Investigadora plantea un censo de la diáspora para conocer sus necesidades - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 27 NOVIEMBRE, 2019 17:12

Investigadora plantea un censo de la diáspora para conocer sus necesidades

Texto por Deisy Martínez │@deicamar Fotos por Mairet Chourio | @mairetchourio

Ver más de

Deisy Martínez │@deicamar

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La investigadora venezolana del Instituto de Justicia Transicional de la Ulster University (Irlanda del Norte), Cristal Palacios, señaló lo importante y urgente en la actualidad, de levantar un censo de la diáspora para conocer las necesidades de quienes se fueron para buscar mejores oportunidades y calidad de vida.

¿Quiénes son?, ¿dónde están?, pero sobre todo ¿cuál es la situación de los venezolanos que han salido del país incluso antes de 2014?, fecha que la Acnur toma en cuenta para contabilizar a más de 4 millones de migrantes venezolanos, son preguntas relacionadas con la diáspora que no pueden ser respondidas con datos concretos.

El planteamiento fue hecho por la psicólogo en su ponencia “El rol de las diásporas en los procesos de construcción de paz y justicia transicional”, que formó parte del Foro Chevening de Justicia Transicional, organizado por la Embajada Británica en los espacios del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello (Ciap-Ucab) en su sede en La Castellana.

“Urge un censo de la diáspora para saber quiénes somos y qué necesitamos, pensar en ella más allá de las remesas y de los votos. No se está haciendo un proceso de evaluación de las necesidades de atención a gran escala que incluyan lo psicosocial, solo se realiza con los refugiados pero estamos dejando por fuera a una gran cantidad de personas, no sabemos exactamente cuántos somos y eso es parte de la tragedia”, explicó

Palacios mencionó que se habla de 6 millones de migrantes para finales de este año, “pero se comenzó a contar desde 2014, qué pasa con la gente que se fue desde 2002, como los que fueron botados de Pdvsa ¿todos están bien?, muchos sí pero otros no, siguen ilegales y en condiciones precarias”, alertó.

Un tema puesto en el tapete son las muertes trágicas de compatriotas en otros países o en el cruce de las fronteras terrestres, sobre los que no existe un levantamiento estadístico más allá de las informaciones aparecidas en medios de comunicación de los países de acogida o tránsito.

Muchos fueron enterrados en fosas comunes porque no fueron reclamados por nadie, y otros recibieron sepultura en los territorios de residencia porque sus allegados carecieron de recursos y apoyo para la repatriación.

Inclusión

La también coordinadora de Psicodiáspora (red de psicólogos y psiquiatras que brinda asistencia a venezolanos en el exterior) destacó que dicho censo forma parte de las medidas a tomar para que la diáspora sea incluida en la justicia transicional.

Este mecanismo es planificado para encontrar la verdad sobre las violaciones masivas y sistemáticas de derechos humanos en el país en un período determinado, sancionar a los responsables, resarcir a las víctimas y lograr la pacificación y reconciliación del país apenas se produzca un cambio político.

La razón, se explicó en el foro, es que se trata de una migración forzada principalmente por la emergencia humanitaria del país y la represión directa, lo que también constituye una violación a los derechos humanos.

Palacios enfatizó que tanto los migrantes como los familiares que dejaron aquí deben ser tomados en cuenta a la hora de diseñar y aprobar alguna legislación, que será necesaria para su reinserción en el país si deciden regresar.

“Si queremos activar nuestra diáspora para la transición de paz es reconocernos como una nación transnacional, es decir, que tiene límites más allá de nuestro territorio geopolítico, porque la gente que se fue sigue vinculada al país por lazos afectivos, intereses políticos y desde la participación”, añadió.