Claves sobre la “arremetida” contra activistas y sindicalistas

POLÍTICA · 14 JULIO, 2022 19:29

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

Foto por Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Diversas voces de la sociedad civil alertan sobre una arremetida contra sindicalistas, trabajadores humanitarios y defensores de derechos humanos. Mientras que el Observatorio para la Defensa de la Vida (Odevida), capítulo Venezuela, habla de formas más represivas contra la dirigencia, como el sicariato, y registra 44 asesinatos ocurridos en este contexto de violencia.

Esto ocurre a menos de tres meses de la visita de una comisión de alto nivel de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que instaló una mesa de diálogo social en Caracas.

¿Quién es quién en la mesa de diálogo social que instaló la OIT en Caracas?

El objetivo de esa mesa era hacer cumplir los convenios 26 (fijación de salarios mínimos), 87 (libertad sindical) y 144 (consulta tripartita) que viola el Estado venezolano.

Sin embargo, aunque la represión y criminalización de dirigentes sindicales fue objeto del diálogo social, hoy están privados de libertad representantes de los trabajadores que formaron parte de estas discusiones.

Aquí las claves de la ola represiva que denuncian organizaciones de la sociedad civil

1️⃣ Siete detenciones en tres días. La plataforma Alerta Venezuela, que agrupa a cinco ONG, identifica a los detenidos como: Alcides Bracho, Alonso Meléndez, Emilio Negrín, Gabriel Blanco, Reynaldo Cortés, Néstor Astudillo y Yeny Pérez. Todos han ejercido el activismo sindical y Blanco se desempeña actualmente como trabajador humanitario.

La Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim); el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y la Dirección de Inteligencia Estratégica (DIE) ejecutaron los procedimientos entre el 4 y 7 de julio.

2️⃣ La “política antisindical” se intensificó entre 2015 y 2020, según Odevida, que registra 82 casos de violencia en contra de defensores de derechos laborales y líderes sindicales durante esos cinco años.

De los 82 casos, 44 (53,66%) casos son asesinatos (43 por sicariato y uno presuntamente relacionado con la acción del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas); y 28 (34,15%) detenciones arbitrarias.

3️⃣ El Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) contabilizó 150 sindicalistas sometidos a juicios penales, entre 2015 y 2020.

4️⃣ La protesta es castigada con prisión. Odevida documenta una serie de casos que prueban que existe un patrón de persecución. El 29 de noviembre de 2018, fueron encarcelados nueve trabajadores de la empresa Ferrominera del Orinoco tras ser detenidos por funcionarios de la Dgcim.

Realizaban una protesta exigiendo el cumplimiento de la convención colectiva. Pero fueron presentados en tribunales, se les privó de libertad y se les imputaron los delitos de traición a la patria, agavillamiento, restricción a la libertad de trabajo y daño a la nación.

El juez que llevó el caso ordenó que los sindicalistas fueran recluidos en El Dorado, una cárcel de alta peligrosidad. Decisión que indignó a los presos sociales que se encontraban recluidos en ese lugar, quienes en solidaridad, se opusieron a que los trabajadores fuesen ingresados, según Odevida.

5️⃣ La OIT estableció su máximo mecanismo de control sobre Venezuela con la instalación de una Comisión de Encuesta, en 2018, que determinó graves violaciones de derechos humanos. 

A pesar de las recomendaciones y exhortos de la OIT, el Estado venezolano ratificó su desacato en marzo de 2021. En 103 años, desde la creación de la OIT, únicamente otro Estado miembro ha desacatado abiertamente las recomendaciones: Myanmar. 

POLÍTICA · 13 AGOSTO, 2022

Claves sobre la “arremetida” contra activistas y sindicalistas

Texto por Ibis Leon | @ibisL
Foto por Mairet Chourio

Diversas voces de la sociedad civil alertan sobre una arremetida contra sindicalistas, trabajadores humanitarios y defensores de derechos humanos. Mientras que el Observatorio para la Defensa de la Vida (Odevida), capítulo Venezuela, habla de formas más represivas contra la dirigencia, como el sicariato, y registra 44 asesinatos ocurridos en este contexto de violencia.

Esto ocurre a menos de tres meses de la visita de una comisión de alto nivel de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que instaló una mesa de diálogo social en Caracas.

¿Quién es quién en la mesa de diálogo social que instaló la OIT en Caracas?

El objetivo de esa mesa era hacer cumplir los convenios 26 (fijación de salarios mínimos), 87 (libertad sindical) y 144 (consulta tripartita) que viola el Estado venezolano.

Sin embargo, aunque la represión y criminalización de dirigentes sindicales fue objeto del diálogo social, hoy están privados de libertad representantes de los trabajadores que formaron parte de estas discusiones.

Aquí las claves de la ola represiva que denuncian organizaciones de la sociedad civil

1️⃣ Siete detenciones en tres días. La plataforma Alerta Venezuela, que agrupa a cinco ONG, identifica a los detenidos como: Alcides Bracho, Alonso Meléndez, Emilio Negrín, Gabriel Blanco, Reynaldo Cortés, Néstor Astudillo y Yeny Pérez. Todos han ejercido el activismo sindical y Blanco se desempeña actualmente como trabajador humanitario.

La Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim); el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) y la Dirección de Inteligencia Estratégica (DIE) ejecutaron los procedimientos entre el 4 y 7 de julio.

2️⃣ La “política antisindical” se intensificó entre 2015 y 2020, según Odevida, que registra 82 casos de violencia en contra de defensores de derechos laborales y líderes sindicales durante esos cinco años.

De los 82 casos, 44 (53,66%) casos son asesinatos (43 por sicariato y uno presuntamente relacionado con la acción del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas); y 28 (34,15%) detenciones arbitrarias.

3️⃣ El Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (Provea) contabilizó 150 sindicalistas sometidos a juicios penales, entre 2015 y 2020.

4️⃣ La protesta es castigada con prisión. Odevida documenta una serie de casos que prueban que existe un patrón de persecución. El 29 de noviembre de 2018, fueron encarcelados nueve trabajadores de la empresa Ferrominera del Orinoco tras ser detenidos por funcionarios de la Dgcim.

Realizaban una protesta exigiendo el cumplimiento de la convención colectiva. Pero fueron presentados en tribunales, se les privó de libertad y se les imputaron los delitos de traición a la patria, agavillamiento, restricción a la libertad de trabajo y daño a la nación.

El juez que llevó el caso ordenó que los sindicalistas fueran recluidos en El Dorado, una cárcel de alta peligrosidad. Decisión que indignó a los presos sociales que se encontraban recluidos en ese lugar, quienes en solidaridad, se opusieron a que los trabajadores fuesen ingresados, según Odevida.

5️⃣ La OIT estableció su máximo mecanismo de control sobre Venezuela con la instalación de una Comisión de Encuesta, en 2018, que determinó graves violaciones de derechos humanos. 

A pesar de las recomendaciones y exhortos de la OIT, el Estado venezolano ratificó su desacato en marzo de 2021. En 103 años, desde la creación de la OIT, únicamente otro Estado miembro ha desacatado abiertamente las recomendaciones: Myanmar. 

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

1

QUÉ CHIMBO