OPINIÓN · 12 DICIEMBRE, 2021 05:45

Venezuela: descifrando el algoritmo

Ver más de

Piero Trepiccione

¿Cómo valoras esta información?

7
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Hemos tenido un 2021 lleno de particularidades en Venezuela, incluyendo un proceso comicial que, pese a determinadas circunstancias, ha significado un moderado retorno a la participación política como vía para activar la convivencia democrática y los cambios necesarios en el país. En paralelo, han confluido dos crisis en el ámbito económico, la primera de ellas, ocasionada por el modelo de políticas públicas que se soportó en la estatización de empresas y centros de producción que se hizo aguas con la reducción abrupta del ingreso petrolero, y la segunda, provocada sin duda, por las consecuencias de la pandemia. Estas dos crisis más el añadido del desamor originado por el alejamiento del liderazgo político venezolano de los verdaderos problemas y necesidades de la población, abrieron el camino hacia la despolarización que nos caracterizó durante las últimas dos décadas.

Hoy la opinión pública venezolana luce unas características muy distintas. Ya los enfrentamientos ideológicos o partidarios en el campo político han ido cediendo para dar paso a entendimientos o desentendimientos sobre la base de temáticas particulares que afectan directa o indirectamente a las personas, especialmente a las más vulnerables. El pasado 21 de noviembre nos ha mostrado ciertos deslizamientos electorales en diferentes regiones del país que dan cuenta de esta realidad. El comportamiento electoral en Los llanos, en el centro y oriente del territorio nacional nos reflejan claramente que la gente se está enganchando a nuevas narrativas de comunicación política que se asocien más con su cotidianidad, que aquellas que insisten en la polarización de antaño.

También es una realidad que en este momento no tenemos “partidos-franquicia” ni siquiera el Psuv es capaz de garantizar victorias en cualquier lugar del país, hoy por hoy, las personalidades de los líderes significan mucho en la captación de apoyo popular. Sus narrativas, su fuerza discursiva, su irreverencia y sus lógicas de actuación en la gestión, tienen un peso muy significativo para el elector. Estos elementos son esenciales para ir descifrando un algoritmo que ha sido esquivo para la búsqueda de soluciones a la situación de emergencia humanitaria compleja que estamos padeciendo y que ha potenciado nuevamente el tema migratorio en los últimos meses con enormes problemas para la región.

Adicionalmente, la comunidad internacional cada vez está más dividida con relación a Venezuela y otros casos de geopolítica global. Ucrania, Bielorrusia, Siria, Centroamérica, Haití, Irán, Irak, Líbano, Israel, Palestina, Chile, entre muchos otros, muestran un mundo muy complicado en los formatos de procesamiento de diferencias y eso redunda muy fuertemente en el largo conflicto venezolano.

Todos estos elementos apuntan a que cada vez más el peso de la solución a la crisis en Venezuela pasa por la reestructuración del liderazgo interno y la búsqueda de vías para conciliar posiciones y soluciones. México debería ganar más peso en 2022 para acercar posturas que nos lleven a atender la economía desde una perspectiva muy diferente con la que se ha manejado hasta ahora. Para ello el algoritmo debe dirigirse hacia el interés de la República y no hacia intereses personales o grupales muy reducidos. Al algoritmo hay que deslastrarlo de ambiciones personales exageradas, mitomanías, egos, aferramiento al poder, entre otros elementos que reducen o minimizan la capacidad de activar soluciones para el país. Los líderes que comprendan y potencien el algoritmo ocuparán los grandes espacios en el afecto de la gente, los que no, serán apartados del camino y ocuparán un lugar en el ostracismo. Descifrar el algoritmo será clave para el relanzamiento de Venezuela.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: ¡Todos a Barinas!

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 28 AGOSTO, 2019

Informe Bachelet

Texto por Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

OPINIÓN · 2 FEBRERO, 2023 06:30

Someter a la sociedad civil

Un gobierno que militarizó la gestión pública y asume a Venezuela como un cuartel, le incomoda la acción autónoma de instituciones y ciudadanos. Su filosofía es controlar y ahogar la libertad. Se empeña en garantizar obediencia a toda costa. Se pretende modelar gente que adule a quienes están en el poder o que por lo […]

OPINIÓN · 2 FEBRERO, 2023 06:30

Adolescencia de retos

Recientemente visitamos un centro educativo en Caracas donde todas las semanas la convivencia entre los estudiantes se afecta por algún nuevo reto en la plataforma TikTok. Darle un «lepe» a un compañero para que vaya pasando sucesivamente o bajar los pantalones de gimnasia a un compañero descuidado y dejarlo expuesto ante un grupo van generando […]

OPINIÓN · 1 FEBRERO, 2023 05:33

Larga vida a AVEM

Quiero contarles la historia de la fundación de AVEM (Alianza Venezolana Empresarial por el Liderazgo de las Mujeres) por considerarlo un caso inédito en el país y un intento de organización en red lleno de solidaridad y voluntariado por las mujeres empresarias y trabajadoras. Hace casi seis años, Scarlet Gutiérrez, en ese momento Líder del […]

OPINIÓN · 31 ENERO, 2023 05:30

Gobierno sin oposición

El término oposición no luce tan fácil de definir. Sin embargo, la palabra es conocida por todos. Aunque pocos comprenden sus intríngulis. En toda sociedad, nadie escapa de las implicaciones políticas que priman sus dinámicas. Sobre todo, cuando sus enredos y contrasentidos se esparcen por los espacios donde se instala un sector de la política […]

OPINIÓN · 31 ENERO, 2023

Venezuela: descifrando el algoritmo

Texto por Piero Trepiccione

Hemos tenido un 2021 lleno de particularidades en Venezuela, incluyendo un proceso comicial que, pese a determinadas circunstancias, ha significado un moderado retorno a la participación política como vía para activar la convivencia democrática y los cambios necesarios en el país. En paralelo, han confluido dos crisis en el ámbito económico, la primera de ellas, ocasionada por el modelo de políticas públicas que se soportó en la estatización de empresas y centros de producción que se hizo aguas con la reducción abrupta del ingreso petrolero, y la segunda, provocada sin duda, por las consecuencias de la pandemia. Estas dos crisis más el añadido del desamor originado por el alejamiento del liderazgo político venezolano de los verdaderos problemas y necesidades de la población, abrieron el camino hacia la despolarización que nos caracterizó durante las últimas dos décadas.

Hoy la opinión pública venezolana luce unas características muy distintas. Ya los enfrentamientos ideológicos o partidarios en el campo político han ido cediendo para dar paso a entendimientos o desentendimientos sobre la base de temáticas particulares que afectan directa o indirectamente a las personas, especialmente a las más vulnerables. El pasado 21 de noviembre nos ha mostrado ciertos deslizamientos electorales en diferentes regiones del país que dan cuenta de esta realidad. El comportamiento electoral en Los llanos, en el centro y oriente del territorio nacional nos reflejan claramente que la gente se está enganchando a nuevas narrativas de comunicación política que se asocien más con su cotidianidad, que aquellas que insisten en la polarización de antaño.

También es una realidad que en este momento no tenemos “partidos-franquicia” ni siquiera el Psuv es capaz de garantizar victorias en cualquier lugar del país, hoy por hoy, las personalidades de los líderes significan mucho en la captación de apoyo popular. Sus narrativas, su fuerza discursiva, su irreverencia y sus lógicas de actuación en la gestión, tienen un peso muy significativo para el elector. Estos elementos son esenciales para ir descifrando un algoritmo que ha sido esquivo para la búsqueda de soluciones a la situación de emergencia humanitaria compleja que estamos padeciendo y que ha potenciado nuevamente el tema migratorio en los últimos meses con enormes problemas para la región.

Adicionalmente, la comunidad internacional cada vez está más dividida con relación a Venezuela y otros casos de geopolítica global. Ucrania, Bielorrusia, Siria, Centroamérica, Haití, Irán, Irak, Líbano, Israel, Palestina, Chile, entre muchos otros, muestran un mundo muy complicado en los formatos de procesamiento de diferencias y eso redunda muy fuertemente en el largo conflicto venezolano.

Todos estos elementos apuntan a que cada vez más el peso de la solución a la crisis en Venezuela pasa por la reestructuración del liderazgo interno y la búsqueda de vías para conciliar posiciones y soluciones. México debería ganar más peso en 2022 para acercar posturas que nos lleven a atender la economía desde una perspectiva muy diferente con la que se ha manejado hasta ahora. Para ello el algoritmo debe dirigirse hacia el interés de la República y no hacia intereses personales o grupales muy reducidos. Al algoritmo hay que deslastrarlo de ambiciones personales exageradas, mitomanías, egos, aferramiento al poder, entre otros elementos que reducen o minimizan la capacidad de activar soluciones para el país. Los líderes que comprendan y potencien el algoritmo ocuparán los grandes espacios en el afecto de la gente, los que no, serán apartados del camino y ocuparán un lugar en el ostracismo. Descifrar el algoritmo será clave para el relanzamiento de Venezuela.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: ¡Todos a Barinas!

¿Cómo valoras esta información?

7

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

1

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 2 FEBRERO, 2023 06:30

Someter a la sociedad civil

OPINIÓN · 2 FEBRERO, 2023 06:30

Adolescencia de retos

OPINIÓN · 1 FEBRERO, 2023 05:33

Larga vida a AVEM