Sobre guerra, corrupción y descontento se habló en tercer día del Congreso del Psuv  

POLÍTICA · 7 MARZO, 2022 18:06

Ver más de

Deisy Martínez


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Este lunes 7 de marzo, el V Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) continuó sus sesiones en el Teatro Teresa Carreño, con la presencia de la alta dirigencia del chavismo.

Al complejo cultural asistieron la vicepresidenta de la República del gobierno de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez; el presidente de la Asamblea Nacional (AN) de 2020, Jorge Rodríguez, y el primer vicepresidente del Psuv, Diosdado Cabello.

No a la guerra 

Durante su intervención, Delcy Rodríguez se refirió al conflicto entre Rusia y Ucrania para llamar al diálogo y a la paz. Pese al apoyo irrestricto de Maduro al presidente ruso, Vladimir Putin, en su invasión a Ucrania, la funcionaria aseguró que «nunca» verán a Miraflores ni al Psuv del lado de la guerra.

«Llamamos al diálogo, a que las resoluciones sean a través de mecanismos pacíficos. Nunca nos verán en las filas de la guerra en sí misma, o por la guerra. Siempre nos verán por los derechos del ser humano», sostuvo.

Las palabras de Rodríguez llamaron la atención porque se producen luego de que este fin de semana se estableciera un primer contacto directo entre funcionarios de alto nivel de los gobiernos de Joe Biden y de Maduro, para tratar temas energéticos, en medio de la incursión rusa a territorio ucraniano.

La reunión en Caracas fue confirmada por la secretaria de prensa del gobierno de Estados Unidos, Jen Psaki, quien indicó que en el encuentro se trataron varios temas, entre ellos la seguridad energética y la salud de ciudadanos estadounidenses detenidos en Venezuela.

Diosdado Cabello: No sabemos cuándo serán las elecciones presidenciales

 Castigo a los corruptos

Delcy Rodríguez también aprovechó el espacio para informar que la gestión de Maduro se encuentra en un proceso de revisión de los hospitales del sistema público de salud. Manifestó su pesar por la «burocracia, indolencia y corrupción» detectadas.

«Por un lado le piden al pueblo que lleve una inyectadora y por el otro un funcionario se la roba», fustigó, para luego instar a la contraloría ciudadana para denunciar y combatir la corrupción y mejorar la gestión de gobierno. Señaló que no es lo mismo lo que puedan hacer los gobiernos municipales y regionales que la misma gente que sabe lo que se padece.

 «El presidente pide que tengan ojos, oídos, que sientan el dolor del pueblo cuando va a un hospital. Hacemos un llamado a la participación para hacer posible el buen gobierno», subrayó.

 Fue secundada por su hermano, Jorge Rodríguez, en el tema de la corrupción al cuestionar «las camionetotas» y escoltas que exhiben viceministros y diputados de la AN con mayoría del chavismo. Llamó a entender que los cargos públicos son un deber y no un privilegio, a estar pendientes de «no equivocarse» y «ser, no parecer, honestos».

 «A ustedes le asignan una camioneta, entonces necesita escoltas y los empiezan a ver bonito y a invitar a cenas en restaurantes. Véanse en el espejo y pregúntense si el que lo invita no viene con intenciones degradativas, terminas adquiriendo los elementos ideológicos de lo que dices combatir», reprochó.

 Recordó que según palabras del Libertador, Simón Bolívar, los corruptos debían tener «pena de muerte» y recalcó la orden de Maduro de buscar «estén donde estén» a los corruptos y castigarlos.

 Advirtió asimismo, que promover la división entre las filas revolucionarias es traición, así como lo es incurrir en hechos ilícitos contra el patrimonio público.

 Cargos a la orden

 El V Congreso del Psuv, junto al IV la Juventud del Psuv, se instaló este sábado 5 de marzo en el Teresa Carreño en Caracas, con la presencia de 2.400 delegados entre territoriales y sectoriales, estos últimos representan a 25 movimientos, escogidos durante dos días en asambleas de las Unidades de Batalla Bolívar Chávez (Ubch), más 37 delegados internacionales. Con este evento, el Psuv promete hacer una revisión interna en todas las estructuras del partido.

 «En cada Congreso implica que los miembros de la Dirección Nacional y de la JPsuv ponemos nuestros cargos a la orden, eso está claro, es para elegir a las autoridades, no debe haber apego a cargos. Por eso hemos combatido a los grupos, los sectorcitos, los que quieren ser más que otros, este partido es de hombres y mujeres iguales, con la misma responsabilidad», expresó Cabello durante su intervención.

 Cabello señaló que del Congreso quedaron excluidos 22 delegados escogidos que no fueron a votar en las megaelecciones regionales del 21 de noviembre, por falta de «ética revolucionaria». Cuestionó que fueron seleccionados gracias a los llamados «tubos» y a las imposiciones de grupos.

 «Usted puede estar de acuerdo o no, lo que no puede hacer es hacerle el trabajo a la oligarquía (…) El consenso es de las bases, no de los dirigentes, algunos se reunieron e impusieron. No permitamos que la bomba de tiempo del descontento siga creciendo, vamos al encuentro de los desplazados por los grupos, de los que no quieren escuchar», instó.