Expertos advierten que regreso de Venezuela a la CAN requiere correctivos, consulta y planificación

POLÍTICA · 6 NOVIEMBRE, 2022 10:45

Ver más de

Deisy Martínez


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Después de 16 años fuera del pacto, Nicolás Maduro confirmó la decisión de su gobierno de regresar a Venezuela a la Comunidad Andina de Naciones (CAN). El anuncio se hizo un día después del encuentro en Caracas con el presidente de Colombia, Gustavo Petro, quien también solicitó a Miraflores el retorno al Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Pero no basta la disposición. Analistas consultados por Efecto Cocuyo señalaron que si bien es positiva la decisión del Ejecutivo nacional se debe preparar un camino, consultado entre Gobierno y actores privados, para que la vuelta a la CAN no represente una desventaja para el país con un aparato productivo mermado, como consecuencia de políticas económicas erradas.

La CAN un mecanismo de integración subregional creado mediante el Acuerdo de Cartagena del 26 de mayo 1969, con el propósito de alcanzar un desarrollo integral, equilibrado y autónomo en común de los Estados y los pueblos andino a través de la cooperación económica y social. Está conformado por países miembros; Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú; países asociados: Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay y países observadores: España y Marruecos.

En 2006, Hugo Chávez anunció la salida de Venezuela del mecanismo en protesta por el Tratado de Libre Comercio que Colombia y Perú firmaron con Estados Unidos. «No le sirve a los indios, a los negros, a los pobres», argumentó el exmandatario.

Momento «complicado»

«Que Venezuela vuelva a los mecanismos de integración regional es positivo, nunca debió haberse salido por el dinamismo que tenía la economía en ese momento (2006) y ahora la decisión de retornar a la CAN se produce en un momento complicado, por lo vivido en los últimos diez años de contracción económica y sanciones internacionales, pero había que hacerlo en algún momento», sostuvo el expresidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno.

Según el Fondo Monetario Internacional, recogidas por el semanario Exclusivas Económicas, para 2006, Venezuela era la principal economía del grupo de integración, con un Producto Interno Bruto (PIB) que en términos reales superaba 178.000 millones de dólares, seguida de Colombia y Perú. El intercambio comercial en el organismo llegaba a 9.000 millones de dólares, por lo que la salida de Venezuela causó sorpresa en los países miembros.

Cusanno subrayó que el reingreso de Venezuela requerirá de capacidades y condiciones técnicas de negociaciones que sean beneficiosas para el país en términos de que los exportadores venezolanos ganen espacio en el mercado ampliado para vender sus productos, lo cual, advirtió implica una competitividad que deberán asumir los empresarios agobiados por la falta de crédito y el colapso de servicios públicos.

«Sin competitividad será difícil entrar a esos mercados pero es una realidad a la que hay que enfrentarse porque es una buena oportunidad para el país. Requerirá unión del sector productivo para identificar qué sectores por regiones se pueden desarrollar más rápido que otros para ser competitivos. Es más complejo que escuchar propuestas de los privados se necesita un modelo de desarrollo económico e incentivos para poder participar en la CAN», señaló el abogado.

A su juico, el reingreso de Venezuela al mecanismo no se puede manejar como algo inmediato sino que requiere de planificación. Recordó que así como no ha sido fácil la reactivación plena de la frontera con Colombia tampoco lo será volver a integrarse a un organismo multilateral con una serie de reglas y acuerdos.

«Más allá de la intención política no es un logro de corto plazo, se necesitan estrategias para lograr los objetivos», añadió el empresario.

Cinco claves de la visita de cinco horas del presidente Gustavo Petro a Caracas

Tras primer encuentro oficial, Petro y Maduro mencionaron regreso de Venezuela a la CAN

Compás de espera

El embajador retirado del Ministerio de Relaciones Exteriores, Gerson Revanales indicó que luego de la confirmación de regreso de Maduro podría instruir al canciller para solicitar la adhesión ante la Secretaría de la CAN y quizás abrir un período de consulta antes del reingreso definitivo.

«Los empresarios venezolanos, sin medidas de protección, a duras penas se mantienen. Es positivo el reingreso pero tiene que ser muy bien evaluado y consultado, no basta la solicitud de Petro, si no hay una consulta nacional con empresarios será un peligro. Nos vamos a llenar de productos andinos de muy buena calidad pero sin tener qué exportar porque los empresarios se convirtieron en importadores para poder subsistir», alertó el diplomático de carrera.

Apuntó que además del tema comercial hay compromisos en materia aduanera, turística y educativa y una serie de requisitos que el país debe cumplir para ser parte de la CAN. Resaltó las relaciones del mecanismo con la Unión Europea y países independientes como Israel por lo que se pregunta si el gobierno de Maduro está dispuesto también a relacionarse.

