OPINIÓN · 30 MARZO, 2021 04:08

Buscando pistas dentro de los huesos de dinosaurio

Ver más de

Paulino Betancourt Figueroa | @p_betanco

¿Cómo valoras esta información?

3
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El diminuto fósil es modesto. No es tan grande como el fémur de un Apatosaurus (cuello largo) ni tan impresionante como la mandíbula de un Tiranosaurio. El objeto es tan solo un pequeño fragmento de cartílago del cráneo de un bebé Hypacrosaurus que murió hace más de 70 millones de años. Pero puede contener algo nunca antes visto desde las profundidades de la era Mesozoica: restos degradados de ADN de dinosaurio.

Se supone que el material genético no debe perdurar por largos períodos de tiempo. El ADN comienza a descomponerse al momento de la muerte. Los hallazgos de un estudio de 2012 sobre huesos de un ave extinta, mostraron que el material genético de un organismo se deteriora a un ritmo tal, que se reduce a la mitad cada 521 años. Después de 1.042 años, la mitad de ese resto también desaparecerá. Esta velocidad de descomposición indica que los paleontólogos solo pueden recuperar secuencias de ADN reconocibles de criaturas, que vivieron y murieron, en los últimos 6,8 millones de años.

Volviendo al  Hypacrosaurus, en un estudio publicado a principios de este año, un grupo de investigadores chinos propusieron que en el fósil habían encontrado no solo evidencia de proteínas originales y células de cartílago, sino también una firma química consistente con el ADN. Solo hay un problema: el dinosaurio en cuestión tiene entre 74 y 80 millones de años, demasiado viejo para tener todavía ADN intacto. La recuperación de material genético de tal antigüedad sería un avance importante. El ADN de los dinosaurios agregaría una gran cantidad de información nueva sobre la biología de los “lagartos terribles”. Tal hallazgo también establecería la posibilidad de que el material genético pueda permanecer detectable, no solo durante un millón de años, sino durante decenas de millones. El registro fósil no sería solo huesos y huellas: contendría fragmentos del registro genético que une a toda la vida en la Tierra. Desafortunadamente, no hay forma de verificar el resultado.

Cuando se trabaja con una cantidad muy pequeña de ADN potencial, los métodos que utilizan los científicos son destructivos, lo que significa que las muestras se destruyen mientras se analizan. Tales trozos de ADN antiguo no tienen exactamente la calidad de la película  Jurassic Park. En el mejor de los casos, parecen ser restos degradados de genes que no se pueden leer: componentes descompuestos en lugar de partes intactas de una secuencia.

En 2013, un fósil de caballo de 700.000 años congelado en permafrost (capa de suelo permanentemente congelado) se convirtió en el ADN más antiguo jamás secuenciado para la fecha. Los  investigadores de la Universidad de Copenhague tuvieron que volver a “coserlo” minuciosamente, al tiempo que eliminaban cualquier ADN bacteriano que se hubiera mezclado con el fósil. Antes de eso, el genoma secuenciado más antiguo era de los restos de un Denisovano (emparentado con los humanos modernos) de hace 80.000 años. Luego, a principios de este año, los científicos anunciaron que habían secuenciado el ADN de un diente de mamut de 1,2 millones de años, que actualmente tiene el récord del ADN. Debido a la fragilidad del ADN, algunos científicos piensan que podría ser el más antiguo que obtendremos.

De confirmarse, los hallazgos publicados indicarían que los rastros bioquímicos de organismos pueden persistir durante decenas de millones de años, más de lo que se pensaba anteriormente. Y eso significaría que habría un mundo entero de información biológica que los expertos apenas están empezando a conocer.

La pregunta es si este ADN y otros rastros son realmente lo que parecen. Inmediatamente después del artículo e inspirado por la controversia sobre lo que representan las biomoléculas dentro de los huesos de dinosaurios, otro equipo de investigadores de la Universidad de Princeton, informó recientemente sobre microbios encontrados dentro de un fósil de Centrosaurus, un dinosaurio de edad similar al Hypacrosaurus. Los investigadores dijeron que extrajeron ADN dentro del hueso, pero era de bacterias y otros microorganismos que no se habían visto antes. El hueso tenía su propio microbioma, lo que podría causar confusión en cuanto a si el material genético pertenecía al dinosaurio o a las bacterias que habían residido dentro de él durante el proceso de fosilización.

El descubrimiento de que tales fósiles pueden albergar comunidades bacterianas diferentes a las de la roca circundante, complica la búsqueda de ADN, proteínas y otras biomoléculas de dinosaurios. Lo moderno podría superponerse al pasado, creando una imagen falsa. Incluso si se pudiera conservar algún rastro de materia orgánica, los procesos de identificación serían tan desafiantes como encontrar una aguja en un pajar y, por lo tanto, probablemente conducirán a posibles afirmaciones falsas.

Los investigadores chinos reconocen que es importante considerar formas de microorganismos previamente desconocidos al estudiar la microbiología de los huesos de dinosaurios. Pero proponen que es poco probable que las bacterias encuentren su camino hacia una célula de cartílago e imiten su núcleo de tal manera, que se confundan los microorganismos con los trozos de ADN.

