Venezuela y Acnur refuerzan agenda bilateral para proteger la movilidad

LA HUMANIDAD · 3 JUNIO, 2022 11:48

Ver más de

Reymar Reyes Moncayo | @MoncayoReymar


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Hector Constant, representante permanente de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), informó que se reunió este jueves, 2 de junio, con Jose Jaxier Samaniego, director para las Américas de la agencia de la ONU para los refugiados (Acnur), para evaluar la agenda bilateral y «seguir reforzando» el mandato de esta agencia.

«Junto a @JoseXavierSama1, Director para las Américas de @Refugees, repasamos temas de interés bilateral para seguir reforzando el mandato de esta importante Agencia. Venezuela mantiene en su territorio un importante número de refugiados, plenamente integrados en el país», dijo Constant a través de Twitter.

Esta es una de las más recientes reuniones entre autoridades venezolanas y  representantes de ONU en materia de refugiados.

El pasado 19 de mayo, la vicepresidenta venezolana Delcy Rodríguez sostuvo conversaciones con el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, Filippo Grandi, con el objetivo de buscar apoyo para los migrantes venezolanos.

Además, según informó Nicolás Maduro en esa oportunidad, Rodríguez solicitó apoyo para el programa estatal de retorno de migrantes llamado Plan Vuelta a la Patria, programa que fue reanudado en marzo de este año después de una pausa de cuatro meses.

«Para que podamos fletar todos los aviones, para traernos a los miles de compatriotas que se quieren venir de Perú y no tienen para el pasaje, les pongo los aviones, pero son limitados, cada avión que ponemos se llena inmediatamente, tenemos una lista de miles de venezolanos y venezolanas que quieren regresar de Perú, de Chile, de Ecuador, de Colombia», añadió.

La estrategia de Acnur en Venezuela

Según informa Acnur en página web, la estrategia de esta oficina en Venezuela se basa en prestar apoyo en la protección internacional de personas refugiadas, solicitantes de asilo y prevención de la apatridia y reforzar la prevención de la movilidad, mitigación de riesgos y fortalecimiento de la resiliencia comunitaria.

Actualmente, Acnur está presente 77 comunidades priorizadas en 13 estados, principalmente en las áreas fronterizas con Colombia y Brasil, pero también en la Gran Caracas, incluyendo el estado Miranda, «ampliando su intervención en algunas comunidades de origen de población en movilidad localizadas en interior del país, así como comunidades receptoras y zonas en tránsito hacia otros países, incluidos los puntos de cruce terrestre hacia Colombia y Brasil y por vía marítima hacia los países del Caribe».

También apoya las actividades que se realizan en centros comunitarios y espacios de alojamiento temporal, los cuales están localizados en lugares de mayor concentración de población desplazada o en tránsito, y ofrecen servicios multisectoriales: asesoría legal, apoyo psicosocial, guardería, clases de nivelación para niños y niñas fuera de sistema escolar, capacitaciones sobre varios temas y actividades culturales, recreativas y deportivas

Además, esta oficina brinda servicios de protección y asistencia humanitaria a personas con necesidades específicas, con un enfoque a personas indígenas en riesgo, personas sobrevivientes o en riesgo de violencia sexual y de género, niñez en riesgo, personas con discapacidad, personas Lgbti en riesgo y adultos mayores.

A partir de mediados de 2019, con el lanzamiento del Plan de Respuesta Humanitaria de Venezuela, Acnur ha asumido un nuevo rol que amplía significativamente el alcance de sus operaciones y el número de sus beneficiarios en el país.

Lidera los Clústeres de Protección y Alojamiento, Energía y Enseres y trabaja con 12 socios implementadores: Servicio Jesuita a Refugiados (JRS), Sociedad Hebrea de Ayuda a Inmigrantes (Hias), Cruz Roja Zulia, Fundación Luz y Vida, Fundación Vivienda Popular, Instituto Radiofónico Fe y Alegría (Irfa), Sociedad Wills Wilde, Comitato Internazionale Per Lo Sviluppo Dei Popoli (Cisp), Fundación Amigos del Niño que Amerita Protección (Fundana), Azul Positivo, Techo y Cáritas Carupano, así como también otros actores locales, incluidas instituciones gubernamentales y ONGs.

Por su parte, a nivel estatal, las principales contrapartes institucionales de ACNUR son la Comisión Nacional para los Refugiados (CONARE) y la Defensoría del Pueblo (DdP).

Informe 2022 de gestión de Acnur

Según un informe de enero a marzo de 2022 presentado por Acnur Venezuela, durante este periodo se registró el paso de 3,2 millones de personas a través de la frontera entre Colombia y Venezuela, quienes usaron los tres puentes internacionales que unen el estado Táchira con el departamento de Norte de Santander, junto con una tendencia emergente de retornos crecientes a Venezuela.

«La mayoría de los que cruzaron la frontera realizaron movimientos pendulares entre los dos países, en busca de vacunas, servicios médicos y de otro tipo y bienes para el consumo o el comercio», agrega.

En cuando a la frontera con Brasil, destacó que la frontera con ese país fue reabierta a fines de febrero, casi dos años después de su cierre con el inicio de la pandemia de COVID-19, lo que permitió a las personas en movilidad evitar los riesgos de protección asociados al uso de rutas informales de cruce.

La agencia calcula que al menos 6.133.473 venezolanos ha salido del país, siendo Latinoamérica y el Caribe la región más afectada por esta ola migratoria. Después de Siria, la salida de venezolanas y venezolanos es la cifra más alta en el mundo; por eso ha solicitado 61,2 millones de dólares para atender la crisis venezolana.

El discurso oficial sobre el trabajo de Acnur

A pesar de las declaraciones de apoyo y tras los reportes de Acnur, altas autoridades venezolanas, entre ellos el mandatario Nicolás Maduro, han desprestigiado el trabajo de las agencias de la ONU en varias oportunidades.

«Acnur está parcializada, presionada por el imperio norteamericano para sacar cifras falsas de Venezuela y atacar a la Revolución Bolivariana», denunció el Maduro el pasado 15 de marzo.

Insistió en una posición que ha mantenido al menos desde 2020, cuando acusó a la Acnur y a la Organización Internacional de Migrantes de no apoyar su gestión para el retorno de venezolanas y venezolanos al país desde naciones de Suramérica por la pandemia del COVID-19.

Sobre el número de personas migrantes de Venezuela, que Acnur calcula en más de 6,1 millones, Maduro aseguró que era una «cifra estúpida» y también llamó «estúpidos» a quienes usen esos números. 

Con información de Acnur y Ronny Rodríguez