Vecinos de La Yaguara, Catia y Petare se mantienen en zozobra por próximas lluvias

LA HUMANIDAD · 10 OCTUBRE, 2022 18:21

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

Foto por Mairet Chourio (@mairetchourio)

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Desde hace dos meses Noemí Alcalá se levanta temprano, siempre a la misma hora y contempla el cielo en silencio desde lo alto de La Yaguara, parroquia El Paraíso, al oeste de Caracas. Antes de asomarse a la ventana reza porque el sol esté brillando; las nubes grises la inquietan, porque son la promesa de una lluvia fría que se mete en su sala por las largas grietas en las paredes, que inútilmente ha tratado de tapar con papel.

A cinco casas de distancia, un derrumbe de ladrillos y vigas le recuerda lo endeble que pueden ser algunas construcciones del sector frente a los aguaceros: el primer sábado de octubre, una vivienda colapsó por completo, lo que causó que autoridades desalojaran a nueve familias vecinas.

«No hubo heridos o muertos, gracias a Dios. Pasó a las cinco de la madrugada, eso se vino a abajo rapidísimo. Aquí en mi casa lo que pasó fue que se agrietaron las paredes y el piso», dijo Alcalá a Efecto Cocuyo este 10 de octubre. 

La Yaguara- Derrumbre

El Gobierno de Caracas envió una lona al lugar el 8 de octubre, según informó su secretario, Alexander Nebreda, pero los habitantes de la zona aseguran que no es suficiente y que permanecen en zozobra ante los anuncios del Instituto Nacional de Hidrología y Metereología (Inameh) sobre las próximas precipitaciones. 

La Yaguara- Derrumbre

El cuarto de Noemí y el de sus hijos huelen a humedad y en el pasillo junto al baño hay tierra y escombros, que provienen de un terreno ubicado justo detrás de su vivienda, que ha ido cediendo por la lluvia e invadiendo la casa poco a poco. 

«Hemos hecho la denuncia, acudido a la junta comunal, pero seguimos en los mismo. La casa de al lado está peor: el peso de esta la está hundiendo. Rogamos todos los días a Dios que ya no llueva más», dijo Alcalá, de 38 años. 

La Yaguara- Derrumbre

Noemí sabe que necesita irse, pero no tiene a dónde. Actualmente no trabaja y uno de sus hijos está en edad escolar. Acaba de cumplir doce años y las últimas semanas ha faltado al liceo, debido a las lluvias que inundan su casa y que les crispa los nervios a todos. Ya no tienen lavadora, perdieron un inodoro y las filtraciones van ganando cada vez más espacio. 

La Yaguara- Derrumbre

«Nos han comentado que desalojemos, pero tenemos que esperar a los del censo, que vienen con fichas. No sabemos dónde están los refugios. No nos han dicho», dijo Alcalá. 

Efecto Cocuyo realizó un recorrido en distintos puntos de Caracas señalados como vulnerables durante el período lluvioso, que empezó en abril. El mal clima ha causado estragos y dejado un saldo de al menos 63 muertos en ocho estados del país. 

En refugios 

En la mañana de este lunes, ninguna de las nueve familias afectadas por el derrumbe en La Yaguara se encontraba en casa o en sus alrededores. Una de las habitantes del sector, Roscaily Mata, aseguró que varios ya están en refugios, aunque no le informaron a la comunidad las direcciones exactas a donde los llevaron. 

«A tres casas le dieron desalojo preventivo. Aquí vino hasta el jefe de gobierno de Distrito Capital y los bomberos. A nosotros no nos dijeron nada, solo mandaron la lona», explicó Mata, de 18 años. 

Joan Ruiz, tío de la dueña de la vivienda que colapsó, intentaba salvar algunas vigas entre los escombros. Poco se puede rescatar, afirmó. 

La Yaguara- Derrumbre

«Esta casa estaba en construcción. Ella perdió lo que invirtió aquí y le dijeron que la iban a mandar para un refugio. Tiene una niña de tres añitos», contó Ruiz. 

La Yaguara- Derrumbre

Siguen sin salir en Catia

A siete kilómetros de distancia de La Yaguara, la casa de Celia González se inclina cada vez más. El terreno sobre el que está construida puede ceder por completo en cualquier momento, llevándose consigo la vivienda, en la que hay tres familias repartidas en tres plantas distintas.

Queda ubicada en La Línea 2, en Los Flores de Catia, donde 11 viviendas colapsaron y otras 13 quedaron en riesgo en el callejón La Finca, el pasado 26 de abril de 2022.

Dos días después, el jefe de gobierno de Caracas, Nahum Fernández informó que un total de 300 núcleos familiares se encontraban en peligro en la zona. 

«Nosotros estamos a la mano de Dios. Anoche en el edificio de enfrente sentí que se estaban cayendo unos ladrillos», dijo González. Agregó que cada vez que llueve y crece el río los residentes de las plantas inferiores deben salir a refugiarse en casas vecinas, debido a que el agua ingresa a los hogares y temen un derrumbe. 

Los Flores de Catia- Deslizamiento

Beatriz Figuera, jefa de comunidad, aseguró a Efecto Cocuyo que las autoridades de Protección Civil y la Alcaldía de Caracas han advertido que es necesario desalojar la casa donde vive Celia, debido al riesgo de colapso. 

«El problema es que nadie quiere irse a refugios, con toda la sinceridad del mundo. Hay gente que todavía se está quedando con sus familiares. Hay tantos cuentos de esos refugios, que las personas les agarran miedo», expresó Figuera. Agregó que aún la comunidad se mantiene en riesgo, pero no se ha vuelto a desbordar la quebrada. 

Los Flores de Catia- Deslizamiento

En la Línea 2 de Los Flores de Catia viven 268 personas y en la Línea 3 el número es de 298. En total, hay 566 residentes en el sector según los registros de la comunidad. 

«Cuando se estaban cayendo las casas, nos estaba diciendo para ir a un galpón a dormir. Uno que tomaron arbitrariamente aquí en Catia. Yo no estoy de acuerdo con eso. El grupo de este callejón estamos decididos a que vamos a trancar la calle, porque no tenemos respuesta», apuntó Celia. 

El callejón La Finca está justo detrás de la zona del derrumbe, ya limpia para este 10 de octubre, y a la orilla de una quebrada, la Caroata, que corre varios metros y pasa incluso por debajo del casco central de la capital. En el lugar el agua corre libre y hay enormes espacios de tierra donde antes se alzaban 11 casas y 9 negocios.

Los Flores de Catia- Deslizamiento

«Hay personas que no estaban en riesgo en otros lados y les han dado vivienda. ¿Por qué a nosotros que estamos en riesgo tenemos que estar en refugios? No pienso salir de aquí en esas condiciones», puntualizó González. 

El jueves 6 de octubre, la alcaldesa del municipio Libertador, Carmen Meléndez, ofreció un balance de daños en Caracas por las lluvias. De acuerdo con ese informe, hasta hace cinco días había 106 incidencias registradas a causa de las precipitaciones generadas por el paso de la Onda Tropical N° 41. 

Mover carros en La Línea

Los habitantes del sector La Línea de Petare tienen los mismos miedos que los de La Línea 2 de Catia, aunque se encuentren a 19 kilómetros de distancia. En agosto, el río Guaire se desbordó en el lugar, dejando a decenas de afectados y personas sin enseres.

Desde entonces, los vecinos viven observando con atención el afluente. Si notan alguna variación de altura, recogen electrodomésticos de las plantas inferiores, empujan los carros de los talleres mecánicos y buscan platabandas en las cuales subirse, en caso de inundación.

La Línea- Petare- El Guaire

«La última vez que vino alguien, fue el alcalde con las máquinas, las pusieron allá, se tomaron una foto y se fueron. Limpiaron un pedacito. Eso fue la semana pasada», expresó Eduardo Méndez, mecánico de la zona. Agregó que el río lleva más de siete años sin ser dragado correctamente o limpiado a profundidad.

La Línea- Petare- El Guaire

«Hemos perdido cualquier cantidad de carros y casas aquí. Nosotros en el taller prevenimos, y cuando vemos que empieza a subir el río, sacamos todo. Aquí somos más de 2.000 personas afectadas», dijo Méndez. 

LA HUMANIDAD · 7 DICIEMBRE, 2022

Vecinos de La Yaguara, Catia y Petare se mantienen en zozobra por próximas lluvias

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara
Foto por Mairet Chourio (@mairetchourio)

Desde hace dos meses Noemí Alcalá se levanta temprano, siempre a la misma hora y contempla el cielo en silencio desde lo alto de La Yaguara, parroquia El Paraíso, al oeste de Caracas. Antes de asomarse a la ventana reza porque el sol esté brillando; las nubes grises la inquietan, porque son la promesa de una lluvia fría que se mete en su sala por las largas grietas en las paredes, que inútilmente ha tratado de tapar con papel.

A cinco casas de distancia, un derrumbe de ladrillos y vigas le recuerda lo endeble que pueden ser algunas construcciones del sector frente a los aguaceros: el primer sábado de octubre, una vivienda colapsó por completo, lo que causó que autoridades desalojaran a nueve familias vecinas.

«No hubo heridos o muertos, gracias a Dios. Pasó a las cinco de la madrugada, eso se vino a abajo rapidísimo. Aquí en mi casa lo que pasó fue que se agrietaron las paredes y el piso», dijo Alcalá a Efecto Cocuyo este 10 de octubre. 

La Yaguara- Derrumbre

El Gobierno de Caracas envió una lona al lugar el 8 de octubre, según informó su secretario, Alexander Nebreda, pero los habitantes de la zona aseguran que no es suficiente y que permanecen en zozobra ante los anuncios del Instituto Nacional de Hidrología y Metereología (Inameh) sobre las próximas precipitaciones. 

La Yaguara- Derrumbre

El cuarto de Noemí y el de sus hijos huelen a humedad y en el pasillo junto al baño hay tierra y escombros, que provienen de un terreno ubicado justo detrás de su vivienda, que ha ido cediendo por la lluvia e invadiendo la casa poco a poco. 

«Hemos hecho la denuncia, acudido a la junta comunal, pero seguimos en los mismo. La casa de al lado está peor: el peso de esta la está hundiendo. Rogamos todos los días a Dios que ya no llueva más», dijo Alcalá, de 38 años. 

La Yaguara- Derrumbre

Noemí sabe que necesita irse, pero no tiene a dónde. Actualmente no trabaja y uno de sus hijos está en edad escolar. Acaba de cumplir doce años y las últimas semanas ha faltado al liceo, debido a las lluvias que inundan su casa y que les crispa los nervios a todos. Ya no tienen lavadora, perdieron un inodoro y las filtraciones van ganando cada vez más espacio. 

La Yaguara- Derrumbre

«Nos han comentado que desalojemos, pero tenemos que esperar a los del censo, que vienen con fichas. No sabemos dónde están los refugios. No nos han dicho», dijo Alcalá. 

Efecto Cocuyo realizó un recorrido en distintos puntos de Caracas señalados como vulnerables durante el período lluvioso, que empezó en abril. El mal clima ha causado estragos y dejado un saldo de al menos 63 muertos en ocho estados del país. 

En refugios 

En la mañana de este lunes, ninguna de las nueve familias afectadas por el derrumbe en La Yaguara se encontraba en casa o en sus alrededores. Una de las habitantes del sector, Roscaily Mata, aseguró que varios ya están en refugios, aunque no le informaron a la comunidad las direcciones exactas a donde los llevaron. 

«A tres casas le dieron desalojo preventivo. Aquí vino hasta el jefe de gobierno de Distrito Capital y los bomberos. A nosotros no nos dijeron nada, solo mandaron la lona», explicó Mata, de 18 años. 

Joan Ruiz, tío de la dueña de la vivienda que colapsó, intentaba salvar algunas vigas entre los escombros. Poco se puede rescatar, afirmó. 

La Yaguara- Derrumbre

«Esta casa estaba en construcción. Ella perdió lo que invirtió aquí y le dijeron que la iban a mandar para un refugio. Tiene una niña de tres añitos», contó Ruiz. 

La Yaguara- Derrumbre

Siguen sin salir en Catia

A siete kilómetros de distancia de La Yaguara, la casa de Celia González se inclina cada vez más. El terreno sobre el que está construida puede ceder por completo en cualquier momento, llevándose consigo la vivienda, en la que hay tres familias repartidas en tres plantas distintas.

Queda ubicada en La Línea 2, en Los Flores de Catia, donde 11 viviendas colapsaron y otras 13 quedaron en riesgo en el callejón La Finca, el pasado 26 de abril de 2022.

Dos días después, el jefe de gobierno de Caracas, Nahum Fernández informó que un total de 300 núcleos familiares se encontraban en peligro en la zona. 

«Nosotros estamos a la mano de Dios. Anoche en el edificio de enfrente sentí que se estaban cayendo unos ladrillos», dijo González. Agregó que cada vez que llueve y crece el río los residentes de las plantas inferiores deben salir a refugiarse en casas vecinas, debido a que el agua ingresa a los hogares y temen un derrumbe. 

Los Flores de Catia- Deslizamiento

Beatriz Figuera, jefa de comunidad, aseguró a Efecto Cocuyo que las autoridades de Protección Civil y la Alcaldía de Caracas han advertido que es necesario desalojar la casa donde vive Celia, debido al riesgo de colapso. 

«El problema es que nadie quiere irse a refugios, con toda la sinceridad del mundo. Hay gente que todavía se está quedando con sus familiares. Hay tantos cuentos de esos refugios, que las personas les agarran miedo», expresó Figuera. Agregó que aún la comunidad se mantiene en riesgo, pero no se ha vuelto a desbordar la quebrada. 

Los Flores de Catia- Deslizamiento

En la Línea 2 de Los Flores de Catia viven 268 personas y en la Línea 3 el número es de 298. En total, hay 566 residentes en el sector según los registros de la comunidad. 

«Cuando se estaban cayendo las casas, nos estaba diciendo para ir a un galpón a dormir. Uno que tomaron arbitrariamente aquí en Catia. Yo no estoy de acuerdo con eso. El grupo de este callejón estamos decididos a que vamos a trancar la calle, porque no tenemos respuesta», apuntó Celia. 

El callejón La Finca está justo detrás de la zona del derrumbe, ya limpia para este 10 de octubre, y a la orilla de una quebrada, la Caroata, que corre varios metros y pasa incluso por debajo del casco central de la capital. En el lugar el agua corre libre y hay enormes espacios de tierra donde antes se alzaban 11 casas y 9 negocios.

Los Flores de Catia- Deslizamiento

«Hay personas que no estaban en riesgo en otros lados y les han dado vivienda. ¿Por qué a nosotros que estamos en riesgo tenemos que estar en refugios? No pienso salir de aquí en esas condiciones», puntualizó González. 

El jueves 6 de octubre, la alcaldesa del municipio Libertador, Carmen Meléndez, ofreció un balance de daños en Caracas por las lluvias. De acuerdo con ese informe, hasta hace cinco días había 106 incidencias registradas a causa de las precipitaciones generadas por el paso de la Onda Tropical N° 41. 

Mover carros en La Línea

Los habitantes del sector La Línea de Petare tienen los mismos miedos que los de La Línea 2 de Catia, aunque se encuentren a 19 kilómetros de distancia. En agosto, el río Guaire se desbordó en el lugar, dejando a decenas de afectados y personas sin enseres.

Desde entonces, los vecinos viven observando con atención el afluente. Si notan alguna variación de altura, recogen electrodomésticos de las plantas inferiores, empujan los carros de los talleres mecánicos y buscan platabandas en las cuales subirse, en caso de inundación.

La Línea- Petare- El Guaire

«La última vez que vino alguien, fue el alcalde con las máquinas, las pusieron allá, se tomaron una foto y se fueron. Limpiaron un pedacito. Eso fue la semana pasada», expresó Eduardo Méndez, mecánico de la zona. Agregó que el río lleva más de siete años sin ser dragado correctamente o limpiado a profundidad.

La Línea- Petare- El Guaire

«Hemos perdido cualquier cantidad de carros y casas aquí. Nosotros en el taller prevenimos, y cuando vemos que empieza a subir el río, sacamos todo. Aquí somos más de 2.000 personas afectadas», dijo Méndez. 

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO

LA HUMANIDAD · 7 DICIEMBRE, 2022 22:05

Qué pasa en las playas de Anzoátegui tras derrame petrolero

LA HUMANIDAD · 7 DICIEMBRE, 2022 21:55

Hasta cuándo hará frío en Venezuela