Lograr consenso entre actores claves: el reto de Comisión de Primaria tras eliminación del gobierno interino

POLÍTICA · 3 ENERO, 2023 21:45

Ver más de

Deisy Martínez

Foto por Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

En el debate sobre el destino del gobierno interino, dentro y fuera de la Asamblea Nacional (AN) de 2015 ,que el pasado 30 de diciembre decidió por mayoría parlamentaria eliminar la presidencia encargada, varias voces alertaron sobre los efectos negativos que tendría los desacuerdos evidenciados entre el llamado G3 y otros partidos encabezados por Voluntad Popular (VP) en la elección primaria para escoger al próximo candidato presidencial de la oposición.

¿Son insalvables las diferencias y la división exhibida por los partidos políticos en la AN de 2015 de cara a la contienda interna? Analistas políticos consultados por Efecto Cocuyo coinciden en que si bien las organizaciones políticas quedaron «muy mal paradas» ante una ciudadanía que de por sí tiene escasa confianza en el liderazgo opositor, la primaria presidencial aún pueden ser una oportunidad para arreglar el «entuerto».

Capacidad de la Comisión Nacional de la Primaria para generar consenso entre los actores, reglas claras y acciones definidas frente a distintos escenarios en los que el chavismo a través de las instituciones, presentará obstáculos a los comicios internos, serían la clave para el éxito o el fracaso del proceso.

Lo ocurrido

«La forma como se planteó eliminación del gobierno interino por parte de defensores y contrarios solo permitió constatar enormes y delicadas fisuras dentro de la oposición. Para la mayoría de la base opositora e inclusive para los desesperanzados oficialistas, que no son pocos, la pugnacidad observada, el uso de todo tipo de recursos para descalificar, generó mayor frustración y desasosiego y eso pudiera, por supuesto, afectar disposición a participar en unas potenciales primarias opositoras», señaló el politólogo Jesús Castellanos Vásquez.

La experta en comunicación política Carmen Beatríz Fernández coincidió en que las posturas expresadas en la sesión extraordinaria de la AN de 2015 que selló el fin del interinato fueron un «espectáculo triste» de división entre fuerzas opositoras. Aclaró que las diferencias siempre van a existir pero advirtió que si la oposición no puede lograr acuerdo de convivencia entre sus propias filas, mal puede generarlo en la ciudadanía.

Pese a ello, ambos analistas afirman que no todo está perdido y que el proceso de primaria puede ser una oportunidad de reencuentro y de generación de una candidatura que goce de legitimidad y apoyo de los actores participantes y del «gran elector» que es la ciudadanía.

«El principal problema de la oposición es la hiperfragmentación que es la fortaleza de (Nicolás) de Maduro y las dificultades para lograr acuerdos pueden generar dificultades a las primarias. El reto está en lograr esos acuerdos, reglas consensuadas porque sin ellos la primaria te va a arrojar un ganador minoritario y con escasa legitimidad», advirtió Fernández.

Con 72 votos a favor; 29 en contra y ocho salvados, la AN de 2015 decidió prorrogar su mandato por un año más y suprimir la presidencia encargada, tras un acalorado debate de más de siete horas.

«Esa decisión sin haber agotado las últimas consecuencias por un consenso, golpeará la posibilidad de una primaria (presidencial) exitosa. El que no haya un consenso y que se desatiendan recomendaciones de constitucionalistas, es una mala señal que se envía al colectivo (…) Nuestra credibilidad quedaría válidamente cuestionada», fustigó el diputado Biagio Pillieri, de Convergencia, antes de votar en contra de la eliminación del interinato.

Lograr consenso

Para Castellanos Vásquez, la Comisión Nacional de la Primaria mantuvo una «distancia institucional» frente al conflicto partidista que salpicó a académicos, sobre el destino del gobierno interino, lo que a su juicio es una «buena señal» de racionalidad.

No pocos se han preguntado si un dirigente o militante de VP partido de Juan Guaidó que se opuso a la decisión de la mayoría de Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo (UNT) y Primero Justicia (PJ) en la AN de 2015 que eliminó el interinato, puede apoyar al ganador de la primaria si es dirigente de cualquiera de esos tres partidos o viceversa.

«El reto es construir un discurso y un accionar oportuno, público y creíble de búsqueda de puntos de encuentros, que incluya, por supuesto, el respeto a los acuerdos y a los resultados de las acciones emprendidas conjuntamente», respondió el politólogo al cuestionamiento.

Fernández apuntó que la Comisión que preside el abogado Jesús María Casal tiene en sus manos la responsabilidad y que con la organización de la primaria presidencial generará resultados acorde a su capacidad de sentar en una mesa a los actores clave del proceso y lograr acuerdos.

«Si la primaria se resquebraja, se estaría promoviendo la definición de un candidato camino a 2024 por la vía del consenso, opción que tendría menos apoyo de los electores», alertó en un comunicado, el Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica, Andrés Bello (CEPyG-Ucab) del 27 de diciembre, cuando alertó sobre los posibles efectos de suprimir el interinato en la elección interna.

Una vez consumada la decisión de la AN de 2015, el director del CEPyG, Benigno Alarcón, señaló al gobernador del Zulia y líder de UNT, Manuel Rosales, sobre quien no pesa inhabilitación política, a diferencia de otros aspirantes a Miraflores, de no querer competir en la primaria y apostar a ser el candidato unitario de la oposición designado por consenso.

Comisión Nacional de Primaria solicitará al CNE habilitar centros de votación

Comisión de Primaria está en fase de convocatoria para conformar juntas regionales

Cómo generar confianza

En el contexto de profundización de la división opositora que marca dos aparentes bandos, el G3 (AD, PJ y UNT) vs VP, Vente Venezuela, La Causa R, Encuentro Ciudadano y Convergencia entre otros, ¿Cómo se conseguirá que el elector se anime a participar en una elección primaria?

«Lo más importante es que el discurso no sea de eliminación del contrario sino de búsqueda de puertas, o inclusive ventanas, o por lo menos de rendijas de encuentro entre el liderazgo opositor y de este con la población venezolana, que va más allá de la base opositora», sostiene el también exasesor del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Fernández agrega que es importante que en el proceso de primaria se visualicen ante los ciudadanos los consensos en lugar de los desacuerdos, puesto que, advirtió, si se convierte en una pelea de dimes y diretes entre actores, desmovilizará al gran elector que es la gente. Recordó que el objetivo de la primaria es llegar «fuerte» a 2024 como opción de real de cambio político, lo que va más allá de elegir al abanderado.

«No es una elección (presidencial) normal, no es un proceso lineal. Es todo un reto, una vez que se hagan las primarias después vienen los escenarios operativos como por ejemplo, qué hacer si el ganador es inhabilitado, debe existir la capacidad de tomar decisiones difíciles y oportunas ante una serie de dificultades que pueden ocurrir y eso pasa por sentar a los actores claves en una mesa y lograr acuerdos», insistió.

El potencial

El politólogo y aspirante a Miraflores Nicmer Evans, quien ha expresado su disposición a participar en la primaria, recientemente puso en duda la credibilidad del proceso interno. A su juicio, si una de las razones para eliminar el gobierno interino fue la corrupción en el manejo de activos en el exterior, no es menos cierto que AD, PJ y UNT también tienen responsabilidad al formar parte de la estructura.

«No creemos que valga la pena hacer unas primarias con esta gente», dijo tras recordar que esos partidos forman parte de la Plataforma Unitaria Democrática que designó a la Comisión Nacional de la Primaria.

De acuerdo con un sondeo de opinión pública realizado en el mes de noviembre de 2022; 25,8% de los encuestados respondieron que sí votarían en la primaria organizada por una comisión nacional designada, mientras que 25,5 % expresó que «quizás» sí acudiría a las urnas.

«Es un buen potencial de participación en primarias. Un 25 % que subirá o bajará según lo que se haga, malo sería 5 %. Si la primaria fuera hoy 11 % votaría (4,7 % muy alta y 6,3 % alta), lo que equivale a 1.700.000 personas, no es malo», sostuvo el director de la encuestadora Delphos, Félix Seijas, el 8 de diciembre.

