OPINIÓN · 18 NOVIEMBRE, 2022 05:30

Recuperando a Venezuela: macroeconomía

Ver más de

Oscar Doval

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Obviamente no existe una fórmula para la recuperación económica, social y política de nuestra amada patria, así como para ningún país que atraviesa por una crisis sistémica que comprende aspectos incluso de origen idiosincrático e históricos.

Quizás más que líneas rectoras estratégicas, nuestro país requiere acuerdos en torno a la implantación de medidas correctoras y de desarrollo futuro, así como el concurso de nuestros líderes políticos y sociales, al igual que el de todos los ciudadanos de pie, incluyéndonos a Usted y a mí, para lograr una ejecutoria continua que probablemente nos tome décadas.

Recorramos en algunas entregas, punto por punto, qué hemos recogido de diferentes especialistas en materia de desarrollo social y económico para llevar a Venezuela, no a las glorias del pasado, sino al país posible que todos merecemos.

Inflación y control monetario

Parece que el país vive hoy mayor estabilidad, después del tsunami de la hiperinflación reciente, en el que vivimos escandalosas tasas inflacionarias de hasta 1,5 millones por ciento, y que redujera el tamaño de nuestra economía en cerca de un 80%.

La derogación de la Ley de Ilícitos Cambiarios en 2018, juntamente con el aislamiento financiero, permitieron la dolarización informal en cash de nuestra economía, lo que nos ha llevado a que se hagan en divisas más del 60% de las transacciones del país.

Lo mencionado no es poca cosa, ya que al contar con una moneda de referencia más estable que el bolívar, el gobierno, los empresarios y la población en general, puede estimar costos y precios de manera más fiable, permitiéndoles establecer un presupuesto relativamente estable y más confiable en el tiempo.

También el gobierno se ha dado a la tarea de extinguir la tradicional brecha entre el precio del dólar oficial y paralelo para evitar la especulación cambiaria, así como se ha dado a la tarea de hacer inyecciones continuas de divisas al sistema financiero, y que, a modo de intervención, bajar la presión de la demanda de dólares y mantener el precio del “paralelo” a raya.

Además, la mitigación de la inflación y devaluación también se debe a que el gobierno ha tendido menos a financiar su déficit fiscal a través de la impresión de bolívares inorgánicos, implantando una disciplina monetaria, pocas veces vista en Venezuela.

No en vano en el primer trimestre de este año, pudo observarse contención de las tasas de devaluación e inflación, pudiendo asegurarse de que el periodo hiperinflacionario por fin cesó.

Si bien, 2022 debe cerrar con una inflación en torno al 200% y una tasa de cambio cercana a los 13 bolívares por dólar, lo que da cuenta de una devaluación en torno al 150%, si comparamos con la inflación de 1.500% y la devaluación de 380% observadas en 2021, la mejora en estas cifras es indudable.

No obstante, la inflación y la devaluación deben estabilizarse aún más, para brindar mayor seguridad y confianza a nuestros ciudadanos.

Para ello, mientras se logra una mejora estructural del aparato productivo nacional, y sin caer en la tentación de una dolarización formal de la economía, el plantearse a Venezuela como un país multi-moneda, como alguna vez lo fuimos, donde coexistan el bolívar, el dólar y otras nominaciones, podría erigirse como una solución definitiva para erradicar la inflación y la devaluación que todavía hacen mellas en nuestra gente.

Una dolarización formal en Venezuela no estaría exenta de los riesgos propios de una destrucción del sector secundario y la dependencia de las finanzas gringas, que tanto daño ha hecho a otros países latinoamericanos como Ecuador y Panamá.

Crecimiento

El PIB venezolano ha venido creciendo desde 2021, observando ese año una tímida expansión del 5%, y al cierre de 2022, se estima una recuperación en torno al 12%.

La mejora económica observada en el país se ha dado a expensas del sector privado, y fundamentalmente gracias a una clara reactivación de la actividad comercial. Las mejoras en la producción de materia prima y actividad industrial han sido realmente bajas.

Siendo Venezuela un país petrolero, con las reservas certificadas más grandes del mundo, una mejora estructural a mediano plazo de la economía nacional obligatoriamente pasa por el incremento sustancial de la producción y exportación petrolera.

Para ello, faltan inversiones destinadas a recuperar la infraestructura petrolera venezolana. La Cámara Petrolera venezolana, estima que al menos unos 15 mil millones de dólares son necesarios para duplicar la producción petrolera actual, que se ha logrado estabilizar en unos 700 mil barriles diarios. Esta cifra dista de los máximos históricos de producción, reportados en más de 3 millones de barriles por día.

La activación de la industria petrolera no sólo trae beneficios al Estado, ya que dicha actividad tradicionalmente ha generado trabajo y empleo a enorme cantidad de empresas privadas de diferentes sectores que hacen vida de forma directa o indirecta en torno a tal actividad.

Empleo

Según la encuesta de la Encovi, publicada la semana pasada, no solo la pobreza multidimensional ha mejorado en Venezuela en un 15%, sino la tasa de desempleo formal casi disminuyó en un 10%.

Aunque las cifras oficiales hablan de una baja tasa de desempleo, la realidad de nuestro país da cuenta que sólo un 55% de los venezolanos tienen un empleo formal, y el grueso de nuestra población en edad productiva está sumada a la economía informal.

Los salarios e ingresos se han ido dolarizando con el paso del tiempo, encontrando que el ingreso promedio de los venezolanos se encuentra hoy en 180 dólares, lo que representa una significativa mejora respecto al 2019 cuando esta cifra difícilmente llegaba a los 30 dólares.

No es a través de bonificaciones estatales o los titánicos esfuerzos del sector privado que se puede lograr un empleo y salario digno para los venezolanos, sino a través de una acelerada activación del aparato productivo nacional.

Venezuela internacional

Por el impago de la deuda externa y por temas políticos, Venezuela se encuentra aislada del mundo.

Las salvajes sanciones financieras y comerciales interpuestas por  EE. UU. y la Unión Europea para forzar la salida del gobierno de Maduro, poco favor han hecho a la economía nacional, ya que nos impiden hacer transacciones comerciales internacionales abiertas, sino además alejan, entre otras razones, a los inversores extranjeros del país.

Por otra parte, tras el default de la deuda externa -dado en 2017- se han perdido los derechos de financiamiento por parte de muchos privados y multilaterales.

Para el relajamiento de las sanciones, es realmente perentorio el reanudar la mesa de diálogo de México, lo que vemos cerca y lejos a la vez, según las múltiples declaraciones realizadas tras el reciente encuentro en París entre gobierno y oposición.

El llegar a acuerdos políticos, mostrar voluntad de pago de nuestra deuda externa, así como brindar mayores garantías jurídicas a los inversionistas, son pasos obligatorios para hacernos de la punta de inversión que tanta falta nos hacer para lograr una activación estructural de la economía.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: El esfuerzo de las gaitas intercolegiales

 

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 29 NOVIEMBRE, 2022 05:30

Reanudando la función de la política

Los grandes acuerdos —sean políticos, económicos, sociales, familiares, laborales, etc.— no se logran por el mero voluntarismo, ni mucho menos son amores a primera vista. Al contrario, su materialización depende de un esfuerzo sostenido entre personas que tienen diferentes visiones del mundo y que, sin duda, evitarían que sus hijos (as) se conocieran para reducir […]

OPINIÓN · 28 NOVIEMBRE, 2022 05:30

En busca de la mejor foto del virus de la hepatitis C

El virus de la hepatitis C, o VHC, provoca una infección crónica en el hígado que puede producir daños permanentes y, en casos extremos, cáncer. Afecta a alrededor de 58 millones de personas en todo el mundo y ocasiona unas 290.000 muertes cada año. Si bien hay tratamientos disponibles para las infecciones relacionadas con el […]

OPINIÓN · 27 NOVIEMBRE, 2022 05:30

Qatar, entre el fútbol y la influencia

Carlos Maslatón, un influencer de Buenos Aires en Argentina, publicó un tuit acerca de un gol de Brasil a Serbia durante el Mundial y se refirió a este último país como “Yugoslavia”, al principio pensé que había sido un error voluntario pero siguió tuiteando reincidiendo en el error; obviamente, al tener numerosas reacciones en esta […]

OPINIÓN · 26 NOVIEMBRE, 2022 05:30

Eunucos sentimentales

Si el tema del cuidado de la salud física por parte de los hombres es complicado, mucho más es su salud mental, su emocionalidad. En los patrones tradicionales de crianza del varón se sanciona la expresión emotiva por ser considerada propia de las mujeres; seres de segunda, según ese mismo pensamiento. A la fantasía de […]

OPINIÓN · 26 NOVIEMBRE, 2022

Recuperando a Venezuela: macroeconomía

Texto por Oscar Doval

Obviamente no existe una fórmula para la recuperación económica, social y política de nuestra amada patria, así como para ningún país que atraviesa por una crisis sistémica que comprende aspectos incluso de origen idiosincrático e históricos.

Quizás más que líneas rectoras estratégicas, nuestro país requiere acuerdos en torno a la implantación de medidas correctoras y de desarrollo futuro, así como el concurso de nuestros líderes políticos y sociales, al igual que el de todos los ciudadanos de pie, incluyéndonos a Usted y a mí, para lograr una ejecutoria continua que probablemente nos tome décadas.

Recorramos en algunas entregas, punto por punto, qué hemos recogido de diferentes especialistas en materia de desarrollo social y económico para llevar a Venezuela, no a las glorias del pasado, sino al país posible que todos merecemos.

Inflación y control monetario

Parece que el país vive hoy mayor estabilidad, después del tsunami de la hiperinflación reciente, en el que vivimos escandalosas tasas inflacionarias de hasta 1,5 millones por ciento, y que redujera el tamaño de nuestra economía en cerca de un 80%.

La derogación de la Ley de Ilícitos Cambiarios en 2018, juntamente con el aislamiento financiero, permitieron la dolarización informal en cash de nuestra economía, lo que nos ha llevado a que se hagan en divisas más del 60% de las transacciones del país.

Lo mencionado no es poca cosa, ya que al contar con una moneda de referencia más estable que el bolívar, el gobierno, los empresarios y la población en general, puede estimar costos y precios de manera más fiable, permitiéndoles establecer un presupuesto relativamente estable y más confiable en el tiempo.

También el gobierno se ha dado a la tarea de extinguir la tradicional brecha entre el precio del dólar oficial y paralelo para evitar la especulación cambiaria, así como se ha dado a la tarea de hacer inyecciones continuas de divisas al sistema financiero, y que, a modo de intervención, bajar la presión de la demanda de dólares y mantener el precio del “paralelo” a raya.

Además, la mitigación de la inflación y devaluación también se debe a que el gobierno ha tendido menos a financiar su déficit fiscal a través de la impresión de bolívares inorgánicos, implantando una disciplina monetaria, pocas veces vista en Venezuela.

No en vano en el primer trimestre de este año, pudo observarse contención de las tasas de devaluación e inflación, pudiendo asegurarse de que el periodo hiperinflacionario por fin cesó.

Si bien, 2022 debe cerrar con una inflación en torno al 200% y una tasa de cambio cercana a los 13 bolívares por dólar, lo que da cuenta de una devaluación en torno al 150%, si comparamos con la inflación de 1.500% y la devaluación de 380% observadas en 2021, la mejora en estas cifras es indudable.

No obstante, la inflación y la devaluación deben estabilizarse aún más, para brindar mayor seguridad y confianza a nuestros ciudadanos.

Para ello, mientras se logra una mejora estructural del aparato productivo nacional, y sin caer en la tentación de una dolarización formal de la economía, el plantearse a Venezuela como un país multi-moneda, como alguna vez lo fuimos, donde coexistan el bolívar, el dólar y otras nominaciones, podría erigirse como una solución definitiva para erradicar la inflación y la devaluación que todavía hacen mellas en nuestra gente.

