“Un objetivo importante en el diálogo es ir reconstruyendo la economía”, afirma Abraham Lowenthal #ConLaLuz

POLÍTICA · 18 AGOSTO, 2021 20:13

Ver más de

Manuel Tomillo C. | @ManuelTomilloC


¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Para Abraham Lowenthal, presidente fundador del Consejo del Pacífico sobre Política Internacional, el memorando de entendimiento suscrito en el marco del nuevo proceso de negociación entre el gobierno y la oposición venezolanos significa algo de mucha importancia para el país y un buen comienzo para el diálogo, pues existe en ambos sectores un mutuo reconocimiento como actores de la coyuntura política de Venezuela.

No obstante, asegura que esas conversaciones, aunque las vislumbra con optimismo, no darán un resultado inmediato si no hay voluntad entre las partes.

“Las negociaciones nunca tienen en sí un éxito asegurado. Ellas sirven para, y esto es lo que se debe perseguir, achicar  el número de puntos de conflicto y llegar a un acuerdo”, dijo durante su participación en el espacio #ConLaLuz, conducido por la directora general de Efecto Cocuyo, Luz Mely Reyes.

El experto en política internacional asevera que para lograr esos acuerdos basta con enfatizar los puntos en los que ambos lados están de acuerdo, antes de buscar los puntos conflictivos.

“En las negociaciones hay puntos en conflicto y acuerdos, así que hay que enfatizar la unidad. Buscar los acuerdos o su posibilidad”, expresó.

Sostiene que ninguna de las partes, más allá de la política, debe olvidar otros temas de vital importancia para Venezuela, como la economía.

“Un objetivo importante es ir reconstruyendo la economía, no postergarlo para cuando haya un Gobierno ideal”, zanjó.

Nuevos desafíos

El especialista, destacado académico en asuntos interamericanos y director fundador del Programa, basa sus afirmaciones en extensas entrevistas e investigaciones sobre Venezuela, así como en un trabajo anterior que escribió sobre las transiciones de un gobierno autoritario a la democracia en América Latina y otras regiones.

Abraham Lowenthal en ese trabajo identifica los desafíos recurrentes que enfrentan tales transiciones y sugiere cómo se pueden mejorar las posibilidades de que un régimen autocrático ceda pacíficamente.

Sobre el lapso de seis meses que dieron los promotores y anfitriones del diálogo, Noruega y México, Lowenthal asegura que es un periodo razonable para que pueda lograrse una solución.

“Varios de esos procesos de transición en el mundo han tomado más tiempo, porque siempre hay un problema más difícil que otros. Pero esos seis meses son razonables para un entendimiento. Los partidos deben tener una visión de cómo podría ser Venezuela, que sea viable en algunos meses y no ficticia”, agregó.

Nuevas ideas para organizarse

Lowenthal afirma que en este proceso, más allá de establecer si el gobierno interino o Juan Guaidó van de salida, hay una gran oportunidad para que surjan nuevas ideas para la oposición de cómo organizarse.

“Hay que ver cómo ellos decidan hacer eso. De ello depende buscar la unidad y fomentar iniciativas que tienen que haber para cumplir los retos específicos y resolver los verdaderos problemas que hay que enfrentar”, señaló.

Para el politólogo el liderazgo es importante en un proceso de transición política, pues con ello se genera unidad y eso es “un gran reto para la oposición”.

Y en cuanto al punto de honor de la delegación de Nicolás Maduro, sobre la eliminación de sanciones en contra de entes y personeros de su gobierno, asegura que Estados Unidos lo mantendrá como parte de su estrategia de presión.

“No creo que EE. UU. vaya a poner fin a las sanciones de un día a otro. Su objetivo con ellas es evitar la violación de derechos humanos”, indicó.

Vea la entrevista aquí: