Candidatos usan cajas Clap para comprar votos en 55,60% de los municipios del país, según la AN

POLÍTICA · 25 NOVIEMBRE, 2020 12:26

Candidatos usan cajas Clap para comprar votos en 55,60% de los municipios del país, según la AN

Texto por Ibis Leon | @ibisL

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
2
QUÉ CHIMBO

Candidatos a la Asamblea Nacional usan las cajas de alimentos subsidiadas (Clap) para hacer campaña y captar votos en 55,60% de los municipios del país, según el Observatorio contra el fraude.

La información proviene de la observación que hace la organización Súmate y los monitores electorales del observatorio que creó la Asamblea Nacional electa en 2015, que dirige Juan Guaidó, para denunciar los comicios del 6 de diciembre que consideran “un fraude”.

“Los monitores nos han dicho, y así lo evidencian las pruebas que tienen estas organizaciones, que han ido a los centros del fraude y que desde ahí se hace el reparto de las bolsas y de los recursos que les dieron a los adultos mayores para que hicieran bulto en los centros (durante los simulacros) porque no iban los ciudadanos”, declaró la diputada y miembro del grupo de observación Olivia Lozano, este miércoles 25 de noviembre.

La dirigente de Voluntad Popular no precisó de qué partidos políticos son los candidatos que hacen proselitismo con los Clap, pero sí señaló al gobernante Nicolás Maduro de hacer campaña electoral adelantada con recursos públicos.

“En la campaña adelantada se registra la participación de funcionarios públicos de los cuales el 53,69% son alcaldes y 34,6% gobernadores”, dijo.

Lozano afirmó que “la institución militar es utilizada como una herramienta de fuerza contra el pueblo venezolano”.

El diputado Ivlev Silva, integrante del observatorio, aseveró que los únicos observadores electorales internacionales son los aliados del régimen.

Sobre las auditorías, el dirigente adeco sostiene que estas actividades “NO cumplen con los parámetros establecidos en las normas electorales”. “Nadie sabe al día de hoy de dónde salió el software de las máquinas ni cuánto costaron las nuevas máquinas de votación”, cuestionó.

El proveedor de las máquinas de votación, así como el proceso de compra y los costos asociados siguen siendo una incógnita a 10 días de las elecciones.