Guaidó: La usurpación ha durado mucho más de lo que todos queremos - Efecto Cocuyo

POLÍTICA · 28 AGOSTO, 2019 17:23

Guaidó: La usurpación ha durado mucho más de lo que todos queremos

Texto por Cristofer García | @cristofueg

Ver más de

Cristofer García | @cristofueg

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El presidente encargado Juan Guaidó reconoció el retraso en el “cese de la usurpación”, el proceso de transición política que lidera con el objetivo de apartar a Nicolás Maduro del poder. Sin embargo, el jefe del Parlamento apuesta a la presión diplomática para forzar a unas elecciones con garantías.

“La usurpación ha durado mucho más de lo que todos queremos, hoy todos queremos ejercer mucha más presión. Necesitamos mucha organización, como la vimos, primero social, y hoy también política para ejercer cada una de las competencias”, dijo Guaidó, este miércoles, 28 de agosto.

Desde la Universidad Metropolitana, previo a un evento del Plan País, Guaidó resaltó la importancia de la presión internacional en este proceso. “Depende de todos los factores, tanto nacional como internacional”, dijo.

Para ello designó a Julio Borges en el cargo de comisionado Presidencial para las Relaciones Exteriores, para “aumentar la presión sobre la dictadura, presión financiera, buscar respaldo adicional en el mundo, hacer crecer una coalición sin precedentes”.

No obstante, el presidente encargado reveló que, aparte de las designaciones presidenciales de este miércoles, en los próximos días hará anuncios importantes para una mayor escalada en lo que califica como presión diplomática.

“Cada Comisionado Presidencial tendrá un adjunto y un comité en las comisiones presidenciales. En los próximos días  designaremos los agregados militares en las distintas embajadas y avanzaremos en lo que ha sido principalmente el ejercicio de la presión”.

En cuanto a estas designaciones, el jefe del Parlamento afirmó que se trata de los preparativos de su administración, previo a unas elecciones con garantías, que demanda desde enero como inicio de la transición política.

“Hoy Venezuela vive una dictadura, vive una emergencia humanitaria compleja, que no solo la vivimos los venezolanos sino que amenaza a la región. Prepararnos para una potencial elección libre, en este momento estamos preparados y podemos hacerlo”.

También insistió en la organización ciudadana y las actividades de calle para presionar  socialmente a la administración chavista. Sin embargo, Guaidó ha desistido de las convocatorias masivas y, en cambio, ha optado por las llamadas jornadas casa por casa, para articular a sus simpatizantes.

“La usurpación ha hostigado al venezolano, es momento de avanzar en las pocas capacidades que le faltan al pueblo, la articulación, la organización y definitivamente avanzar en conjunto con lo nacional e internacional”.

Este miércoles el jefe del Parlamento también presentó el capítulo de Obras e Infraestructura del Plan País, durante el cual, junto a Enzo Betancourt presidente del Colegio de Ingenieros y otros profesionales del área, resaltó la importancia de desarrollar las estructuras, luego de la transición política.

Diálogo sin fecha

El retorno a la mesa de negociaciones entre los representantes del presidente (e) y el Gobierno de Maduro aún es incierto. Aunque ambas partes han afirmado tímidamente que podría haber un eventual retorno al diálogo, ya han pasado tres semanas desde que la administración chavista interrumpió las conversaciones.

Guaidó reiteró que aún no hay fecha para negociar de nuevo, pero que solo volverían a una mesa de negociación si el objetivo final es una transición política de acuerdo a los tres pasos que estableció desde que se juramentó como encargado del Ejecutivo: Cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres.

“Hemos insistido en la solución, el que ha insistido en burlarse de los venezolanos es el régimen. Insistimos en la máxima presión para lograr una transición. El régimen solo puede hacer la transición más larga y más costosa”.

Leopoldo López

Este miércoles, junto al nombramiento de Borges, la designación más importante de Guaidó fue la de colocar al líder de Voluntad Popular -partido de Guaidó- como Coordinador General del Centro de Gobierno.

López se encuentra en condición de huésped en la embajada de España en Caracas, luego de que el pasado 30 de abril, durante el alzamiento militar, rompiera su arresto domiciliario.

No obstante, aunque el gobierno europeo ha afirmado que no aceptará activismo político en la sede diplomática por parte de López, Guaidó insistió en que respetarán las reglas de España.

“El Centro de Gobierno va a ser un espacio de articulación y lo haremos de la mejor manera posible para respetar las reglas de la embajada”.

El presidente encargado también nombró a Alejandro Plaz como Comisionado Presidencial para el Desarrollo Económico, a Javier Troconis como comisionado Presidencial para Gestión y Recuperación de Activos y a Humberto Prado como comisionado Presidencial para los Derechos Humanos y atención a la víctima.

“Todos los que han colaborado con el ejercicio del gobierno encargado saben el riesgo que esto implica. Es un riesgo que tienen hoy de cárcel, de persecución. Vamos a ejercer las competencias que logremos arrancarle al régimen”, dijo Guaidó.

Lea más:

Guaidó nombra a Leopoldo López Coordinador de Gobierno y a Borges como Canciller

Fotos: Iván Reyes.