Comunistas denuncian plan de Maduro para “liquidar” a disidencia chavista

POLÍTICA · 31 ENERO, 2021 12:22

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

6
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

La Alternativa Popular Revolucionaria (APR) afirma ser el objetivo central de un plan que busca criminalizar a la disidencia chavista. Mientras, el Partido Comunista de Venezuela (integrante de la APR) acusa al gobierno de Nicolás Maduro de estar detrás de “falsos positivos” y acciones que buscan liquidar físicamente a organizaciones y cuadros comunistas.

En un reciente comunicado, la dirigencia del PCV advierte que la actuación de Maduro “tiende a hacerse más agresiva y amenazante” y lo responsabiliza de cualquier agresión física o psicológica de la que pueda ser objeto cualquier militante revolucionario.

La Alternativa Popular Revolucionaria sostiene que el gobierno de Maduro ha venido ejecutando políticas en materia económica, laboral y agraria-campesina “al servicio del capital y los intereses de los terratenientes”, lo que consideran una “desviación de derecha” contraria al proyecto originario de Hugo Chávez.

Disidentes

Este movimiento político disidente surgió de cara a las elecciones parlamentarias del pasado 6 de diciembre y postuló candidatos a diputados por fuera del Gran Polo Patriótico marcando así su separación de la línea que impone el Partido Socialista Unido de Venezuela.

Los desencuentros se hicieron palpables cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), al servicio del Ejecutivo, intervino la directiva de tres de los doce movimientos y partidos que integran la APR:  Patria Para Todos, Tupamaro y Compa y arrebató las tarjetas electorales a las directivas legítimas con el objetivo de impedir su participación en la contienda electoral.

Los cuerpos de seguridad también emprendieron acciones de intimidación en las sedes del PCV.

El diputado dirigente del PCV, Óscar Figuera, ha denunciado que se le impide ejercer su derecho de palabra en el hemiciclo de la Asamblea Nacional. El dirigente incluso fue despojado de su curul durante la sesión de instalación el 5 de enero.

Los señalamientos de Maduro, durante la presentación de la Memoria y Cuenta y en varias alocuciones, también evidencian el conflicto interno que existe en las filas oficialistas.

“Cuidado con los divisionistas que tratan de llamarse marxistas leninistas y que son más chavistas que Chávez. Cuidado porque detrás está la mano del imperialismo norteamericano. Alerta en los barrios, en las fábricas, en las universidades, en las calles, mosca pues con el divisionismo”, ha dicho el gobernante.

Un llamado que ha sido calificado por el PCV como una incitación al odio. “Se nos parece mucho a la orden dada por Rómulo Betancourt, en los años 60 del pasado siglo, de perseguir, aislar, segregar y asesinar a los militantes del PCV, a los del MIR y a la izquierda de URD; al disparen primero y averigüen después”, cuestionan.

Demandas

El PCV exige a Maduro:

1️⃣ Hacer públicas las pruebas que dice tener de los vínculos y compromisos entre los dirigentes marxistas-leninistas y el imperialismo norteamericano. “Es muy grave que se estuviese forjando un falso positivo contra activistas y cuadros revolucionarios críticos”, exponen.

2️⃣ Dar garantía a las organizaciones o individualidades a tener derecho a réplica y a la legítima defensa ante la opinión pública, en los mismos medios de comunicación y en las mismas condiciones en las que el presidente Maduro presenta tales afirmaciones.

3️⃣ Rectificar su política al servicio del capital y restituir los derechos de los trabajadores como condición básica para restablecer la unidad antiimperialista y popular revolucionaria. “Que rectifique el camino que ha decidido transitar al servicio de la vieja oligarquía y de la mal llamada burguesía revolucionaria”.

4️⃣ Corregir el llamado a la intolerancia, al odio, la persecución y el irrespeto del ejercicio de los derechos políticos y democráticos consagrados en la Constitución, cuando lo que corresponde es un debate creador y unificador, lo que intenta imponer una práctica sin reflexión”.

POLÍTICA · 27 NOVIEMBRE, 2022

Comunistas denuncian plan de Maduro para “liquidar” a disidencia chavista

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

La Alternativa Popular Revolucionaria (APR) afirma ser el objetivo central de un plan que busca criminalizar a la disidencia chavista. Mientras, el Partido Comunista de Venezuela (integrante de la APR) acusa al gobierno de Nicolás Maduro de estar detrás de “falsos positivos” y acciones que buscan liquidar físicamente a organizaciones y cuadros comunistas.

En un reciente comunicado, la dirigencia del PCV advierte que la actuación de Maduro “tiende a hacerse más agresiva y amenazante” y lo responsabiliza de cualquier agresión física o psicológica de la que pueda ser objeto cualquier militante revolucionario.

La Alternativa Popular Revolucionaria sostiene que el gobierno de Maduro ha venido ejecutando políticas en materia económica, laboral y agraria-campesina “al servicio del capital y los intereses de los terratenientes”, lo que consideran una “desviación de derecha” contraria al proyecto originario de Hugo Chávez.

Disidentes

Este movimiento político disidente surgió de cara a las elecciones parlamentarias del pasado 6 de diciembre y postuló candidatos a diputados por fuera del Gran Polo Patriótico marcando así su separación de la línea que impone el Partido Socialista Unido de Venezuela.

Los desencuentros se hicieron palpables cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), al servicio del Ejecutivo, intervino la directiva de tres de los doce movimientos y partidos que integran la APR:  Patria Para Todos, Tupamaro y Compa y arrebató las tarjetas electorales a las directivas legítimas con el objetivo de impedir su participación en la contienda electoral.

Los cuerpos de seguridad también emprendieron acciones de intimidación en las sedes del PCV.

El diputado dirigente del PCV, Óscar Figuera, ha denunciado que se le impide ejercer su derecho de palabra en el hemiciclo de la Asamblea Nacional. El dirigente incluso fue despojado de su curul durante la sesión de instalación el 5 de enero.

Los señalamientos de Maduro, durante la presentación de la Memoria y Cuenta y en varias alocuciones, también evidencian el conflicto interno que existe en las filas oficialistas.

“Cuidado con los divisionistas que tratan de llamarse marxistas leninistas y que son más chavistas que Chávez. Cuidado porque detrás está la mano del imperialismo norteamericano. Alerta en los barrios, en las fábricas, en las universidades, en las calles, mosca pues con el divisionismo”, ha dicho el gobernante.

Un llamado que ha sido calificado por el PCV como una incitación al odio. “Se nos parece mucho a la orden dada por Rómulo Betancourt, en los años 60 del pasado siglo, de perseguir, aislar, segregar y asesinar a los militantes del PCV, a los del MIR y a la izquierda de URD; al disparen primero y averigüen después”, cuestionan.

Demandas

El PCV exige a Maduro:

1️⃣ Hacer públicas las pruebas que dice tener de los vínculos y compromisos entre los dirigentes marxistas-leninistas y el imperialismo norteamericano. “Es muy grave que se estuviese forjando un falso positivo contra activistas y cuadros revolucionarios críticos”, exponen.

2️⃣ Dar garantía a las organizaciones o individualidades a tener derecho a réplica y a la legítima defensa ante la opinión pública, en los mismos medios de comunicación y en las mismas condiciones en las que el presidente Maduro presenta tales afirmaciones.

3️⃣ Rectificar su política al servicio del capital y restituir los derechos de los trabajadores como condición básica para restablecer la unidad antiimperialista y popular revolucionaria. “Que rectifique el camino que ha decidido transitar al servicio de la vieja oligarquía y de la mal llamada burguesía revolucionaria”.

4️⃣ Corregir el llamado a la intolerancia, al odio, la persecución y el irrespeto del ejercicio de los derechos políticos y democráticos consagrados en la Constitución, cuando lo que corresponde es un debate creador y unificador, lo que intenta imponer una práctica sin reflexión”.