OPINIÓN · 24 FEBRERO, 2022 05:15

¿Cómo apoyar a las víctimas de acoso escolar?

Ver más de

Fernando Pereira | @cecodap | @fernanpereirav

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El caso de Dayke Hardman, adolescente de 12 años, que se suicidó en Estados Unidos ha conmovido a buena parte del mundo. Las imágenes publicadas por la familia y las interrogantes de la madre sobre cómo puede ser tanto el dolor, para que su hijo decidiera que no podía lidiar con el dolor que lo envolvía.
A mi nieto le dicen gordo, estúpido y a cada rato lo tumban al piso. Él no es un bebé, tiene 10 años y parece que tuviera 13. Es más corpulento que los demás y no se defiende. Le digo: – ¿por qué no te defiendes? Y él me dice: – No me gusta pelear. Y los otros niños le dicen que parece una niñita» cuenta Yamilet.

El bullying no ocurre solo en el país del Norte. El nieto de Yamilet estudia en Caracas. Hay que comprender lo que le pasa a las víctimas de bullying. Puede ser que lo permitan porque:
• Los toma por sorpresa. No lo identifican como violencia.
• No saben cómo poner límites y defenderse. Tienen rabia, vergüenza y culpa por ser como son.
• Se sienten cobardes e incapaces de reaccionar.
El miedo los paraliza. La persona que los acosa ejerce mucho poder sobre ellos y además cuenta con el apoyo de un grupo.
• Se sienten merecedores por ser como son.
• Se sienten solos, aislados y no cuentan con un grupo que los proteja.
• No saben con quién hablar y dudan si vale la pena, para no ser calificados como “sapos”, chismosos.
• Puede ser una forma de sentirse aceptado por el grupo.


Hay un perfil de la víctima pasiva que es el estereotipo más extendido, no se defienden, no lo comunican. Existe la víctima provocadora, por una parte angustiada y por otra agresiva. Tienen dificultades para mantener relaciones sociales y el grupo manifiesta que provoca el acoso.


¿Qué hacer como familia cuando sus hijos son acosados presencial o virtualmente?


Estar atentos a las señales físicas o emocionales que nos estén mostrando. Muchas veces es un llamado de auxilio en medio de su dolor y confusión. Estar atento al síndrome del domingo por la tarde, cuando se resisten o incluso se enferman al pensar que deben ir a clases el lunes; a reincorporarse después de un período festivo; que repentinamente pierden el interés por estudiar; piden que lo cambiemos de escuela.
Actuar cuanto antes para que los hijos no sigan sometidos a una situación tan dolorosa e indignante. Es importante lograr su confianza y que sientan comprensión, intentando que cuenten lo que está sucediendo. Lo que más necesitan es sentirse escuchados y acompañados.
Reforzar su autonomía. No es conveniente tratar de solucionarlo como padres, los adultos, excluyéndolos y que puedan sentir que son incapaces de asumir lo vivido, participar y opinar.
No tienen la culpa de lo que les está pasando. Ninguna condición justifica el acoso. Se deben acordar y negociar los pasos a dar para solucionar la situación.
No descalificar lo que les está ocurriendo. Se debe evitar hacerles sentir que lo que les ocurre no es importante («eso siempre ha pasado», “son cosas de muchachos”, “cuando tengas mi edad verás las cosas diferentes y solo quedará el recuerdo”).
No echarle toda la culpa al centro educativo o a los educadores y orientadores. En el acoso escolar intervienen múltiples factores que hay que identificar y abordar en la familia, centro educativo y entorno social.
No tomar la justicia por las propias manos enfrentándose con los estudiantes que acosan y sus familiares. Este tipo de procedimientos complica más la convivencia.
Animarlos a que cuenten lo sucedido. En un lugar tranquilo e íntimo preguntarles lo ocurrido, sin alterarnos y evitando expresiones y actitudes dramáticas. Es necesario indagar lo que ocurrió, quién estaba implicado, dónde ocurrió, cuándo y si hubo testigos de lo sucedido.
Escucharlos sin juzgar. Puede que sientan temor de comunicar lo que están pasando, por miedo a nuestra reacción.
Apoyarlos y aceptarlos. Es muy importante que se sientan apoyados y aceptados contando con el soporte emocional que les permita recuperar la confianza en sí mismos y en los demás.
Acordar la estrategia para enfrentar el acoso. Puede ser que al contar lo sucedido, en un espacio tranquilo y protegido, se sientan más serenos, confiados y piensen que pueden resolverlo por sí mismos; hablando con sus compañeros, con un profesor con el que tengan más confianza o inclusive con quienes los agreden.
Mantener contacto con el centro educativo. Comunicar lo que está sucediendo, siempre con el acuerdo de nuestro hijo o hija, para que se dicten las medidas más justas y convenientes.
Actuar. Cuando se dice actuar, se refiere a contactar a la persona adecuada (personal directivo, docente, de protección u orientación) para dar a conocer la situación. Lo ideal es solicitar el apoyo del centro para que conjuntamente se pueda intervenir y evitar que las situaciones se sigan dando.
Evitar victimizar. Si bien es cierto que por ser acosado es víctima y apoyarlo para que supere esta circunstancia, no es conveniente sobreproteger o reforzar los sentimientos de minusvalía emocional.
• Buscar apoyo. De no contar con las herramientas para apoyarlo, es importante buscar asesoría profesional.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: Mecha y su Rondalera

