OPINIÓN · 7 AGOSTO, 2022 05:22

Los dientes de China

Ver más de

Piero Trepiccione

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Esta semana ha estado llena de eventos importantes en la geopolítica mundial, pero sin duda, el más controvertido y que ha generado mayor preocupación internacional ha sido la visita de Nancy Pelosi, presidenta de la cámara de representantes del Congreso de los Estados Unidos, a Taiwán de manera oficial y en medio de reclamos diplomáticos por parte del gobierno chino. Conjuntamente a ello, se están realizando maniobras militares de potente escala en la zona, como respuesta en lenguaje de poder de una China que cada día muestra una nueva fase de su historia reciente: los dientes en la geopolítica global.

Y más allá de las consideraciones a los precedentes históricos en torno a Taiwán y su soberanía, debemos analizar lo que ya está a la vuelta de la esquina y que se venía anunciando desde hace décadas. El poderío chino se asoma como protagonista de la escena internacional más allá de su exponencial crecimiento económico. Hasta ahora, China se limitó a concentrarse en su desarrollo económico, en afianzar lazos comerciales y rutas de intercambio. Se miró a si misma por más de cuatro décadas desde que Deng Xiaoping le diera un vuelco desde la ideología al pragmatismo y convirtiera su legendario lema `un país, dos sistemas´ como bandera de acción en el conglomerado de políticas públicas que se desarrollaron a continuación, hasta que hoy día ya no basta la economía.

China quiere ser protagonista de la multipolaridad. Quiere tener influencia en las regiones donde ya es el primer socio comercial superando a EEUU, Japón y Corea del Sur. El planeta se le está haciendo cada vez más pequeño y es allí donde los conflictos parecieran tender hacia el escalamiento. Muchos analistas repitieron hasta la saciedad lo que en la narrativa oficial china ha sido una constante: «no somos ni queremos ser imperio, solo queremos jugar en el terreno de la economía» . Pero con el paso de los años y la acumulación de capital, como ningún otro país en la tierra, China quiere mayores espacios e influencia, como es natural en un país con sus características y sus necesidades a largo plazo.

En ese sentido, Taiwán es apenas la punta del iceberg. Detrás de ese conflicto en particular existen diferencias con Japón, Vietnam, India, Mongolia, Australia e inclusive, con la propia Rusia aún en medio de la alianza que se ha venido consolidando en los últimos tiempos y el apoyo soterrado de Beijing a Putin en el conflicto ucraniano. Ni que decir de la propia Alemania y toda la Unión Europea como actor geopolítico global. China, hoy por hoy intenta expandir su influencia por todo el globo terráqueo y tiene capital y condiciones para hacerlo, por eso muestra cada vez más sus dientes.

En todo caso, ojalá las diferencias que se están creando con la consolidación del Estado chino como superpotencia global no conlleven a una nueva guerra fría o algo parecido. Este siglo XXI pareciera estarnos llevando de vuelta a estadios duros en la diplomacia internacional. La guerra ha aparecido de nuevo en escena lo que significa que el orden global se viene rompiendo. Los mecanismos de resolución de las diferencias al parecer no se están ajustando a las acciones de muchos líderes políticos que han venido trastocando la democracia como sistema de convivencia pacífica. El autoritarismo viene reconcentrando estrategias que pueden impulsar conflictos bélicos mucho más severos de los que nos podemos imaginar. Los dientes de China quizás nos pudieran traer más problemas que soluciones en este nuevo siglo. Espero estar equivocado.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: Si no está en la agenda pública, no existe

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 25 SEPTIEMBRE, 2022 05:30

Alternabilidad y democracia, una llave indisoluble

La democracia es el régimen de gobierno que más garantiza el ejercicio pleno de los derechos humanos. Aunque, evidentemente, la historia se ha encargado de mostrarnos sus fallas, carencias y desviaciones, y no en pocas oportunidades han causado cansancio, por parte de poblaciones enteras. Esto no significa que no sea perfectible y en el marco […]

OPINIÓN · 24 SEPTIEMBRE, 2022 05:35

Muerte de mujeres

Septiembre de 2022 pasará a la historia marcado por la muerte de una mujer, pero debería ser por la de dos o de muchas. En Inglaterra murió la Reina que llevó en su cabeza la corona bien puesta durante décadas y todo el mundo -literalmente- aplaudió y honró su muerte por causas naturales. Esto, aunque, […]

OPINIÓN · 24 SEPTIEMBRE, 2022 05:35

Tolerancia y religión

Las intensas protestas en Irán por la muerte de la joven Mahsa Amini no cesan. Su muerte se produjo por cometer una infracción a la ley islámica: llevar mal puesto el velo (donde básicamente mostraba un poco su cabello). Esto fue razón suficiente para que la Policía de la Moral (vigilante de las normas islámicas) […]

OPINIÓN · 23 SEPTIEMBRE, 2022 05:00

El bolívar y sus circunstancias

Antonio Guzmán Blanco -quien gobernó nuestro país en varias ocasiones entre 1870 a 1888- dijo en una oportunidad: «Venezuela es como un cuero seco, lo pisan por un lado y se levanta por el otro». Con esta aseveración, se refería a la situación económica de entonces. Casi 150 años después, lamentablemente, no podemos decir algo […]

OPINIÓN · 23 SEPTIEMBRE, 2022

Los dientes de China

Texto por Piero Trepiccione

Esta semana ha estado llena de eventos importantes en la geopolítica mundial, pero sin duda, el más controvertido y que ha generado mayor preocupación internacional ha sido la visita de Nancy Pelosi, presidenta de la cámara de representantes del Congreso de los Estados Unidos, a Taiwán de manera oficial y en medio de reclamos diplomáticos por parte del gobierno chino. Conjuntamente a ello, se están realizando maniobras militares de potente escala en la zona, como respuesta en lenguaje de poder de una China que cada día muestra una nueva fase de su historia reciente: los dientes en la geopolítica global.

Y más allá de las consideraciones a los precedentes históricos en torno a Taiwán y su soberanía, debemos analizar lo que ya está a la vuelta de la esquina y que se venía anunciando desde hace décadas. El poderío chino se asoma como protagonista de la escena internacional más allá de su exponencial crecimiento económico. Hasta ahora, China se limitó a concentrarse en su desarrollo económico, en afianzar lazos comerciales y rutas de intercambio. Se miró a si misma por más de cuatro décadas desde que Deng Xiaoping le diera un vuelco desde la ideología al pragmatismo y convirtiera su legendario lema `un país, dos sistemas´ como bandera de acción en el conglomerado de políticas públicas que se desarrollaron a continuación, hasta que hoy día ya no basta la economía.

China quiere ser protagonista de la multipolaridad. Quiere tener influencia en las regiones donde ya es el primer socio comercial superando a EEUU, Japón y Corea del Sur. El planeta se le está haciendo cada vez más pequeño y es allí donde los conflictos parecieran tender hacia el escalamiento. Muchos analistas repitieron hasta la saciedad lo que en la narrativa oficial china ha sido una constante: «no somos ni queremos ser imperio, solo queremos jugar en el terreno de la economía» . Pero con el paso de los años y la acumulación de capital, como ningún otro país en la tierra, China quiere mayores espacios e influencia, como es natural en un país con sus características y sus necesidades a largo plazo.

En ese sentido, Taiwán es apenas la punta del iceberg. Detrás de ese conflicto en particular existen diferencias con Japón, Vietnam, India, Mongolia, Australia e inclusive, con la propia Rusia aún en medio de la alianza que se ha venido consolidando en los últimos tiempos y el apoyo soterrado de Beijing a Putin en el conflicto ucraniano. Ni que decir de la propia Alemania y toda la Unión Europea como actor geopolítico global. China, hoy por hoy intenta expandir su influencia por todo el globo terráqueo y tiene capital y condiciones para hacerlo, por eso muestra cada vez más sus dientes.

En todo caso, ojalá las diferencias que se están creando con la consolidación del Estado chino como superpotencia global no conlleven a una nueva guerra fría o algo parecido. Este siglo XXI pareciera estarnos llevando de vuelta a estadios duros en la diplomacia internacional. La guerra ha aparecido de nuevo en escena lo que significa que el orden global se viene rompiendo. Los mecanismos de resolución de las diferencias al parecer no se están ajustando a las acciones de muchos líderes políticos que han venido trastocando la democracia como sistema de convivencia pacífica. El autoritarismo viene reconcentrando estrategias que pueden impulsar conflictos bélicos mucho más severos de los que nos podemos imaginar. Los dientes de China quizás nos pudieran traer más problemas que soluciones en este nuevo siglo. Espero estar equivocado.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: Si no está en la agenda pública, no existe

¿Cómo valoras esta información?

1

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 25 SEPTIEMBRE, 2022 05:30

Alternabilidad y democracia, una llave indisoluble

OPINIÓN · 24 SEPTIEMBRE, 2022 05:35

Muerte de mujeres

OPINIÓN · 24 SEPTIEMBRE, 2022 05:35

Tolerancia y religión