AN alerta sobre más fallecidos por COVID-19 y rechaza segregación contra retornados

POLÍTICA · 21 JULIO, 2020 14:41

Ver más de

Deisy Martínez


¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Gran preocupación por el aumento de los casos de COVID-19 en Venezuela y por la campaña contra quienes están regresando al país, especialmente por las trochas, fue expresada este martes por los diputados de la Asamblea Nacional (AN). Los legisladores aseguraron que el número de fallecidos es superior a la cifra oficial y aprobaron denunciar ante organismos internacionales el trato dado a migrantes retornados.

Son 205 muertos la cifra real para una tasa de mortalidad de 2%, más parecida a la registrada en la región, cada fallecido es responsabilidad del régimen de Nicolás Maduro por no aprovechar la cuarentena adelantada para dotar a los hospitales”, acusó el diputado en el exilio, José Manuel Olivares.

Señaló a Maduro de mentir cuando aseguró que existían 27.780 camas de cuidados intensivos disponibles, pero la cifra nacional es apenas de 180. Indicó que 133 de esas camas están en los hospitales más grandes junto a 143 ventiladores. Aseguró que el número de ventiladores mecánicos en todo el país no pasa de 290 y que la capacidad de terapia intensiva ya alcanza 60%.

“Hay 27.780 camas decía Maduro, pero manda a venezolanos a hoteles y habilita el Poliedro de Caracas para recibir casos, prefiere comprar 42 mil máquinas de votación para una farsa electoral, pero no 49 mil ventiladores necesarios”, fustigó el legislador, médico de profesión.

“No estamos preparados”

El presidente de la AN y del gobierno interino, Juan Guaidó, intervino en el debate sobre la crisis y el crecimiento exponencial del COVID-19 en Venezuela, para advertir que el país no está preparado para esta nueva fase del virus. De nuevo prometió que hará lo posible para ingrese al país la mayor cantidad de ayuda humanitaria  y para beneficiar cuanto antes a 70 mil trabajadores de la salud con el bono de 100 dólares por tres meses.

“Somos uno de los países peor preparados para enfrentar una fase de expansión del COVID.19, no hay ahorros ni suficientes alimentos, con un sistema de salud destruido, ausencia de servicios públicos eficientes. No aprovecharon (el gobierno de Maduro) la cuarentena para mejorar la cobertura de los hospitales pero sí compraron camionetas de lujos, preservaron sus privilegios”, reprochó.

Hasta este 20 de julio, la cifra de casos confirmados en el país es de 12.334 casos confirmados con 116 fallecidos.

El líder opositor anunció la designación de Olivares como funcionario especial para la emergencia sanitaria. También hará seguimiento a la situación con los migrantes retornados.

Peticiones reiteradas

Otros parlamentarios del Zulia como Dianela Parra y  William Barrientos, también médicos, recordaron peticiones ya reiteradas a propósito de la pandemia del COVID-19. Que se descentralicen las pruebas PCR, tal como se acordó con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para sincerar el número de casos, que se dote a los hospitales, suministro de equipos de bioseguridad al personal de salud y campaña de concienciación para la población.

“Es alarmante ver como Venezuela cerró en mayo con 1.502 casos, el mes de junio 4.322 y hasta el 19 de julio se han sumado 5.651 casos, dando un gran total de 11.891 casos. Durante las últimas cinco semanas ha habido un incremento de casos de 252%, básicamente alrededor de 30% de incremento de los casos por semana”, alertó Parra sobre las cifras del COVID-19.

La legisladora agregó que hay casos de muertes sin que se confirme que sea COVID-19 por el retardo con las pruebas de PCR y por lo tanto no se agregan a las estadísticas. Mientras que Barrientos invitó a acelerar el pago del llamado bono Héroes de la Salud.

Acuerdo aprobado

En sesión ordinaria de este 21 de julio, la plenaria aprobó un acuerdo en rechazo a la campaña de estigmatización contra los venezolanos que están regresando al país por vías como las trochas en las zonas fronterizas, ante las limitaciones de ingreso impuestas por el régimen de Maduro.

El texto incluye elevar la denuncia ante la alta comisionada de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, la comisión de verificación de hechos en funciones, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Corte Penal Internacional. Esto, por estar derivando la situación  en graves violaciones de derechos humanos.

Los diputados condenaron el calificativo de “bioterroristas” otorgado por Maduro y demás voceros del gobierno y del chavismo, a los retornados por las trochas. Además el manejo militar y policial de la pandemia y el alojamiento de quienes regresan al país en albergues y hoteles sin condiciones de protección.

«Foco de Irán»

Como invitado especial en el debate vía Zoom,  intervino el comisionado de la OEA para refugiados y migrantes venezolanos, David Smolansky. Alertó que 30 mil venezolanos aguardan por ingresar a territorio nacional desde Colombia y 20 mil por el lado de Brasil.

“Hay 85 mil retornados, 81 mil desde Colombia y 4 mil desde Brasil. Los gobiernos han  instalado un corredor humanitario para que puedan regresar pero este derecho está siendo desconocido por el régimen, son hacinados en Bolívar, Táchira y Apure, en albergues sin protocolos de distanciamiento, la Guardia Nacional les cobra en dólares para trasladarlos a otras partes del país”, denunció el funcionario.

Mencionó la llegada de 17 vuelos procedentes de  Irán  y ese país tiene millones de infectados por el virus, por lo que no descarta que el foco que afecta a representantes del chavismo contagiados, entre ellos Diosdado Cabello, esté relacionado con ese país.

“El régimen deja el espacio aéreo abierto para actividades ilícitas como narcotráfico y contrabando, mientras cierra el espacio aéreo para que los venezolanos puedan regresar al quedarse sin ahorros en otros países”, cuestionó.