Prioridades que matan - Efecto Cocuyo

OPINIÓN · 6 OCTUBRE, 2020 04:53

Prioridades que matan

Ver más de

Antonio José Monagas

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

“El régimen actúa según la conveniencia e intereses”

Cuando las prioridades son confundidas con las urgencias hay algo que está comportándose equivocadamente. O es porque el mundo ha comenzado a invertir la visión de las cosas. Es un problema que marca una profunda huella. La historia bien lo manifiesta. No comprender hasta dónde alcanza la prioridad y hasta dónde llega la urgencia, ha causado serios y añejos trastornos. Particularmente, políticos. Es porque la política se atiene al hecho fáctico que hace de cada decisión, el canal que relaciona beneficio con poder. Y este vínculo en política es sumamente perverso.

No obstante, se ha dicho con insistencia que “todo es cuestión de prioridades”. Posiblemente eso sea correcto. Pero no siempre. Más cuando se presumen prioridades cuya importancia no supera el sentido de “necesidad”. Ahí se forma un nudo de complicada desatadura o aflojamiento.

He ahí el problema que embarga el ejercicio de la política. Sobre todo, cuando se embrolla con la necedad. Es debido a que el ejercicio de la política no siempre está en mano de probos. Sino de necios que por verbosos o locuaces, entusiasman a ingenuos e ilusos. Aparte que sus propuestas casi siempre se hallan manchadas de mentiras.

Es como apostar una jugada siniestra cuyo objetivo debe ser construido sin medida del tiempo y apelando al más inmediato recurso que es tenga cerca. Entonces, es cuando la avidez de quien busca en la inmediatez ejercer la política, disfraza hábilmente las necesidades de prioridades.

Es el caso de sistemas políticos de gobierno que, tentados por el afán de enquistarse en el poder, se valen de cualquier problema para infundir lo que no pueden lograr con la anuencia de la verdad. Son situaciones que caracterizan, generalmente, el ejercicio político de gobiernos adheridos a esquemas autoritarios hegemónicos.

El caso Venezuela es patético a este respecto. Ya consumido el país por una crisis de gobernabilidad y gobernanza, arrastrada a su vez por una crisis de acumulación y otra de tipo de dominación, se insumió en un desespero provocado por la crisis sanitaria que afectó al planeta en su totalidad.

Así que, ante el fragor causado por el  temor mantenido por el régimen usurpador venezolano, hizo de la represión un reiterado criterio de gobierno. Y que cometida sin medida ni reparo del respeto a los derechos humanos, ha pretendido ordenar el desorden que el mismo desasosiego de gobernantes y politiqueros generó. Eso llevó al régimen a ensayar maquinaciones de toda calaña, buscando revertir sus propias ineptitudes y corruptelas. Sin mayor resultado alguno.

Después de haber sido Venezuela bastión del mercado petrolero mundial, el país cayó en el marasmo de una “programada” ruina. Las oprobiosas decisiones, tomadas en nombre del nauseabundo socialismo y de la borrosa “revolución bonita”, provocaron la pérdida del negocio petrolero que había sido símbolo de “soberanía nacional”.

En el curso de las decisiones tomadas a la sombra de la “medianoche”, se improvisaron medidas con la intención de superar los entuertos cometidos. Sin embargo, más allá de lo pensado, la situación del país se agudizó ante la precariedad de servicios públicos. Particularmente, por la apesadumbrada carencia de gasolina. Que además se agravó, por el asedio de la crisis del virus chino. Ahora Venezuela pasó a ser un “país petrolero”, sin gasolina. Amarga contradicción. Pero cruda realidad. Y peligrosa verdad.

El criterio del régimen de repartir migajas de combustible, se impuso como condición de sobrevivencia. Criterio éste que, a duras penas, le sirvió para negociar con países petroleros pertenecientes al escaso registro de naciones del bloque radical-fundamentalista.

Bajo ese concepto, se categorizó el plantel de vehículos del país. El procedimiento formulado para surtir de gasolina, no evadió la necesidad de favorecer los vehículos de sus séquitos. Para esto, crearon la categoría de vehículos “priorizados”. Por tanto, con tan inconsistente justificativo, el régimen buscó beneficiar a sus acólitos por encima del resto de la población vehicular. O sea, le valió como excusa para eludir lo que la Constitución establece. Exactamente cuando refiere “(…) la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político” como valores superiores del ordenamiento jurídico y de la actuación del Estado democrático de Derecho. (Art. 2)

Todo ese enjambre de mandatos y dictámenes del régimen, sólo hace ver el desconocimiento de lo que cualquier diccionario define como “prioridad”. Por supuesto, las medidas adoptadas en el azore del pandemónium que es hoy Venezuela, la severidad de la disposición asumida respecto de otra, debió cumplirse “al pie del cañón”. Ahí se devela el problema que se plantea cuando no hay diferencia entre lo urgente y lo prioritario.

El régimen actúa según la conveniencia e intereses que instituye frente a lo que califica de “urgente”. De esa forma determina apresurada y desbocadamente, sus prioridades. Sin atender ni entender la importancia y alcance de las complicadas realidades que resultan de todo ese enredo. Sin precedencia de razón ni de sentido.

Lejos de evitar los revuelos que deriva el caos que sigue provocando cada decisión y situación, el régimen sólo hace que en medio de la desorganización que incita sus excesos y desatinos, se adviertan, resalten y finalmente se impongan: prioridades que matan…

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: Pugilato político: ¿absurdo o necesario?

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 25 ENERO, 2021 04:39

Resuelto el misterio en Rea

Los satélites tienen propiedades únicas, algunas tan inusuales e intrigantes que se destacan de otros cuerpos lunares que se encuentran en todo el Sistema Solar, incluida nuestra propia compañera natural, la Luna. Uno de estos extraños cuerpos celestes es la segunda luna más grande de Saturno, Rea. Es un objeto frío y sin aire, pero […]

OPINIÓN · 24 ENERO, 2021 04:41

Otro tipo de líderes

El mundo actual ha venido cambiando a pasos agigantados. El avance a ritmo inusitado de la ciencia y la tecnología en las últimas décadas está impactando sobremanera todos los esquemas civilizatorios. No podía estar por fuera de este fenómeno, lo relativo al liderazgo político que siempre, por su condición, tiene una enorme relevancia en la […]

OPINIÓN · 24 ENERO, 2021 04:35

Como Biden, ¿veremos luz?

“El Nazareno me dijo”… (Salsa, Ismael Riera) Hace un par de días (“puñito y puñito”) veíamos a un erguido y elegante Biden, así como a la multiétnica, voluptuosa, también elegante y bella Harris, vestida color nazareno –así será el rollo al que se enfrentan–, ser juramentados como el presidente 46 y la primera mujer vicepresidente […]

OPINIÓN · 23 ENERO, 2021 04:35

2021 comienza movido

Como era de esperar, el 2021 es la continuidad, en acontecimientos, del 2020.  Particularmente, en lo que se refiere al mayor problema global: la pandemia del coronavirus y los problemas que deriva. Pero, en positivo, comienza a sentirse un alivio mundial por el giro político administrativo en uno de los países más grandes e importantes […]