Una dolarización formal en Venezuela no estaría exenta de los riesgos propios de una destrucción del sector secundario y la dependencia de las finanzas gringas, que tanto daño ha hecho a otros países latinoamericanos como Ecuador y Panamá.

Crecimiento

El PIB venezolano ha venido creciendo desde 2021, observando ese año una tímida expansión del 5%, y al cierre de 2022, se estima una recuperación en torno al 12%.

La mejora económica observada en el país se ha dado a expensas del sector privado, y fundamentalmente gracias a una clara reactivación de la actividad comercial. Las mejoras en la producción de materia prima y actividad industrial han sido realmente bajas.

Siendo Venezuela un país petrolero, con las reservas certificadas más grandes del mundo, una mejora estructural a mediano plazo de la economía nacional obligatoriamente pasa por el incremento sustancial de la producción y exportación petrolera.

Para ello, faltan inversiones destinadas a recuperar la infraestructura petrolera venezolana. La Cámara Petrolera venezolana, estima que al menos unos 15 mil millones de dólares son necesarios para duplicar la producción petrolera actual, que se ha logrado estabilizar en unos 700 mil barriles diarios. Esta cifra dista de los máximos históricos de producción, reportados en más de 3 millones de barriles por día.

La activación de la industria petrolera no sólo trae beneficios al Estado, ya que dicha actividad tradicionalmente ha generado trabajo y empleo a enorme cantidad de empresas privadas de diferentes sectores que hacen vida de forma directa o indirecta en torno a tal actividad.

Empleo

Según la encuesta de la Encovi, publicada la semana pasada, no solo la pobreza multidimensional ha mejorado en Venezuela en un 15%, sino la tasa de desempleo formal casi disminuyó en un 10%.

Aunque las cifras oficiales hablan de una baja tasa de desempleo, la realidad de nuestro país da cuenta que sólo un 55% de los venezolanos tienen un empleo formal, y el grueso de nuestra población en edad productiva está sumada a la economía informal.

Los salarios e ingresos se han ido dolarizando con el paso del tiempo, encontrando que el ingreso promedio de los venezolanos se encuentra hoy en 180 dólares, lo que representa una significativa mejora respecto al 2019 cuando esta cifra difícilmente llegaba a los 30 dólares.

No es a través de bonificaciones estatales o los titánicos esfuerzos del sector privado que se puede lograr un empleo y salario digno para los venezolanos, sino a través de una acelerada activación del aparato productivo nacional.

Venezuela internacional

Por el impago de la deuda externa y por temas políticos, Venezuela se encuentra aislada del mundo.

Las salvajes sanciones financieras y comerciales interpuestas por  EE. UU. y la Unión Europea para forzar la salida del gobierno de Maduro, poco favor han hecho a la economía nacional, ya que nos impiden hacer transacciones comerciales internacionales abiertas, sino además alejan, entre otras razones, a los inversores extranjeros del país.

Por otra parte, tras el default de la deuda externa -dado en 2017- se han perdido los derechos de financiamiento por parte de muchos privados y multilaterales.

Para el relajamiento de las sanciones, es realmente perentorio el reanudar la mesa de diálogo de México, lo que vemos cerca y lejos a la vez, según las múltiples declaraciones realizadas tras el reciente encuentro en París entre gobierno y oposición.

El llegar a acuerdos políticos, mostrar voluntad de pago de nuestra deuda externa, así como brindar mayores garantías jurídicas a los inversionistas, son pasos obligatorios para hacernos de la punta de inversión que tanta falta nos hacer para lograr una activación estructural de la economía.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: El esfuerzo de las gaitas intercolegiales

 

¿Cómo valoras esta información?

1

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

1

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 29 NOVIEMBRE, 2022 05:30

Reanudando la función de la política

OPINIÓN · 28 NOVIEMBRE, 2022 05:30

En busca de la mejor foto del virus de la hepatitis C

OPINIÓN · 27 NOVIEMBRE, 2022 05:30

Qatar, entre el fútbol y la influencia