Vecinos de La Vega piden a la Cruz Roja interceder ante conflicto armado que se vive en la parroquia

LA HUMANIDAD · 16 JUNIO, 2021 14:04

Ver más de

Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Un grupo de vecinos de la parroquia La Vega, del oeste de Caracas, se acercó a las instalaciones de la Cruz Roja ubicadas en La Candelaria, para pedir al ente internacional que interceda ante el conflicto armado que se vive en la parroquia desde el mes de enero.

“Estamos frente a la Cruz Roja para entregar el oficio y vamos a conversar para que nos reciban, queremos que la Cruz Roja sirva de mediador de este conflicto que está pasando en La Vega, los ciudadanos indefensos están muertos de pánico, no quieren vivir en La Vega, se están yendo”, aseguró el profesor Andrés Bello, habitante de La Vega desde hace más de 35 años.

La manifestación se realizó la mañana de este miércoles 16 de junio, frente a la sede en Venezuela del organismo internacional. Bello señaló que La Vega se ha convertido en una zona de guerra que afecta a las personas que allí viven y que no tienen a donde ir.

“Estamos a merced del hampa y de la guerra; la Cruz Roja surge para proteger a la gente en situación de guerra, sentimos que estamos en una zona de guerra”, explicó el vecino que reside en la parte alta de la parroquia.

Desde enero de este año la comunidad ha sido un escenario bélico, delincuentes pertenecientes y aliados de la megabanda delictiva que controla la Cota 905, se han querido alzar con el control del territorio; “este conflicto ha dejado al menos siete personas muertas tras quedar atrapadas en los enfrentamientos entre delincuentes, funcionarios policiales y balas perdidas”, destacó Bello.

Insistió en el hecho de que ninguna de las personas muertas (en enfrentamientos y balas perdidas) estaba en el conflicto, “la gente esta escapando de la parroquia. En la medida que los cuerpos de seguridad son incompetentes para detener el avance de estos grupos paramilitares otras parroquias se verán afectadas por este mismo problema”, dijo a Efecto Cocuyo.

Vecinos de El Paraíso, Antímano, barrio El Carmen, Las Casitas y otros sectores adyacentes a la zona hicieron presencia para respaldar el petitorio hecho por habitantes de La Vega, ya que el avance de la megabanda de “el Coqui”, “el Garbis” y “el Vampi” pone en riesgo la vida de los habitantes de estos sectores aledaños.

A pesar de los operativos policiales que se han desplegado para dar con el paradero de estos delincuentes, los residentes de la parroquia los califican de ineficaces ya que no logran atrapar a los delincuentes y en la mayoría de los casos ocurren ejecuciones extrajudiciales.

Con respecto a las “conversaciones” anunciadas por Douglas Rico, director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y criminalística (Cicpc), con algunos miembros de la megabanda, Bello cree que son una “burla permanente al pueblo” ya que a pesar de ese diálogo se ha visto un incremento de muerte de personas inocentes producto de balas perdidas y de enfrentamientos.

“El operativo del fin de semana no hubo resultado, nosotros vimos la cadena (grupo) de funcionarios parados en negocios, en abasto y no hubo enfrentamiento, pero el lunes hubo tres fallecidos inocentes productos de las balas perdidas que no sabemos quién las disparó”, alega el vecino de La Vega.


Llevarán la solicitud a la Conferencia Episcopal

Mediación

Además de pedir mediación internacional a la Cruz Roja, Bello y el grupo de vecinos que protestó este miércoles, frente a la sede del organismo humanitario, informaron que también acudirán a la sede de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) para que se sume al llamado de auxilio que realizan los vecinos.

“Nosotros creemos que debe existir un mediador internacional, deben hacer un llamado y debe haber una voz de respecto y de mediación. Lo que vivimos en La Vega, es un conflicto, necesitamos que una organización nos pueda ayudar a evitar a que haya más fallecidos”, dijo Bello.

Recordó que en los 25 años que ha trabajado como profesor en la parte alta de La Vega, nunca sitió temor de vivir allí porque la parroquia no se había caracterizado por ser violenta y criminal.

“La Vega era una parroquia que se caracterizaba por sus triunfos en pequeñas olimpiadas en matemáticas, boxeos y otras disciplinas, no por ser una parroquia violenta (…) Estamos prácticamente a la buena de dios y estamos indefenso”.

Este 15 de junio los vecinos organizados realizaron un tuitazo usando la etiqueta #NoMasBalas, acción que pretende repetir este miércoles 16 de junio en horas de la noche, para seguir visibilizando la crisis interna y para resaltar que quieren vivir en paz.

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: