Gobierno de Maduro está obligado a cumplir con las recomendaciones de la OIT, afirma periodista Carlos Seijas #CocuyoClaroyRaspao

POLÍTICA · 28 ABRIL, 2022 20:04

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Luego de 29 años de ausencia en Venezuela, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se instaló en Venezuela con la finalidad de mediar en las mesas de negociación entre trabajadores, empleadores y representantes del Estado, para así tratar de buscar mejoras en el clima laboral del país.

Luego de una tortuosa relación con el Gobierno chavista y de diagnósticos rechazados por Miraflores, la OIT logra instalar en Venezuela mesas de negociación con trabajadores, empleadores y representantes del Estado, cosa que no sucedía desde 1994.

Tras una frustrada visita en 2018 de una comisión de este tipo, impedida por orden del Ejecutivo, y del no acatamiento por parte del Gobierno de Nicolás Maduro de las recomendaciones de la Comisión de Encuestas de la OIT (Comisión investigadora de las condiciones laborales de un país), se logra instalar en Venezuela una ronda de negociaciones tripartita.

Para entender cuáles serán los alcances de esta visita y el porqué es importante para los venezolanos, el #CocuyoClaroyRaspao de este jueves tiene como invitado al periodista de la fuente económica Carlos Seijas, quien junto con los moderadores de este espacio, Luz Mely Reyes, directora de Efecto Cocuyo, y Xabier Coscojuela, director de Tal Cual, explicó lo que podría venir tras ello.

La OIT ya aplicó su máximo mecanismo de control en Venezuela: ¿qué sigue ahora?

«Una comisión de encuesta es el procedimiento de investigación más alto de la OIT. Estos procesos de los organismos internacionales son más lentos y es lo que la gente siente», indicó Seijas.

Seijas explicó que lo que han pedido los trabajadores en este diálogo es que lo que se negocie debe centrarse en el respeto a los convenios laborales firmados por Venezuela con la OIT, en especial la autonomía sindical.

«La queja se examinó por la OIT en seis ocasiones, iban a enviar una misión que no pudo venir por objeciones del gobierno», dijo.

Sobre las expectativas que se tienen acerca de si el Gobierno de Maduro cumplirá o no con lo que se acuerde o con las recomendaciones de la OIT, el joven periodista refiere a que esto sería una obligación y no respondería a los caprichos del principal empleador del país.

««Venezuela es un país miembro de la OIT, es decir, el gobierno está obligado a cumplir con las recomendaciones hechas por este organismo», recalcó.

Vea el programa aquí: