Gobierno de Maduro rechaza agresiones contra migración venezolana en Iquique

POLÍTICA · 26 SEPTIEMBRE, 2021 17:00

Ver más de

Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

Foto por Efe

¿Cómo valoras esta información?

23
QUÉ CHÉVERE
11
QUÉ INDIGNANTE
15
QUÉ CHIMBO

La vicepresidenta ejecutiva de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, expresó su rechazo al desalojo de migrantes venezolanos y los ataques que sufrieron este sábado 25 de septiembre en la población de Iquique, al norte de Chile.

“Venezuela repudia la xenofobia y agresiones contra migrantes venezolanos y exige a las autoridades nacionales y locales de Chile respeto a la integridad física y sicológica de nuestros connacionales”, dijo la funcionaria este domingo en su cuenta de Twitter.

Informó en esta misma red social que el mandatario chavista ordenó activar el Plan Vuelta a la Patria, un programa que garantiza el retorno en aviones de la aerolínea estatal Conviasa de migrantes venezolanos que han manifestado su deseo de retornar al país, en medio de la crisis que ha generado la pandemia del COVID-19 en Suramérica y otros países de América.

Desalojo, ataques y condena

El viernes los Carabineros de Chile (Policía) desalojaron de forma masiva a un grupo de aproximadamente 300 personas que tenía un campamento en la plaza de Iquique, una de las poblaciones de la región chilena de Tarapacá, que es una zona fronteriza con Bolivia.

Los migrantes tenían tiempo viviendo en la plaza Brasil en carpas y colchonetas; sin embargo por disposición del gobierno de Sebastián Piñera se ordenó su desalojo.

Un día después residentes de esta localidad salieron a las calles en una manifestación que desembocó en violencia, cuando personas quemaron las carpas y otras pertenencias de las personas migrantes.

Tanto el desalojo como los ataques recibieron la condena del relator de derechos humanos para migrantes de Naciones Unidas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Agencia de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Igualmente organizaciones de la sociedad civil chilena demandaron un cambio de política migratoria a Piñera, que tenga un enfoque basado en el respeto a los derechos humanos de la población migrante, además de condenar las expulsiones masivas que han aplicado desde inicios de este año.