“El tema electoral no se puede despreciar ni abandonar” en 2021, señala Benigno Alarcón

POLÍTICA · 11 DICIEMBRE, 2020 12:52

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

Foto por Iván Ernesto Reyes

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El politólogo Benigno Alarcón recordó durante el foro Prospectiva Venezuela 2021 que las elecciones pueden ser hitos que inicien un proceso de transición política hacia la democracia.

Para que estos procesos presionen el cambio es necesario que sirvan para hacer la represión más costosa para el régimen autoritario y permitan que la oposición se unifique, movilice y gane legitimidad.

Los comicios también hacen la democratización si logran que el régimen se vuelva más tolerante con la oposición (porque ello le hace ver más legítimo), pero termina originando deserción de los suyos hacia la oposición.

De cara a las elecciones de alcaldes y gobernadores que están previstas para 2021, el director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) instó a las fuerzas democráticas a “no despreciar ni abandonar” el tema electoral.

No obstante, advirtió que la estrategia del gobierno de Nicolás Maduro será la misma que aplicó en las parlamentarias del pasado 6 de diciembre, la cual consiste en ofrecer incentivos para que participe el sector opositor que considera irrelevante, dividir a las fuerzas democráticas, y procurar una elección multipartidista (varios partidos) más no competitiva que sirva para diluir los votos opositores y asegurar la victoria chavista.

Pese a esto, opina que los próximos procesos electorales pueden convertirse en oportunidades para los adversarios de Nicolás Maduro siempre que sepan sortear el ventajismo y las violaciones constitucionales. “Este gobierno no va a ofrecer condiciones perfectas para ir a una elección, la elección siempre va a ser un campo minado, pero a algunos países les han servido esos eventos, incluso siendo precarios, para acumular fuerza”, sostiene.

Otra ventana de oportunidad que destaca es la irrelevancia de la oposición que estuvo representada en la Mesa de Diálogo Nacional. “La nueva oposición ni es nueva ni es alternativa, la votación por estos partidos recibieron el 6 de diciembre fue tremendamente precaria, lo cual hace que no tengan capacidad para sustituir a la oposición tradicional”, apunta.

Tareas

La oposición debe generar otra estructura unitaria (tomando como referencia a la Mesa de la Unidad Democrática) y concentrar sus esfuerzos en reorganizarse política y territorialmente, según Alarcón. “Tienes que tener a las bases sociales organizadas en cada lugar del país, es necesaria la cohesión y definir mecanismos para resolver los conflictos internos, definir las reglas de juego para la toma de decisiones”, recomienda.

En cuanto a las sanciones contra Venezuela, el profesor alerta que el gobierno de Nicolás Maduro está transfiriendo parte del daño a la población, por esta razón, considera que es necesario revisar el alcance de estas restricciones.

“Le tengo mucho miedo a la normalización de la precariedad que es lo que busca el gobierno de Nicolás Maduro, una estabilización en el foso, pero creo que en la medida en que le bajen presión a la gente para que no dedique todas sus energías a sobrevivir estará más dispuesta a dedicarse a lo político”, expone.

Para el 2021 Alarcón ve como escenario más probable más autocratización y represión porque la oposición apostará por liderar la calle, aunque la variable del COVID-19 seguirá sirviendo al gobierno de Maduro para elevar el control social y la desmovilización.