Una de las mayores dificultades en el debate en curso es la falta de reproducibilidad de los resultados. Y la paleogenética ha pasado por este problema antes: alrededor de la época en que se estrenó la película Jurassic Park en 1993, los trabajos de investigación anunciaron el descubrimiento de ADN mesozoico. Posteriormente, esas afirmaciones se invalidaron cuando otros equipos de investigación no pudieron replicar los mismos resultados. Aunque la ciencia de la paleogenética ha cambiado desde entonces, la necesidad de varios laboratorios para confirmar el mismo resultado sigue siendo importante. Si a un laboratorio diferente se le pudieran enviar fósiles de forma independiente desde el mismo sitio, hacer su propia tinción y obtener los mismos resultados, las cosas serían más creíbles. Sin embargo, la paleobiología molecular está desarrollando estándares y protocolos a medida que continúa buscando las pistas contenidas dentro de los huesos antiguos.

***

Las opiniones expresadas en esta sección son de entera responsabilidad de sus autores.

Del mismo autor: Mecánica cuántica en nuestros genes

ESPECIALES · 25 SEPTIEMBRE, 2021

Qué pasa en la frontera sur de Estados Unidos

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes

ESPECIALES · 4 SEPTIEMBRE, 2021

Salud sexual en Venezuela: guía para jóvenes

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

ESPECIALES · 1 JULIO, 2021

Venezolanos en el Río Grande

Texto por Luz Mely Reyes | @LuzMelyReyes

ESPECIALES · 29 JUNIO, 2021

#PandemiaEnVenezuela

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 15 MARZO, 2021

#UnAñoDePandemia

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 20 FEBRERO, 2021

Explosión Monagas

Texto por Ronny Rodríguez Rosas | @ronnyrodriguez

ESPECIALES · 4 FEBRERO, 2021

Cáncer en Venezuela

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

ESPECIALES · 7 NOVIEMBRE, 2020

INVESTIGACIÓN | Finanzas dispersas: el rompecabezas del Gobierno interino

Texto por Equipo de Investigación (*)

ESPECIALES · 5 JULIO, 2020

Civiles que hicieron historia

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 14 ENERO, 2020

INVESTIGACIÓN | Metro Dirección Colapso

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

ESPECIALES · 17 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | 102 toneladas de droga esfumadas en manos del Estado

Texto por Cristina González | @twdecristina

ESPECIALES · 16 DICIEMBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Vargas: Tragedia y olvido

Texto por Efecto Cocuyo

ESPECIALES · 22 OCTUBRE, 2019

INVESTIGACIÓN | Infancia de luto

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Parir y nacer en la Venezuela del hambre

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

ESPECIALES · 24 ENERO, 2019

Misses y santos

Texto por Ana Griffin y Reynaldo Mozo Zambrano

ESPECIALES · 15 JULIO, 2020

INVESTIGACIÓN | Arco Minero del Orinoco: crimen, corrupción y cianuro

Texto por Julett Pineda y Edgar López

ESPECIALES · 30 MAYO, 2019

El amargo cacao venezolano: entre el delito y el asedio oficial

Texto por Vanessa Moreno Losada | @MoreLosada24

OPINIÓN · 4 DICIEMBRE, 2021 05:45

Entre mascarillas y condones te veas

La humanidad no ha salido de un virus que puede ser mortal cuando aparece otro o la variante de cualquiera de ellos. A pesar de los avances de las ciencias, el desarrollo de la farmacéutica y algunos pocos bien montados servicios sanitarios en el mundo, virus como el VIH y el del COVID-19, entre otros […]

OPINIÓN · 3 DICIEMBRE, 2021 05:50

Indolencia y maldad contra el pueblo

El pasado miércoles 1 de diciembre Maduro se confesó. Y como se dice en el campo jurídico a confesión de parte relevo de pruebas. En acto público afirmó: “El bloqueo del corazón y de la mente, la indolencia, la incapacidad, la corrupción, la ineficiencia es peor que el bloqueo gringo así lo digo hoy, 1 […]

OPINIÓN · 3 DICIEMBRE, 2021 05:45

Black Friday: negro proceder

Las ofertas en el marco del Black Friday a veces pueden resultar un poco estafadoras. Largas colas se registraron en Caracas, como parte del evento que concentra grandes rebajas. Como les he comentado en otras oportunidades, no comprendo como parte de la venezolanidad acoge celebraciones gringas como Halloween o Thanksgiving. ¿Qué diablos tiene que ver […]

OPINIÓN · 2 DICIEMBRE, 2021 05:45

Discapacidad, pandemia silenciosa

Henri está diagnosticado con déficit de atención. La escuela para él es sinónimo de reclamos y citaciones. Capta la incomodidad de su maestra, la alteración e impotencia de su mamá. En los primeros días le alivió la llegada del COVID-19. El no tener que asistir al aula le libraba de tensiones, pero días después el […]