«Venezuela debe probar su musculatura para competir en un mercado ampliado, por lo que lo recomendable es abrir un compás de espera para adaptarnos y ajustar políticas macroeconómicas para corregir en materia monetaria, inflación y la tasa de desempleo», dijo.

Observó que la reactivación de la economía también pasa por atraer la inversión extranjera a la que de momento no se le ofrecen garantías para venir al país con un marco jurídico que genere confianza. Aunque reflexionó que quizás con un regreso a la CAN, Maduro esté más dispuesto a cambiar sus políticas hacia una economía más abierta y dejar la ideología solo para el discurso político.

Dudas

Medios internacionales han reseñado la resistencia del presidente de Ecuador, Guillermo Lasso con relación a que Venezuela, bajo el gobierno de Maduro, reingrese a la CAN. Lasso reconoce a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela.

Al respecto, el experto en Derecho Internacional y Diplomacia, Mariano de Alba, recordó que según el Acuerdo de Cartagena, los Estados miembros de la CAN deben aprobar la adhesión sujeto a ciertas condiciones. Destacó que es una oportunidad para la reinserción internacional de Venezuela, bajo el mando de Maduro, de la mano del Gobierno de Colombia, a cambio de ciertas concesiones que está por verse si se producen.

El politólogo y exdiputado de 2015, Ángel Medina expresó sus dudas de que Miraflores sea capaz de cumplir con los compromisos que adquiera en su regreso a la CAN así como ocurrió con el Mercosur del cual el país fue suspendido indefinidamente en 2017, señalado de una cruenta represión contra las manifestaciones masivas por parte del gobierno de Maduro y la instalación de una cuestionada Asamblea Nacional Constituyente.

«La etapa Mercosur fue otra de las grandes promesas que nunca cumplieron, el proyecto de gasoducto que atravesaría todo el sur del continente quedo en nada. Al final, Venezuela era moroso en Parlasur, Mercosur y muy inútil en consolidar gran intercambio comercial. La CAN es un sistema que implica organismos ejecutivos, un Tribunal Andino, la CAF, una universidad, un Parlamento, consejos, comisiones y muchos convenios. Recuperarse en cada espacio va a costar y entraremos con mucho rezago», aseguró.

 

POLÍTICA · 8 DICIEMBRE, 2022

Expertos advierten que regreso de Venezuela a la CAN requiere correctivos, consulta y planificación

Texto por Deisy Martínez

Después de 16 años fuera del pacto, Nicolás Maduro confirmó la decisión de su gobierno de regresar a Venezuela a la Comunidad Andina de Naciones (CAN). El anuncio se hizo un día después del encuentro en Caracas con el presidente de Colombia, Gustavo Petro, quien también solicitó a Miraflores el retorno al Sistema Interamericano de Derechos Humanos.

Pero no basta la disposición. Analistas consultados por Efecto Cocuyo señalaron que si bien es positiva la decisión del Ejecutivo nacional se debe preparar un camino, consultado entre Gobierno y actores privados, para que la vuelta a la CAN no represente una desventaja para el país con un aparato productivo mermado, como consecuencia de políticas económicas erradas.

La CAN un mecanismo de integración subregional creado mediante el Acuerdo de Cartagena del 26 de mayo 1969, con el propósito de alcanzar un desarrollo integral, equilibrado y autónomo en común de los Estados y los pueblos andino a través de la cooperación económica y social. Está conformado por países miembros; Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú; países asociados: Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay y países observadores: España y Marruecos.

En 2006, Hugo Chávez anunció la salida de Venezuela del mecanismo en protesta por el Tratado de Libre Comercio que Colombia y Perú firmaron con Estados Unidos. «No le sirve a los indios, a los negros, a los pobres», argumentó el exmandatario.

Momento «complicado»

«Que Venezuela vuelva a los mecanismos de integración regional es positivo, nunca debió haberse salido por el dinamismo que tenía la economía en ese momento (2006) y ahora la decisión de retornar a la CAN se produce en un momento complicado, por lo vivido en los últimos diez años de contracción económica y sanciones internacionales, pero había que hacerlo en algún momento», sostuvo el expresidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno.

Según el Fondo Monetario Internacional, recogidas por el semanario Exclusivas Económicas, para 2006, Venezuela era la principal economía del grupo de integración, con un Producto Interno Bruto (PIB) que en términos reales superaba 178.000 millones de dólares, seguida de Colombia y Perú. El intercambio comercial en el organismo llegaba a 9.000 millones de dólares, por lo que la salida de Venezuela causó sorpresa en los países miembros.

