OPINIÓN · 1 OCTUBRE, 2021 05:39

¿Sociedad venezolana al cuadrado?

Ver más de

Oscar Doval

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

La semana pasada les hablaba del fenómeno de la duplicidad política y económica en Venezuela, que cual trastorno de visión doble o diplopía en términos médicos, nos viene afectando desde el año 2019.

Lo anterior, deriva de una disociación macro y micro económica sin precedentes que vive el país. Incluso peor cuando intentamos entender y explicar la esquizofrenia política que hace que Venezuela tenga 2 presidentes, 2 asambleas, 2 cuerpos diplomáticos y pare usted de contar. 

Todo es posible en nuestra vapuleada patria. Ahora, Alex Saab, aunque esté preso en Cabo Verde y sea solicitado por EEUU, es también un diplomático y miembro de la mesa de negociación de México. 

Por otra parte, la primera ministra de Noruega, Erna Solberg, en días pasados, durante su discurso durante la Asamblea General anual de las Naciones Unidas, arremetió contra el gobierno venezolano por violación de derechos humanos, lo que molestó a Maduro y retrasó la concurrencia de la delegación oficialista a la mesa de diálogo. 

Tan sólo horas después, el responsable del equipo facilitador del proceso de negociación en México, el también noruego, Dag Halvor Nylander, pidió disculpas por el impasse y enfatizó que el Reino de Noruega “mantendrá y demostrará estricta imparcialidad en su trato con las partes involucradas en las negociaciones”. ¡Pónganse de acuerdo pana!

Pero bueno, tratando de dejar de lado el tema político -lo que cuesta un montón porque no tenemos un minuto de calma- les quería contar que la duplicidad y disociación, económica y política, también se extiende al ámbito social. 

Bodegónlandia

Después de haberme negado durante meses y meses a entrar en un bodegón, por fin hace un par de sábados fui con mi mujer a un “mega-bicho” que hay en Las Mercedes.

Al ver la enorme tienda, con hermosa estructura y decoración, y anaqueles rebosantes de un sinfín de productos, “del tiro”, me mareé. Debe haber sido por eso que llaman intoxicación perceptiva, causada por la exposición simultánea a enorme diversidad de estímulos. Bueno, no sé si el mareo fue por lo comentado o por una intoxicación moral.

Paralizado, ante mi mirada fija y atónita, desfilaban un sinfín de marcas extranjeras desde licores, quesos, embutidos, chocolates, infinitas galletas, cereales, todo tipo de enlatados, aceites, lácteos, bebidas no alcohólicas, limpiadores, papeles higiénicos, hasta pañales y cascadas de otros productos.

La mayoría de los que observé eran productos importados de Europa, Asia, Medio Oriente, Latinoamérica, y una ingente cantidad de productos gringos, que convivían con pocos productos nacionales.

Para calmar el mareo, me aposté en una esquina, cerca de las cajas registradoras. Comencé a ver a los compradores, y pude detallar la gran diversidad social que allí había. Por sus atuendos, nivel de lenguaje, sumas pagadas, y algunas caras conocidas, pude notar que en el sitio coexistían de forma armónica, gente de diversas clases sociales y toldas políticas. Me encontré amigos chavistas y opositores, gente de rancio abolengo y nuevas caras forradas de Channel, Vuitton y otras prendas costosas. También allí, estaban personas de apariencia sencilla, incluyendo algunos trabajadores que ejercen libremente sus oficios y labores artesanas.

Cuando le comenté esto a mi mujer, quien estaba encaramada en un estante, me dijo:

— ¡Claro!, ¿tú eres gafo o qué? Gente de todos los niveles compra en los bodegones, productos importados y nacionales. Este, es un bodegón de lujo mi amor. Hay bodegones, más sencillos, con precios más baratos, sembrados a lo largo y ancho de Venezuela.

— Como no pagan aranceles, ya que la mayoría de las importaciones, son “puerta a puerta”, los precios son más bajos que en los supermercados si se trata de productos importados. Y en el caso de los productos nacionales, más o menos los consigues al mismo precio e incluso más baratos, que en las grandes cadenas, porque los bodegones -no como éste claro-, suelen ser más pequeños y tienen menos cargas de costos fijos, de modo que son más competitivos en el momento de vender.

— Isabel me dice que Barquisimeto está lleno de bodegones. Bueno, casi todos mis amigos del interior me comentan que los bodegones, en zonas más pudientes o más populares, han desplazado en gran medida a las cadenas tradicionales de tiendas. Imagínate, que hasta medicinas turcas y chinas venden, y son mucho más baratas y bien buenas. Te recuerdas el Ibuprofén que te di el otro día, el de 800 mg.,es un Ibuprofén turco, y bien bueno, me dijiste que era.

Los tuyos, los míos y los nuestros

Conversando sobre los bodegones con un buen amigo sociólogo, me comentaba que Venezuela poco a poco se iba transformando en un país de empresarios grandes y pequeños, cada vez menos politizado, especialmente después de la vocación de apertura hacia una economía de mercado, que claramente había mostrado el gobierno desde 2019.

Según la Encovi 2019-2020, aseguraba que un 96% de los venezolanos éramos pobres, y el 80% estaba inmerso en pobreza realmente crítica.

Dada la informalización de la economía, con más de 60% de desempleo, sumado a la masa de 4 billones de dólares en cash que está flotando en el sistema, tenemos una nueva perspectiva. En Venezuela se generó una economía “del rebusque”, con proliferación de profesionales, obreros calificados y no calificados que en libre ejercicio han “dolarizado” sus honorarios. La mayoría de los empleados del sector privado cobran buena parte de su salario en dólares. Y el resto de la población, ha recurrido a emprendimientos de diferente tipo, para poder completar los ingresos familiares.

Mi amigo sociólogo, sin desmeritar a Encovi, cuya nueva encuesta se publicó en estos días, me asegura que la pobreza crítica debe haber mejorado sustancialmente, siendo más evidente en el interior del país y especialmente en el sector rural, pudiéndola estimar en no más del 50%.

Por otra parte, mi hijo mayor, Daniel, brillante profesional, bilingüe, de un origen privilegiado, me dice que a la gente de su generación le importa un bledo el tema político, ya que están hartos del mismo. Que las peleas y diferencias nos la dejan a nosotros los viejos. Me comenta además, que sus panas están buscando como hacer negocios, dinero y hacerse la vida. El asunto de ser o no “enchufados” es un rollo de nuestra generación, no de la de ellos.

Mi hijo argumenta que en Venezuela, tanto en la IV como en la V República, los empresarios viejos y nuevos, han hecho dinero gracias a las conexiones, dádivas y subvenciones del Estado. Además, me aclara que hablar de fortunas viejas y nuevas, es un juicio de valor realizado desde una doble moral. Para él, no hay diferencias entre un adeco o copeyano rico y un chavista rico.

Me asegura en tono de sorna, que muchos de sus amigos y amigas, hijos de cuartorepublicanos adinerados, están empatados o casados con nuevas fortunas, sin ningún tipo de problema ni conflicto:

— Muchos de esos empresarios ricos de tu época son “chavistas enclosetados”. Han multiplicado sus fortunas gracias al chavismo. Ya verás como antes de lo que piensas, el Country, Valle Arriba y Camurí, comienza a llenarse de chavistas, sin tanto rollo.

— Papá, en Venezuela, podrás ver diferencia de clases, siempre la ha habido. Pero las fortunas se cruzan. No se trata necesariamente de robar, ni de dinero mal habido. Si no estás ligado al Estado, que siempre ha sido y seguirá siendo la más grande empresa de Venezuela, es casi imposible hacer “dinero en banda”.

— Llámalo contratos, subsidios cambiarios, subsidios financieros. Allí está la fuente del dinero. Me parecen bolsas los que politizan la plata.

Casualmente, esa misma noche en una fiesta, tuve el chance de ver viejas fortunas de prosapia conocida, alternando con nuevas fortunas ligadas al gobierno, tomando el mismo whiskey y comiendo los mismos tequeños.

Mientras los bodegones, mi hijo, y yo, seguimos abrazando a la gente independientemente de su posición política, se va tejiendo un nuevo entramado social, en virtud del cual, lo político parece desdibujarse como un factor de identidad y división vertical entre dos grupos sociales, chavistas y opositores. Y el factor económico, determina como siempre, una separación horizontal por estratos sociales: ¿ricos, poco ricos, pobres y muy pobres?

En este artículo me equivoqué, no hay duplicidad social, dada por la polaridad política. Nunca hemos salido de la arquitectura social de siempre, ricos y pobres, la que nos impide progresar como sociedad, a nosotros y a toda la América Latina.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: Diplopía en Venezuela

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 1 OCTUBRE, 2021 05:50

Jueces y fiscales avalando la tortura

El Informe presentado hace quince días por la Misión de Determinación de Hechos para Venezuela de Naciones Unidas (MDH), con una nítida radiografía de las perversidades del sistema de justicia , muestra la complicidad de jueces y fiscales en la práctica de la tortura. Varios de los testimonios de detenidos indican que fueron torturados en […]

OPINIÓN · 30 SEPTIEMBRE, 2021 05:51

¡Que se abran las aulas!

El regreso presencial a clases no se ve favorecido por los anuncios de que será el 4 de octubre, o quizás en la tercera semana, en el caso de Caracas si las cifras de contagio no se frenan. Se trata de condicionantes que cambian de un momento a otro, reforzando los temores de quienes piensan […]

OPINIÓN · 29 SEPTIEMBRE, 2021 05:45

Hasta que haya humo blanco

A la vista está disponible un enfrentamiento obstructivo y estéril que ha impedido alguna brisa de bienestar nacional durante muchos años. Sin embargo, en los últimos meses, las fuerzas políticas en disputa se han convencido de que es necesario converger hacia una solución pacífica que quite la lona del estadio y pueda volver a cantarse […]

OPINIÓN · 28 SEPTIEMBRE, 2021 05:45

Las manchas de una “izquierda-política” desgastada

Actualmente, el mundo político está saldando los pecados cometidos en las postrimerías del siglo XX. Incluso, mucho antes. Los líderes e individuos de pensamiento de países que sucumben ante las precariedades del subdesarrollo, se sienten defraudados por los resultados de sus ejercicios políticos. Aunque lo disimulan. Escasamente, estos personajes, no advirtieron problemas que las ideologías, […]