Sin horario ni duración, larenses lidian con cortes eléctricos

LA HUMANIDAD · 6 SEPTIEMBRE, 2019 17:40

Sin horario ni duración, larenses lidian con cortes eléctricos

Texto por Shari Avendaño | @shariavendano Fotos por Mairet Chourio

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Entre velones y bombillos recargables pasan las horas sin luz en la casa de la señora Elena Alvarado, vecina de Cabudare (estado Lara). Si se va la electridad de noche, su familia se sienta afuera de la casa a esperar que regrese la energía. Sus tres nietas juegan entre ellas. A veces Elena se dispone a contarles cuentos. Si a las 11 de la noche no ha llegado la luz, entran en la casa y duermen aguantando el calor. 

Este viernes, 6 de septiembre, se fue la eléctricidad en casa de la señora Elena a las 12:30 p.m. “Quizás llega como a las 6:00 p.m.”, comentó. Hace unas semanas, se iba la luz de 7:00 p.m. a 1:00 a.m. Sólo un día a la semana no hay cortes de energía.  

“El problema aquí es que no hay un calendario de racionamiento. En este momento la están quitando en las tardes. Hay días en que de repente la quitan en la mañana. Ese es un problema porque al no tener una programación, sufren con los equipos (eléctricos)”, dijo.

Parte del estado Lara atraviesa por un racionamiento de energía desde el mes de marzo, cuando se registró el primer megaapagón del año. A la fecha, los cortes varían en horario y duración, dependiendo de la zona. 

La gobernadora de la entidad, Carmen Meléndez, según reseñó La Prensa de Lara  este jueves 5 de septiembre, dijo que “han reducido la cantidad de energía porque estamos apoyando a estados vecinos como el Zulia”.  

Efecto Cocuyo se contactó con residentes de Barquisimeto y las zonas vecinas para conocer cómo viven el racionamiento eléctrico. 

Sin horario

Al “problema de la luz”, se le suma “el problema del agua“. Este viernes se cumplen tres días desde la última vez que llegó el líquido a la casa de la señora Elena. Sin electricidad, se reducen las opciones para llenar un botellón. Sin luz, las máquinas de las estaciones de rebombeo no pueden funcionar. En los comercios, una botella de agua puede costar un dólar. 

Contó que muchos negocios han adquirido plantas eléctricas, “se han adaptado a su realidad”. “Me ha tocado pasar por la (avenida) 20 a las 4:30 de la tarde y eso parece Macondo (en referencia al libro de Gabriel García Márquez). Los negocios con la santamaría bajándola o totalmente cerrados”. 

En la urbanización Las Margaritas de Barquisimeto, la electricidad no se ha ido con tanta frecuencia como en Cabudare. Según comentó una de sus vecinas, Erika Carrasco, toda la semana pasada hubo luz. Esta semana se ha ido la electricidad el martes, miércoles y jueves, generalmente después de las 7:00 p.m.  

“Yo siempre bajo mucho antes de que oscurezca por eso. A las 5:00 p.m. ya estoy bajando a mi casa. Cuando no hay luz, no hay gente en la calle”. Señaló que no “le ha tocado tan fuerte” como en otras zonas, pues cerca de su residencia está el Hospital Militar. 

Para Keren Torres, quien reside en la urbanización Bararida, al este de Barquisimeto, no hay forma de preveer a qué hora se va la luz en su zona. Hubo un período “más suave” en el que la luz se iba una vez al día, “máximo cuatro horas”. Pero desde hace tres semanas se ha ido la electricidad en horarios y tiempos distintos. “Hemos tenido dos horas sin electricidad y hay otros días que son siete horas”. 

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: