Ucevistas y ecologistas piden explicaciones por corte de los sauces llorones

LA HUMANIDAD · 18 JULIO, 2020 20:10

Ver más de

Ivan Reyes | @IvanEReyes

Foto por Iván Ernesto Reyes

¿Cómo valoras esta información?

18
QUÉ CHÉVERE
5
QUÉ INDIGNANTE
3
QUÉ CHIMBO

Caracas tiene una herida más. La tala de los sauces llorones ubicados en la plaza Las Tres Gracias genera indignación y repudio entre personas que frecuentan la zona, pero también en aquellos que apenas tenían vagos recuerdos de estos árboles. Egresados, estudiantes y ambientalistas han manifestado su rechazo a esta medida que sorprendió a los caraqueños en la tarde noche del viernes 17 de julio.

Fue gracias a una denuncia en redes sociales que se supo sobre la tala de estos árboles, que fueron traídos de Argentina en 1970 y que mantenían un equilibrio con la estructura de la plaza creada en 1935. Las personas piden explicaciones a las autoridades del gobierno de Distrito Capital y han manifestado su deseo de replantar los árboles.

Sauces llorones

Los sauces habrían sido talados el viernes 17 de julio

«Cortar árboles es un crimen»

El biólogo Carlos Peláez asegura que la legislación venezolana impide cortar árboles sin un permiso emitido por alguna alcaldía.

«¿Qué pasó en este caso? Nadie sabe. No hay manera de hacer a nadie responsable por esto, pero quitar árboles sin permiso es un crimen», declaró Peláez a Efecto Cocuyo este sábado 18 de julio. El también miembro de la ONG Provita explica que debe existir una compensación en el medioambiente, por lo que si se tala un árbol, se tendrían que sembrar entre 4 y 8 nuevos árboles en el lugar.

«Si se cortaron esos tres árboles, ¿dónde se están sembrando los árboles para compensar?», se pregunta Peláez. Además, asegura que, como usuario de la zona donde está ubicada la plaza Las Tres Gracias, él no encuentra razones ni justificación para la tala de los sauces llorones.

Peláez también manifiesta que en este caso se actuó «con total opacidad» pues no se sabe qué autoridad dio permiso para la tala de los árboles. «Si es algo oficial, tiene que llevar un cartel que explique por qué se hace, qué se va a poner ahí, cuánto costó y quién es el responsable», aseveró el biólogo.

Sauces llorones

El espejo de agua de la plaza Las Tres Gracias ya no tendrá el reflejo de los sauces llorones

El capítulo II de la Ley de Bosques venezolana explica que «Quienes sin contar con la respectiva autorización o permiso poden árboles en zonas urbanas, o intencionalmente los talen, derriben, dañen o destruyan, en una cantidad entre seis y veinte individuos arbóreos», pueden ser sancionados con multas que van desde 10 hasta 10.000 Unidades Tributarias.

Mientras tanto, el coordinador general de Clima21, Alejandro Álvarez Iragorry, asegura que la tala de los sauces llorones «es un acto de barbaridad» y agrega que «no hay ninguna justificación para haberlo hecho». Iragorry también recuerda que, «alrededor de la plaza han ocurrido conflictos importantes y nunca se habían metido con los árboles. Esos árboles eran seres vivos, y como seres vivos, merecían respeto», destacó.

Los recuerdos de la plaza y sus sauces llorones

Egresados de la Universidad Central de Venezuela (UCV) expresaron su pesar por la tala de los árboles. Además, destacaron que estos conformaban un paisaje imprescindible en los alrededores del campus universitario.

La Licenciada en Filosofía, Laura Gardié recordó la importancia de los sauces durante su vida universitaria. «No pasaba un día por esa plaza sin mirarlos. Se imponían. Para mí era imposible caminar por ahí sin hacerme consciente de esa presencia», expresó a Efecto Cocuyo. La egresada de la UCV recordó que los sauces significaban «una imagen precisa» de los años más felices de su vida en Caracas. «Una imagen con tamaño, colores, olores y sonidos». Gardié también recuerda las conversaciones sobre arte y filosofía que sostuvo con sus amigos mientras admiraban los sauces llorones. «Nos sentábamos a mirar los árboles y a tratar de percibir algún llanto hasta que se hacía el momento de tomar el metro hacia nuestras casas», reflexionó.

Sauces llorones

La plaza Las Tres Gracias no se encuentra en un estado óptimo de limpieza y el agua tiene un color verdoso

Estrella Paredes, también egresada de la UCV, tiene un espacio particular para los árboles y para la plaza Las Tres Gracias, pues en su primer día de clases en la Escuela de Comunicación Social, pasó por la plaza de la mano de su padre. Además, expresó que el estado actual de la UCV «es el relato de nuestra decadencia».

Sauces llorones

Los sauces eran admirados por la comunidad universitaria, pero también por las personas que frecuentaban la zona

La comunicadora Constanza Cedeño manifestó su pesar por la tala de los sauces llorones. Cedeño, asegura que siempre le encantaron estos árboles y que los recuerda desde pequeña, pues frecuentaba la zona. «De grande, pues me recordaban a Monet, y ya últimamente entendía el valor que tenían en cuanto a pensar el espacio público e integrar las artes, muy próximo a la universidad», aseguró Cedeño.

Sauces llorones

Nicolás Maduro ha dicho que está en marcha una misión llamada «Venezuela bella» que busca recuperar espacios públicos. Sin embargo, la plaza Las Tres Gracias no presenta su mejor cara

De acuerdo a lo publicado por un usuario de Twitter, el Viceministro de Gestión Ecosocialista del Ambiente y Presidente del Instituto Nacional de Parques (Inparques), Josué Lorca, se acercó en la tarde de este sábado a la plaza Las Tres Gracias para constatar la tala de los árboles. El usuario Eduardo Viloria aseguró que Lorca informó que se abrirá una investigación penal sobre el hecho.

Sin embargo, para la noche de este sábado todavía no se había emitido comunicado oficial por parte Inparques ni por ninguna otra autoridad relacionada con el cuidado de los espacios públicos y el medio ambiente.

Sauces llorones

Talia, Aglaia y Eufrósine (las tres Gracias) ya no tendrán a los sauces como compañía