 

POLÍTICA · 3 FEBRERO, 2023

Lograr consenso entre actores claves: el reto de Comisión de Primaria tras eliminación del gobierno interino

Texto por Deisy Martínez
Foto por Mairet Chourio

En el debate sobre el destino del gobierno interino, dentro y fuera de la Asamblea Nacional (AN) de 2015 ,que el pasado 30 de diciembre decidió por mayoría parlamentaria eliminar la presidencia encargada, varias voces alertaron sobre los efectos negativos que tendría los desacuerdos evidenciados entre el llamado G3 y otros partidos encabezados por Voluntad Popular (VP) en la elección primaria para escoger al próximo candidato presidencial de la oposición.

¿Son insalvables las diferencias y la división exhibida por los partidos políticos en la AN de 2015 de cara a la contienda interna? Analistas políticos consultados por Efecto Cocuyo coinciden en que si bien las organizaciones políticas quedaron «muy mal paradas» ante una ciudadanía que de por sí tiene escasa confianza en el liderazgo opositor, la primaria presidencial aún pueden ser una oportunidad para arreglar el «entuerto».

Capacidad de la Comisión Nacional de la Primaria para generar consenso entre los actores, reglas claras y acciones definidas frente a distintos escenarios en los que el chavismo a través de las instituciones, presentará obstáculos a los comicios internos, serían la clave para el éxito o el fracaso del proceso.

Lo ocurrido

«La forma como se planteó eliminación del gobierno interino por parte de defensores y contrarios solo permitió constatar enormes y delicadas fisuras dentro de la oposición. Para la mayoría de la base opositora e inclusive para los desesperanzados oficialistas, que no son pocos, la pugnacidad observada, el uso de todo tipo de recursos para descalificar, generó mayor frustración y desasosiego y eso pudiera, por supuesto, afectar disposición a participar en unas potenciales primarias opositoras», señaló el politólogo Jesús Castellanos Vásquez.

La experta en comunicación política Carmen Beatríz Fernández coincidió en que las posturas expresadas en la sesión extraordinaria de la AN de 2015 que selló el fin del interinato fueron un «espectáculo triste» de división entre fuerzas opositoras. Aclaró que las diferencias siempre van a existir pero advirtió que si la oposición no puede lograr acuerdo de convivencia entre sus propias filas, mal puede generarlo en la ciudadanía.

Pese a ello, ambos analistas afirman que no todo está perdido y que el proceso de primaria puede ser una oportunidad de reencuentro y de generación de una candidatura que goce de legitimidad y apoyo de los actores participantes y del «gran elector» que es la ciudadanía.

«El principal problema de la oposición es la hiperfragmentación que es la fortaleza de (Nicolás) de Maduro y las dificultades para lograr acuerdos pueden generar dificultades a las primarias. El reto está en lograr esos acuerdos, reglas consensuadas porque sin ellos la primaria te va a arrojar un ganador minoritario y con escasa legitimidad», advirtió Fernández.

Con 72 votos a favor; 29 en contra y ocho salvados, la AN de 2015 decidió prorrogar su mandato por un año más y suprimir la presidencia encargada, tras un acalorado debate de más de siete horas.

«Esa decisión sin haber agotado las últimas consecuencias por un consenso, golpeará la posibilidad de una primaria (presidencial) exitosa. El que no haya un consenso y que se desatiendan recomendaciones de constitucionalistas, es una mala señal que se envía al colectivo (…) Nuestra credibilidad quedaría válidamente cuestionada», fustigó el diputado Biagio Pillieri, de Convergencia, antes de votar en contra de la eliminación del interinato.

Lograr consenso

Para Castellanos Vásquez, la Comisión Nacional de la Primaria mantuvo una «distancia institucional» frente al conflicto partidista que salpicó a académicos, sobre el destino del gobierno interino, lo que a su juicio es una «buena señal» de racionalidad.

No pocos se han preguntado si un dirigente o militante de VP partido de Juan Guaidó que se opuso a la decisión de la mayoría de Acción Democrática, Un Nuevo Tiempo (UNT) y Primero Justicia (PJ) en la AN de 2015 que eliminó el interinato, puede apoyar al ganador de la primaria si es dirigente de cualquiera de esos tres partidos o viceversa.

«El reto es construir un discurso y un accionar oportuno, público y creíble de búsqueda de puntos de encuentros, que incluya, por supuesto, el respeto a los acuerdos y a los resultados de las acciones emprendidas conjuntamente», respondió el politólogo al cuestionamiento.

Fernández apuntó que la Comisión que preside el abogado Jesús María Casal tiene en sus manos la responsabilidad y que con la organización de la primaria presidencial generará resultados acorde a su capacidad de sentar en una mesa a los actores clave del proceso y lograr acuerdos.

«Si la primaria se resquebraja, se estaría promoviendo la definición de un candidato camino a 2024 por la vía del consenso, opción que tendría menos apoyo de los electores», alertó en un comunicado, el Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica, Andrés Bello (CEPyG-Ucab) del 27 de diciembre, cuando alertó sobre los posibles efectos de suprimir el interinato en la elección interna.

Una vez consumada la decisión de la AN de 2015, el director del CEPyG, Benigno Alarcón, señaló al gobernador del Zulia y líder de UNT, Manuel Rosales, sobre quien no pesa inhabilitación política, a diferencia de otros aspirantes a Miraflores, de no querer competir en la primaria y apostar a ser el candidato unitario de la oposición designado por consenso.

Comisión Nacional de Primaria solicitará al CNE habilitar centros de votación

Comisión de Primaria está en fase de convocatoria para conformar juntas regionales

Cómo generar confianza

En el contexto de profundización de la división opositora que marca dos aparentes bandos, el G3 (AD, PJ y UNT) vs VP, Vente Venezuela, La Causa R, Encuentro Ciudadano y Convergencia entre otros, ¿Cómo se conseguirá que el elector se anime a participar en una elección primaria?

«Lo más importante es que el discurso no sea de eliminación del contrario sino de búsqueda de puertas, o inclusive ventanas, o por lo menos de rendijas de encuentro entre el liderazgo opositor y de este con la población venezolana, que va más allá de la base opositora», sostiene el también exasesor del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Fernández agrega que es importante que en el proceso de primaria se visualicen ante los ciudadanos los consensos en lugar de los desacuerdos, puesto que, advirtió, si se convierte en una pelea de dimes y diretes entre actores, desmovilizará al gran elector que es la gente. Recordó que el objetivo de la primaria es llegar «fuerte» a 2024 como opción de real de cambio político, lo que va más allá de elegir al abanderado.

«No es una elección (presidencial) normal, no es un proceso lineal. Es todo un reto, una vez que se hagan las primarias después vienen los escenarios operativos como por ejemplo, qué hacer si el ganador es inhabilitado, debe existir la capacidad de tomar decisiones difíciles y oportunas ante una serie de dificultades que pueden ocurrir y eso pasa por sentar a los actores claves en una mesa y lograr acuerdos», insistió.

El potencial

El politólogo y aspirante a Miraflores Nicmer Evans, quien ha expresado su disposición a participar en la primaria, recientemente puso en duda la credibilidad del proceso interno. A su juicio, si una de las razones para eliminar el gobierno interino fue la corrupción en el manejo de activos en el exterior, no es menos cierto que AD, PJ y UNT también tienen responsabilidad al formar parte de la estructura.

«No creemos que valga la pena hacer unas primarias con esta gente», dijo tras recordar que esos partidos forman parte de la Plataforma Unitaria Democrática que designó a la Comisión Nacional de la Primaria.

De acuerdo con un sondeo de opinión pública realizado en el mes de noviembre de 2022; 25,8% de los encuestados respondieron que sí votarían en la primaria organizada por una comisión nacional designada, mientras que 25,5 % expresó que «quizás» sí acudiría a las urnas.

«Es un buen potencial de participación en primarias. Un 25 % que subirá o bajará según lo que se haga, malo sería 5 %. Si la primaria fuera hoy 11 % votaría (4,7 % muy alta y 6,3 % alta), lo que equivale a 1.700.000 personas, no es malo», sostuvo el director de la encuestadora Delphos, Félix Seijas, el 8 de diciembre.

 

¿Cómo valoras esta información?

4

QUÉ CHÉVERE

1

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO