El «1×10 del Buen Gobierno»: cómo afecta la gestión en gobernaciones y alcaldías  

POLÍTICA · 20 JUNIO, 2022 09:00

Ver más de

Deisy Martínez


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Hasta finales de julio tendría la militancia del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) para registrar su «1×10 del Buen Gobierno». Mientras, una sala situacional va recibiendo las denuncias y solicitudes a través de la línea 58 de la aplicación gubernamental VenApp, de la que se asegura que responden «lo antes posible».

Dirigentes parroquiales del Psuv comentaron a Efecto Cocuyo que «llueven» los requerimientos en las tres áreas prioritarias (salud, educación y agua) y fuera de ellas. Las comunidades organizadas han aprovechado la oportunidad para reportar el deterioro de un número importante de escuelas.  

Es el caso del preescolar La Libertad de la parroquia San Juan y la Escuela Básica Josefina Daviot de La Candelaria, municipio Libertador, entre otras. La primera se inunda cada vez que llueve y la segunda ya no tiene reparación. Según la comunidad, debe ser demolida y construida de nuevo.

Durante una alocución desde Kuwait, el 13 de junio, el gobernante Nicolás Maduro dijo haber recibido reportes del «1×10 del Buen Gobierno». Aseguró que están mejorando los tiempos de respuesta de las distintas solicitudes en todo el país, hasta en 24 horas.

Previamente, junto al gobernador de Miranda, Héctor Rodríguez, reportó el 7 de junio, que durante los primeros 16 días del plan, se habían registrado 1.272 reportes en dicho estado, de los cuales 651 fueron de agua (la mayoría de Petare), 418 de salud y 203 de educación.

Para quienes no cuenten con teléfono inteligente para descargar la App, en algunos infocentros se presta la asistencia. La gente también puede acudir a las Unidades de Batalla Bolívar Chávez (Ubch) y los consejos comunales.

 ¿Habrá coordinación con alcaldías y gobernaciones?

En estado del país y municipios como Libertador de Caracas, alcaldes y gobernadores del Psuv andan como en campaña electoral, inspeccionando las soluciones, producto de la atención a las peticiones del 1×10, en escuelas, ambulatorios y comunidades, lo que supone una coordinación con dichas autoridades.

¿Qué pasa con los mandatarios locales y regionales de oposición? Salvo el llamado de Maduro y del gobernador de Miranda para que los alcaldes del área metropolitana de Caracas (Chacao, Baruta, Sucre y El Hatillo) se incorporen a la labor, el Psuv no da señales de alguna coordinación en territorios gobernados por la oposición.

«Coincido que los problemas de la gente, como son el agua, el transporte público, la recolección de desechos sólidos, la recuperación de escuelas, no tienen color político y debemos unirnos para solucionar los problemas de la gente, independientemente de su posición. Es por eso que inmediatamente convocaré a estos alcaldes para trabajar juntos por los vecinos», respondió Rodríguez a Maduro.

No es un secreto que los mandatarios locales reelectos de Chacao, Gustavo Duque; de Baruta, Darwin González; El Hatillo, Elías Sayegh y de Los Salias, Jossy Fernández, todos de Fuerza Vecinal, sostienen reuniones periódicas de coordinación con el también reelecto gobernador mirandino desde sus gestiones pasadas.

El experto en políticas públicas localesMiguel González Marregot, advierte que «pasarle por encima» a las competencias de gobernadores y alcaldes, especialmente si son de oposición no es una política nueva del Ejecutivo. Señala que una vez más, los recursos que se necesitan en los estados y municipios, especialmente estos últimos por ser autoridades más cercanas a la gente, se desviarán para un nueva «estrategia electoral» del Psuv.

 «El Gobierno siempre ha tenido una visión centralista de la gestión pública. No reconoce la descentralización prevista en la Constitución. Competencias de estados como los peajes en autopistas y de municipios como los servicios públicos, fueron revertidas y asumidas por la gestión nacional, es lo que vemos ahora con este 1×10», sostiene el directivo del Instituto de Estudios Parlamentarios Fermín Toro.

«Inviable»

El primer vicepresidente del Psuv, Diosdado Cabello, ha reconocido que tanto Miraflores como el partido rojo pueden verse «desbordados» por las solicitudes pero prometió que corregirán sobre la marcha para garantizar la atención. Si el propósito es electoral, de cara a las presidenciales de 2024, sostienen analistas políticos, habrá tiempo para hacer algunos ajustes, pero no lo suficiente para resolver problemas que en más de 20 años el chavismo en el poder no ha resuelto.

Consultado por Efecto Cocuyo, González Marregot expresa que debido a la crisis del país, la falta de recursos y la ineficiente distribución de lo poco que hay, desde los consejos comunales y comunas hay quejas sobre la no llegada de presupuestos de los que ya se despojaba a los estados, por lo que el prometido plan para fortalecer dichos espacios en un «poder comunal» se ha ido diluyendo.

Anticipa que lo mismo puede ocurrir con el llamado 1×10 del Buen Gobierno. Será poco, estima, lo que se atienda y resuelva y no redundará en la mejora de las condiciones de vida de la mayoría de la población venezolana. Sin dudar lo califica como «inviable».

«La gestión de los municipios será opacada y eso no beneficia a la población en general. El Gobierno solo no se da abasto para atender tantas necesidades por lo que debe coordinar con los gobiernos locales para la solución de los problemas, bajándoles los recursos por los canales regulares y respetando la autonomía de las gestiones», reiteró.

Se preguntó además si Miraflores ofrecerá un cruce del número de solicitudes, cuántas fueron respondidas y los recursos invertidos, en un balance real y no «alterado» como suele hacer con cifras oficiales. Advirtió que por ser dinero del Estado los que se emplearán en el 1×10, la información debe ser pública y se deben rendir cuentas. Cree que tales datos serán una nueva «caja negra».

 «El 1×10 pareciera una medida pueril para atender la problemática nacional, es simplemente una ilusión con fines electorales», concluyó.