Un aeropuerto internacional paralizado, así se vive el apagón en Maiquetía - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 8 MARZO, 2019 16:13

Un aeropuerto internacional paralizado, así se vive el apagón en Maiquetía

Texto por Ibis Leon | @ibisL

Ver más de

Ibis Leon | @ibisL

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Solo las luces de emergencia están encendidas en el terminal nacional y en el internacional del Aeropuerto Simón Bolívar de Maiquetía.

La reserva de energía, que solo suministra luz a algunos bombillos, fue activada la mañana de este viernes 8 de marzo confundiendo a algunos pasajeros que aplaudieron pensando que el apagón más largo en la historia reciente del país había terminado y volverían finalmente a sus casas.

A 20 horas del apagón, decenas de personas están varadas en la terminal aérea sin poder usar los baños por falta de agua y sin la posibilidad de comprar comida ni bebida por punto de venta. Un pastelito cuesta 8 mil bolívares y un agua pequeña 4 mil bolívares en efectivo.

Muchos no tienen dónde pasar la noche. Adam Martínez salió a la media noche de este jueves 7 de marzo, en total oscuridad, de Tinaquillo, estado Cojedes. Llegó a Maiquetía a las 3:00 de la mañana, en un taxi que le cobro 130 mil bolívares, para viajar a Costa Rica a las 7:50 am.

Después de la travesía, el personal de la aerolínea (Albatros) le indicó que tomaría sus datos para informarle cuándo será reprogramado su vuelo. “Hoy no viajamos, ya nos dijeron. Estoy ligando que alguien me atienda la llamada en Cojedes porque allá las líneas también están caídas”, expresó con nerviosismo.

Diana Fuguet tenía planeado irse del país este viernes 8 de marzo. Tomaría el mismo vuelo que Adam. Es de Punto Fijo, estado Falcón, y tampoco tiene a dónde ir.

Fuguet lleva 23 horas de espera en el terminal internacional. Llegó a las 3 de la tarde del jueves 7 de marzo. Dos horas después se apagó todo el país.

Feng Pía Xiang también iba a Costa Rica. Viene de Trujillo y no sabe qué hacer. Con la dificultad adicional de que habla poco español.

Solo corren rumores en el aeropuerto que alertan de una suspensión de vuelos por 3 días. Pero nadie confirma ni ofrece información oficial.

Dos pasajeras esperan que las vayan a buscar para regresarse a Caracas. Viajarían a Miami, pero el apagón también les frustró los planes. La aerolínea (American Airlines) les dio un número de teléfono al que deben llamar para saber el estatus de su vuelo.

“¡Esto es una locura!, no hay baños, no hay comida, no te dicen nada solo que hay que esperar a que vuelva la luz”, se quejó otro pasajero que también viajaría a Miami y no quiso identificarse.

Noelia Lima salió de Valencia el jueves 7 de marzo. Espera sentada sobre su maleta y con poco ánimo de hablar tras 20 horas en el aeropuerto.  Viaja a República Dominicana, pero Laser Airlines no le da certeza sobre si podrá irse o no.

De Maracaibo es Angélica Berrío y se va a Francia o así espera sentada sobre el mosaico cromático (cromointerferencia de color aditivo), obra de Carlos Cruz Diez.

Las operaciones en la torre de control se mantuvieron parcialmente gracias a una planta eléctrica que funciona con gasoil y que también daba luz a las dos pistas de aterrizaje. Pero las comunicaciones estaban restringidas y tenían dificultades hasta para comunicarse con aviación general, según indicó una fuente.

Sin vuelos nacionales

Michel Pérez pasó la noche en Maiquetía. “Esto estaba en oscuridad total”, afirma. Tiene esperando más de 20 horas para comprar un pasaje a Porlamar, que en avión está a solo 35 minutos.

Rafael Arce no puede comunicarse con su familia, no tiene cómo comprar comida ni agua. “Lo más lamentable es la falta de información”, dice. Es de Barquisimeto.

“Nos dicen que hay que esperar a que llegue la luz, que hay que reprogramar los vuelos, no tienen idea”, se queja Carly Machado. Su vuelo salía a las 9:40 am a Puerto Ordaz, pero ahora no sabe cuándo podrá regresar a casa.

Hospitales y aeropuertos los más afectados por el apagón en el interior del país #8Mar