Cusanno subrayó que el reingreso de Venezuela requerirá de capacidades y condiciones técnicas de negociaciones que sean beneficiosas para el país en términos de que los exportadores venezolanos ganen espacio en el mercado ampliado para vender sus productos, lo cual, advirtió implica una competitividad que deberán asumir los empresarios agobiados por la falta de crédito y el colapso de servicios públicos.

«Sin competitividad será difícil entrar a esos mercados pero es una realidad a la que hay que enfrentarse porque es una buena oportunidad para el país. Requerirá unión del sector productivo para identificar qué sectores por regiones se pueden desarrollar más rápido que otros para ser competitivos. Es más complejo que escuchar propuestas de los privados se necesita un modelo de desarrollo económico e incentivos para poder participar en la CAN», señaló el abogado.

A su juico, el reingreso de Venezuela al mecanismo no se puede manejar como algo inmediato sino que requiere de planificación. Recordó que así como no ha sido fácil la reactivación plena de la frontera con Colombia tampoco lo será volver a integrarse a un organismo multilateral con una serie de reglas y acuerdos.

«Más allá de la intención política no es un logro de corto plazo, se necesitan estrategias para lograr los objetivos», añadió el empresario.

Cinco claves de la visita de cinco horas del presidente Gustavo Petro a Caracas

Tras primer encuentro oficial, Petro y Maduro mencionaron regreso de Venezuela a la CAN

Compás de espera

El embajador retirado del Ministerio de Relaciones Exteriores, Gerson Revanales indicó que luego de la confirmación de regreso de Maduro podría instruir al canciller para solicitar la adhesión ante la Secretaría de la CAN y quizás abrir un período de consulta antes del reingreso definitivo.

«Los empresarios venezolanos, sin medidas de protección, a duras penas se mantienen. Es positivo el reingreso pero tiene que ser muy bien evaluado y consultado, no basta la solicitud de Petro, si no hay una consulta nacional con empresarios será un peligro. Nos vamos a llenar de productos andinos de muy buena calidad pero sin tener qué exportar porque los empresarios se convirtieron en importadores para poder subsistir», alertó el diplomático de carrera.

Apuntó que además del tema comercial hay compromisos en materia aduanera, turística y educativa y una serie de requisitos que el país debe cumplir para ser parte de la CAN. Resaltó las relaciones del mecanismo con la Unión Europea y países independientes como Israel por lo que se pregunta si el gobierno de Maduro está dispuesto también a relacionarse.

«Venezuela debe probar su musculatura para competir en un mercado ampliado, por lo que lo recomendable es abrir un compás de espera para adaptarnos y ajustar políticas macroeconómicas para corregir en materia monetaria, inflación y la tasa de desempleo», dijo.

Observó que la reactivación de la economía también pasa por atraer la inversión extranjera a la que de momento no se le ofrecen garantías para venir al país con un marco jurídico que genere confianza. Aunque reflexionó que quizás con un regreso a la CAN, Maduro esté más dispuesto a cambiar sus políticas hacia una economía más abierta y dejar la ideología solo para el discurso político.

Dudas

Medios internacionales han reseñado la resistencia del presidente de Ecuador, Guillermo Lasso con relación a que Venezuela, bajo el gobierno de Maduro, reingrese a la CAN. Lasso reconoce a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela.

Al respecto, el experto en Derecho Internacional y Diplomacia, Mariano de Alba, recordó que según el Acuerdo de Cartagena, los Estados miembros de la CAN deben aprobar la adhesión sujeto a ciertas condiciones. Destacó que es una oportunidad para la reinserción internacional de Venezuela, bajo el mando de Maduro, de la mano del Gobierno de Colombia, a cambio de ciertas concesiones que está por verse si se producen.

El politólogo y exdiputado de 2015, Ángel Medina expresó sus dudas de que Miraflores sea capaz de cumplir con los compromisos que adquiera en su regreso a la CAN así como ocurrió con el Mercosur del cual el país fue suspendido indefinidamente en 2017, señalado de una cruenta represión contra las manifestaciones masivas por parte del gobierno de Maduro y la instalación de una cuestionada Asamblea Nacional Constituyente.

«La etapa Mercosur fue otra de las grandes promesas que nunca cumplieron, el proyecto de gasoducto que atravesaría todo el sur del continente quedo en nada. Al final, Venezuela era moroso en Parlasur, Mercosur y muy inútil en consolidar gran intercambio comercial. La CAN es un sistema que implica organismos ejecutivos, un Tribunal Andino, la CAF, una universidad, un Parlamento, consejos, comisiones y muchos convenios. Recuperarse en cada espacio va a costar y entraremos con mucho rezago», aseguró.

 

¿Cómo valoras esta información?

1

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO