cumplimientos de los convenios (26, 87 y 144) que deben ser reportadas ante la OIT. Pero mientras el ministro decía que estaban enviando información de lo bien que lo están haciendo, en la calle había una marcha contra el instructivo Onapre, del mismo gobierno, que lo que ha hecho es destruir la negociación colectiva libre y voluntaria y quitar beneficios laborales. Parece que hay varios gobiernos. Por un lado, está un ministro sentado y por el otro el mismo gobierno está pateando la mesa. 

También se dieron reuniones para discutir el registro nacional de organizaciones sindicales, una información a la que debería tener acceso cualquier persona porque no puede ser que para que una organización sindical pueda saber cuántos sindicatos hay inscritos o quienes han hecho los informes financieros que prevé la Ley se tenga que hacer una reunión privada. 

Por un lado, te llaman a mesa de negociación y por otro está el instructivo que sigue aplicándose, aunque el TSJ dice que no existe. Entonces hay un fantasma que te quita derechos y, por otro lado, hay dirigentes sindicales presos. Pero si es verdad que el ministro ha hecho un esfuerzo por generar un espacio de diálogo social. 

Los trabajadores exigían que se revisara una lista de 100 sindicalistas con procesos judiciales abiertos y que se instalara una mesa económica para hacer propuestas factibles de aumento salarial. ¿Qué pasó con estas demandas?, ¿cuántos trabajadores siguen detenidos al día de hoy?

La Unión Nacional de Trabajadores (Unete), de la compañera Marcela Máspero, tiene una lista que en el Ovlis no manejamos. Nosotros solo manejamos información verificada con nombre, apellido y cédula de identidad de ocho compañeros presos, pero hay más de 80  trabajadores que fueron sometidos a procesos penales, según el informe que levantaron las centrales sindicales ASI CTV. Estos trabajadores están en una especie de libertad condicional porque en las audiencias los jueces les dicen que si abren la boca o participan en actividades sindicales les revocan las medidas, entonces hay una amenaza, quedan sometidos a juicios eternos.

Sobre la mesa económica, de nuevo, tenemos varios gobiernos. Por un lado, el ministerio nos dice que no nos preocupemos, que la información que necesitamos está disponible. Los dirigentes del sector público han dicho que es imposible discutir el aumento salarial sin saber el contenido de la Ley de Presupuesto Nacional. El ministro dice que es una Ley pública y que está en la página web de la Asamblea Nacional, pero cuando le das clic no está disponible. Lo mismo pasa con la estadística del BCV y del INE (Instituto Nacional de Estadística). ¿Cómo discuto un aumento si no sé cuántos trabajadores tengo en el sector agroalimentario o el de construcción, etc?

Este año se ha caracterizado por el reinicio de las protestas protagonizadas por los trabajadores del sector público. ¿Sobre la Onapre qué se ha discutido en el marco de la OIT?

Es parte de la agenda que llevan las organizaciones sindicales CTV y ASI a las mesas de diálogo. No puede haber diálogo social con destrucción de los derechos laborales. El instructivo Onapre implica un recorte de hasta 40% del salario de trabajadores con alta antigüedad y alta capacitación, como por ejemplo un trabajador con maestría y más de 25 años de trabajo. Ahora, nuevamente están diciendo que van a pagar la bonificación de fin de año en partecitas en periodo de inflación. Eso es una confiscación de los ingresos de los trabajadores.

El ministro Francisco Torrealba dice que hay avances, ¿qué opina al respecto y cuáles son sus expectativas de la próxima visita de la OIT al país?

El ministro se ve con una gran disposición a conversar, pero para que el diálogo social sea real, se tiene que llegar a acuerdos tangibles que se cumplan. Si no se ven resultados concretos no es un diálogo social verdadero. El ministro te puede recibir, sentarse contigo, y por otro lado sigue el gobierno metiendo presos a dirigentes sindicales y sigue el instructivo Onapre aplicándose, entonces de qué sirve estar sentado si no se consiguen soluciones concretas. Pero a la vez, el solo hecho de estar sentados es positivo porque el gobierno se negó por muchos años a cumplir con las recomendaciones de la comisión de Encuesta de la OIT.

POLÍTICA · 7 DICIEMBRE, 2022

Jacqueline Richter: No puede haber diálogo social con destrucción de los derechos laborales

Texto por Ibis Leon | @ibisL
Foto por Mairet Chourio

La directora general del Observatorio Venezolano de Libertad Sindical (Ovlis), Jacqueline Richter, hace un balance de los avances y retrocesos en materia de derechos laborales a propósito de la nueva visita de una comisión de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que arribará al país para interpelar al gobierno nacional.

Se espera que la misión instale formalmente las mesas de diálogo el próximo lunes 26 de septiembre.

La visita de la OIT también coincide con protestas masivas que encabezan trabajadores del sector público, desde hace nueve meses, en rechazo al instructivo de la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre).

Trabajadores públicos y jubilados se movilizan hacia el TSJ

Trabajadores públicos y jubilados en una movilización hacia el TSJ.

Este reglamento busca imponer un tabulador salarial que desconoce las cláusulas económicas de los contratos colectivos de los trabajadores. Es decir, reduce y, en algunos casos, elimina beneficios laborales que el personal tenía como las primas por antigüedad, transporte, ruralidad, profesionalización, ayuda por hijas o hijos con discapacidad y bonos de recreación, por enumerar los principales.

Aunque los afectados aseguran que se aplica en la práctica, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) niega su existencia y multa a quienes intentan recursos de nulidad contra el instructivo.

Encuentros en el ministerio

Luego de que la comisión de la OIT abandonó el país, en abril, las organizaciones sindicales continuaron reuniones con el ministerio del Trabajo. ¿Cuántos encuentros hicieron, qué temas discutieron y en qué avanzaron?

El ministro amablemente recibe a los sindicalistas, se que hubo dos o tres reuniones muy cordiales para presentar las memorias de cumplimientos de los convenios (26, 87 y 144) que deben ser reportadas ante la OIT. Pero mientras el ministro decía que estaban enviando información de lo bien que lo están haciendo, en la calle había una marcha contra el instructivo Onapre, del mismo gobierno, que lo que ha hecho es destruir la negociación colectiva libre y voluntaria y quitar beneficios laborales. Parece que hay varios gobiernos. Por un lado, está un ministro sentado y por el otro el mismo gobierno está pateando la mesa. 

También se dieron reuniones para discutir el registro nacional de organizaciones sindicales, una información a la que debería tener acceso cualquier persona porque no puede ser que para que una organización sindical pueda saber cuántos sindicatos hay inscritos o quienes han hecho los informes financieros que prevé la Ley se tenga que hacer una reunión privada. 

Por un lado, te llaman a mesa de negociación y por otro está el instructivo que sigue aplicándose, aunque el TSJ dice que no existe. Entonces hay un fantasma que te quita derechos y, por otro lado, hay dirigentes sindicales presos. Pero si es verdad que el ministro ha hecho un esfuerzo por generar un espacio de diálogo social. 

Los trabajadores exigían que se revisara una lista de 100 sindicalistas con procesos judiciales abiertos y que se instalara una mesa económica para hacer propuestas factibles de aumento salarial. ¿Qué pasó con estas demandas?, ¿cuántos trabajadores siguen detenidos al día de hoy?

La Unión Nacional de Trabajadores (Unete), de la compañera Marcela Máspero, tiene una lista que en el Ovlis no manejamos. Nosotros solo manejamos información verificada con nombre, apellido y cédula de identidad de ocho compañeros presos, pero hay más de 80  trabajadores que fueron sometidos a procesos penales, según el informe que levantaron las centrales sindicales ASI CTV. Estos trabajadores están en una especie de libertad condicional porque en las audiencias los jueces les dicen que si abren la boca o participan en actividades sindicales les revocan las medidas, entonces hay una amenaza, quedan sometidos a juicios eternos.

Sobre la mesa económica, de nuevo, tenemos varios gobiernos. Por un lado, el ministerio nos dice que no nos preocupemos, que la información que necesitamos está disponible. Los dirigentes del sector público han dicho que es imposible discutir el aumento salarial sin saber el contenido de la Ley de Presupuesto Nacional. El ministro dice que es una Ley pública y que está en la página web de la Asamblea Nacional, pero cuando le das clic no está disponible. Lo mismo pasa con la estadística del BCV y del INE (Instituto Nacional de Estadística). ¿Cómo discuto un aumento si no sé cuántos trabajadores tengo en el sector agroalimentario o el de construcción, etc?

Este año se ha caracterizado por el reinicio de las protestas protagonizadas por los trabajadores del sector público. ¿Sobre la Onapre qué se ha discutido en el marco de la OIT?

Es parte de la agenda que llevan las organizaciones sindicales CTV y ASI a las mesas de diálogo. No puede haber diálogo social con destrucción de los derechos laborales. El instructivo Onapre implica un recorte de hasta 40% del salario de trabajadores con alta antigüedad y alta capacitación, como por ejemplo un trabajador con maestría y más de 25 años de trabajo. Ahora, nuevamente están diciendo que van a pagar la bonificación de fin de año en partecitas en periodo de inflación. Eso es una confiscación de los ingresos de los trabajadores.

El ministro Francisco Torrealba dice que hay avances, ¿qué opina al respecto y cuáles son sus expectativas de la próxima visita de la OIT al país?

El ministro se ve con una gran disposición a conversar, pero para que el diálogo social sea real, se tiene que llegar a acuerdos tangibles que se cumplan. Si no se ven resultados concretos no es un diálogo social verdadero. El ministro te puede recibir, sentarse contigo, y por otro lado sigue el gobierno metiendo presos a dirigentes sindicales y sigue el instructivo Onapre aplicándose, entonces de qué sirve estar sentado si no se consiguen soluciones concretas. Pero a la vez, el solo hecho de estar sentados es positivo porque el gobierno se negó por muchos años a cumplir con las recomendaciones de la comisión de Encuesta de la OIT.

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO