Centros desolados en Güiria

POLÍTICA · 21 NOVIEMBRE, 2021 20:59

Ver más de

Yohennys Briceño/Historias que laten


¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Pocos güireños acudieron a votar y el ambiente se mantuvo pasivo. Aquí le contamos un abreboca de #CrónicasElecciones2021, una cobertura en alianza entre Efecto Cocuyo e Historias que laten para que narrar las historias detrás del #21N en cuatro regiones del país.

A Isidra Bompart, una vecina de 73 años que vive frente uno de los principales centros de votación en Güiria, le impresiona la pasividad con la que transcurre este domingo electoral. «Este año está todo tranquilo. No hay mucha gente. Otras veces esa gente aquí tiene un bochinche», afirma la güireña. 

En los principales centros de votación de la capital del municipio Valdez, en el estado Sucre, el denominador común ha sido la poca afluencia de electores. 

En la Unidad Educativa María Blandin de Alfonzo, el centro de votación con 3.786 electores inscritos, el de mayor número de votantes en el municipio, la jornada inició pasadas las siete de la mañana, a pesar de que desde más temprano un grupo reducido de personas se habían acercado para votar. 

En el Liceo Dr. Domingo Badaracco Bermúdez, donde participan 3.278 electores, los espacios lucían desolados. 

En la Aldea Universitaria, que agrupa a 2.703 votantes, los güireños que salían de votar se quedaban en los alrededores de la institución. «Eso fue rapidísimo allá adentro y no hay mucha gente», dijo una joven de la localidad que prefirió mantener su nombre en el anonimato. 

En esa institución vota uno de los candidatos a la alcaldía por el partido ASIS, Delvis Reyes, quien es considerado el rival a batir por el aspirante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Román Rojas. 

En este municipio de 598 kilómetros cuadrados, cuatro candidatos se disputan el lugar dentro de la alcaldía. Para el mediodía, no se reportó ninguna irregularidad a destacar en los centros de votación ni la presencia de los famosos «Toldos rojos» en las afueras de las instituciones.