Universidades privadas esperan que se reconsidere orden de congelar sus tarifas

LA HUMANIDAD · 14 ENERO, 2021 09:50

Universidades privadas esperan que se reconsidere orden de congelar sus tarifas

Texto por Efecto Cocuyo | @efectococuyo

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo

¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El Ministerio de Educación Universitaria les ordenó a las instituciones privadas del sector congelar sus tarifas para evitar “el impacto inflacionario” a los estudiantes, sin embargo no aclaró por cuánto tiempo se aplicará esta medida.

“En la comunicación no se establecen los criterios de aplicabilidad”, indicó a Efecto Cocuyo el rector de la Universidad Monteávila, Francisco Febres-Cordero, quien confesó que el anuncio lo tomó por sorpresa.

“Me llama la atención que no haya sido un trabajo en conjunto sino más bien una imposición“, dijo y señaló que en el pasado el ministro César Trómpiz se ha mostrado abierto al diálogo y el intercambio de ideas.

Febres-Cordero opinó que el congelamiento de las tarifas impedirá el poder garantizar al personal docente, administrativo y obrero un salario digno. Esta es una preocupación compartida por autoridades de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) y de la Universidad Metropolitana (Unimet).

El rector descartó que el estancamiento del precio de bienes y servicios sea una medida efectiva para combatir la hiperinflación en Venezuela.

“Esperamos que haya otras reuniones… Pienso que tiene que ser una medida concertada, que tiene que ser trabajada conjuntamente”, expresó.

Solicitud de reunión

La rectora de la Universidad de Margarita (Unimar), Antonieta Rosales de Oxford, comentó a Efecto Cocuyo que hay varias autoridades que le han solicitado al ministro, a través de un chat que comparten, un nuevo encuentro para debatir sobre esta política.

El pasado 6 de enero César Trómpiz dijo a los representantes de las universidades e institutos privados, que concentran el 30 % de la matrícula universitaria del país, que la decisión buscaba proteger al estudiantado.

“Si bien es cierto que se están dando clases a distancia, hay una infraestructura que mantener, programas que comprar, inversiones en tecnología para garantizar la calidad de la educación”, dijo Rosales y mencionó que en la casa de estudios acaban de iniciar un curso de inducción para los profesores sobre las evaluaciones a distancia.

Agregó que espera que se trate de “una decisión momentánea” y que el próximo trimestre cada estructura de costos de las universidades sea revisara.

Sorteando dificultades

Previo a la llegada del coronavirus a Venezuela, en el mes de marzo, la Unimar tenían inscritos 2.600 estudiantes. Sin embargo, cerraron el último trimestre del 2020 con 1.600 alumnos.

La máxima autoridad de esta casa de estudios atribuyó esta disminución de la matrícula, entre otras causas, a las dificultades que enfrentaron con la modalidad de educación a distancia.

Durante los meses de julio, agosto, septiembre y octubre, en el estado Nueva Esparta padecían de entre cinco y seis horas de racionamiento eléctrico.

Agregó que en el último trimestre del año pasado, cuando se autorizó que algunas materias prácticas de distintas carreras se dictaran de manera presencial en las semanas de flexibilización, se sumó el problema del poco transporte público y la escasez de gasolina para que profesores y estudiantes se trasladaran a su Alma mater.

El rector de la Monteávila coincide en destacar la importante inversión que han realizado las universidades privadas del país para sacar adelante la educación a distancia, pese a que era una modalidad para la que no estaban preparados.