ESPECIALES · 19 MARZO, 2023

20 presas políticas

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2023

Ser docente en Venezuela, un oficio en quiebre

Texto por Albany Andara, Reynaldo Mozo y Ronny Rodríguez

ESPECIALES · 5 MARZO, 2023

10 años de la muerte de Hugo Chávez

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 19 FEBRERO, 2023

Nicaragüenses en el destierro

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 28 AGOSTO, 2019

Informe Bachelet

Texto por Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

OPINIÓN · 26 MARZO, 2023 05:50

La necesaria alternabilidad

La democracia es el régimen de gobierno que más garantiza el ejercicio pleno de los derechos humanos. Aunque, evidentemente, la historia se ha encargado de mostrarnos sus fallas, carencias y desviaciones, que en no pocas oportunidades han causado cansancio por parte de poblaciones enteras. Todo esto no significa que no sea perfectible y en el […]

OPINIÓN · 25 MARZO, 2023 05:08

Feminismo como actitud ante la vida

El poder de las mujeres crece cada vez más en todo el mundo, aún en países donde a ellas se les prohíbe mostrar la cara. La presión de las mujeres identificadas como feministas ha logrado, con el apoyo de algunos hombres, aprobar leyes a su favor, alcanzar puestos destacados en el gobierno, aumentar el número […]

OPINIÓN · 24 MARZO, 2023 05:47

El impacto de las sanciones económicas

En el artículo anterior mencionábamos que a pesar de la difícil situación económica de Venezuela, la gradual dolarización de los salarios, el trabajo informal y la resiliente capacidad de rebusque de la población han aumentado la capacidad adquisitiva de la población. El impacto de las sanciones de Estados Unidos en Venezuela ha sido objeto de […]

OPINIÓN · 24 MARZO, 2023 05:18

Dilemas ante una eventual democratización en Venezuela

Es importante poner de relieve los dilemas a los cuales nos enfrentamos en una eventual democratización, tras la resaca propinada por el pasado reciente y por la dura realidad que nos arropa en consecuencia. La autocratización en Venezuela si bien tomó un ritmo más sosegado comparado con el ritmo de otros países en la reciente […]

OPINIÓN · 24 FEBRERO, 2022

¿Cómo apoyar a las víctimas de acoso escolar?

Texto por Fernando Pereira | @cecodap | @fernanpereirav

El caso de Dayke Hardman, adolescente de 12 años, que se suicidó en Estados Unidos ha conmovido a buena parte del mundo. Las imágenes publicadas por la familia y las interrogantes de la madre sobre cómo puede ser tanto el dolor, para que su hijo decidiera que no podía lidiar con el dolor que lo envolvía.
A mi nieto le dicen gordo, estúpido y a cada rato lo tumban al piso. Él no es un bebé, tiene 10 años y parece que tuviera 13. Es más corpulento que los demás y no se defiende. Le digo: – ¿por qué no te defiendes? Y él me dice: – No me gusta pelear. Y los otros niños le dicen que parece una niñita» cuenta Yamilet.

El bullying no ocurre solo en el país del Norte. El nieto de Yamilet estudia en Caracas. Hay que comprender lo que le pasa a las víctimas de bullying. Puede ser que lo permitan porque:
• Los toma por sorpresa. No lo identifican como violencia.
• No saben cómo poner límites y defenderse. Tienen rabia, vergüenza y culpa por ser como son.
• Se sienten cobardes e incapaces de reaccionar.
El miedo los paraliza. La persona que los acosa ejerce mucho poder sobre ellos y además cuenta con el apoyo de un grupo.
• Se sienten merecedores por ser como son.
• Se sienten solos, aislados y no cuentan con un grupo que los proteja.
• No saben con quién hablar y dudan si vale la pena, para no ser calificados como “sapos”, chismosos.
• Puede ser una forma de sentirse aceptado por el grupo.


Hay un perfil de la víctima pasiva que es el estereotipo más extendido, no se defienden, no lo comunican. Existe la víctima provocadora, por una parte angustiada y por otra agresiva. Tienen dificultades para mantener relaciones sociales y el grupo manifiesta que provoca el acoso.


¿Qué hacer como familia cuando sus hijos son acosados presencial o virtualmente?


Estar atentos a las señales físicas o emocionales que nos estén mostrando. Muchas veces es un llamado de auxilio en medio de su dolor y confusión. Estar atento al síndrome del domingo por la tarde, cuando se resisten o incluso se enferman al pensar que deben ir a clases el lunes; a reincorporarse después de un período festivo; que repentinamente pierden el interés por estudiar; piden que lo cambiemos de escuela.
Actuar cuanto antes para que los hijos no sigan sometidos a una situación tan dolorosa e indignante. Es importante lograr su confianza y que sientan comprensión, intentando que cuenten lo que está sucediendo. Lo que más necesitan es sentirse escuchados y acompañados.
Reforzar su autonomía. No es conveniente tratar de solucionarlo como padres, los adultos, excluyéndolos y que puedan sentir que son incapaces de asumir lo vivido, participar y opinar.
No tienen la culpa de lo que les está pasando. Ninguna condición justifica el acoso. Se deben acordar y negociar los pasos a dar para solucionar la situación.
No descalificar lo que les está ocurriendo. Se debe evitar hacerles sentir que lo que les ocurre no es importante («eso siempre ha pasado», “son cosas de muchachos”, “cuando tengas mi edad verás las cosas diferentes y solo quedará el recuerdo”).
No echarle toda la culpa al centro educativo o a los educadores y orientadores. En el acoso escolar intervienen múltiples factores que hay que identificar y abordar en la familia, centro educativo y entorno social.
No tomar la justicia por las propias manos enfrentándose con los estudiantes que acosan y sus familiares. Este tipo de procedimientos complica más la convivencia.
Animarlos a que cuenten lo sucedido. En un lugar tranquilo e íntimo preguntarles lo ocurrido, sin alterarnos y evitando expresiones y actitudes dramáticas. Es necesario indagar lo que ocurrió, quién estaba implicado, dónde ocurrió, cuándo y si hubo testigos de lo sucedido.
Escucharlos sin juzgar. Puede que sientan temor de comunicar lo que están pasando, por miedo a nuestra reacción.
Apoyarlos y aceptarlos. Es muy importante que se sientan apoyados y aceptados contando con el soporte emocional que les permita recuperar la confianza en sí mismos y en los demás.
Acordar la estrategia para enfrentar el acoso. Puede ser que al contar lo sucedido, en un espacio tranquilo y protegido, se sientan más serenos, confiados y piensen que pueden resolverlo por sí mismos; hablando con sus compañeros, con un profesor con el que tengan más confianza o inclusive con quienes los agreden.
Mantener contacto con el centro educativo. Comunicar lo que está sucediendo, siempre con el acuerdo de nuestro hijo o hija, para que se dicten las medidas más justas y convenientes.
Actuar. Cuando se dice actuar, se refiere a contactar a la persona adecuada (personal directivo, docente, de protección u orientación) para dar a conocer la situación. Lo ideal es solicitar el apoyo del centro para que conjuntamente se pueda intervenir y evitar que las situaciones se sigan dando.
Evitar victimizar. Si bien es cierto que por ser acosado es víctima y apoyarlo para que supere esta circunstancia, no es conveniente sobreproteger o reforzar los sentimientos de minusvalía emocional.
• Buscar apoyo. De no contar con las herramientas para apoyarlo, es importante buscar asesoría profesional.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: Mecha y su Rondalera

¿Cómo valoras esta información?

3

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO

OPINIÓN · 26 MARZO, 2023 05:50

La necesaria alternabilidad

OPINIÓN · 25 MARZO, 2023 05:08

Feminismo como actitud ante la vida

OPINIÓN · 24 MARZO, 2023 05:47

El impacto de las sanciones económicas