Semipresenciales, en condiciones precarias y un grave déficit docente: así son las clases en LUZ

LA HUMANIDAD · 25 MAYO, 2022 08:00

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

La Universidad del Zulia (LUZ) funciona con espacios deshabilitados, una precaria infraestructura, un grave déficit docente y un 60 % aproximado de presencialidad en las aulas, según la Federación de Centros Universitarios.

Estudiantes, profesores y obreros muestran preocupación por el futuro de la casa de estudios, ubicada en la ciudad de Maracaibo, al occidente de Venezuela. 

«Las facultades están funcionando por la autogestión de las autoridades con los estudiantes. A nosotros nos ha tocado en varias oportunidades, incluso en pandemia, ir a limpiar los espacios. Pero hay algunos en los que ni siquiera se puede entrar. Los baños de la universidad, por ejemplo: no se pueden utilizar en su mayoría porque se robaron muchas piezas y están en muy mala situación», dijo Yeissel Pérez, estudiante y presidenta de la FCU-LUZ, a Efecto Cocuyo

Lugares como el antiguo rectorado o la Facultad de Ciencias están desvalijados y abandonados, por diversos robos que ocurrieron incluso antes del inicio de la cuarentena en Venezuela, a causa de la llegada del COVID-19 en marzo de 2020. 

«La Facultad de Ciencias necesita un presupuesto de por lo menos 200 mil dólares, según lo que indican sus autoridades. En el antiguo rectorado se tendría que hacer una inversión realmente grande. Lo último que quedaba ahí eran los archivos y documentos de todos los estudiantes, y los hemos sacado con la Secretaría para que podamos reubicarlos porque corrían mucho peligro», explicó Pérez. 

La Universidad del Zulia fue fundada en 1891 y es considerada la principal de la entidad. A finales del siglo XX, albergaba un estimado de cincuenta mil alumnos.

Asistencia para algunos espacios

La presidenta de la FCU-LUZ comentó que, con apoyo de la alcaldía de Maracaibo y la alcaldía de San Francisco, se han logrado desmalezar algunas zonas y habilitar espacios para recibir a los estudiantes en la institución.

Eddy Garrillo, presidente del Sindicato de Profesionales y Técnicos de la Universidad del Zulia, expresó que los hurtos y robos han disminuido porque funcionarios de la policía del estado se instalaron en algunos puntos del campus. 

«A pesar de tantas dificultades, nos están asistiendo. Hace apenas unas semanas, entre todos los sindicatos llegamos a un acuerdo para que de manera paulatina se vayan incorporando los trabajadores una o dos veces en la semana, de acuerdo con las condiciones de su facultad correspondiente», indicó Garrillo. Aún así, todavía quedan salones y pasillos sin cableado eléctrico o con maleza en los que no se puede estar. 

La ONG Aula Abierta informó en marzo de este año que en los últimos dos años han registrado al menos 371 asaltos del hampa en varias universidades de Venezuela. Tan solo el 7 de enero de 2021, 30 personas armadas ingresaron a la sede de postgrado de la Facultad de Humanidades y Educación de LUZ y lanzaron a un miembro del personal de seguridad de un segundo piso. 

Estudiantes que se van

Representantes estudiantiles de LUZ aseguran que es complejo ofrecer un balance de deserción e, incluso, saber el total de inscritos en la casa de estudios debido a que el sistema se encuentra caído y no ha sido posible actualizar la data. Señalan que en distintas oportunidades las inscripciones se han realizado de forma completamente manual. 

Sin embargo, Edecio Muñoz, dirigente y vicepresidente del Centro de Estudiantes de la Escuela de Comunicación Social, afirmó en 2019 que la deserción estudiantil en la universidad alcanzaba un 40 %. Hoy en día, se estima que el porcentaje se incrementó tras dos años de clases remotas.

En la actualidad, Pérez asegura que la Facultad de Medicina está operando de forma 100 % presencial (escuelas de Medicina, Nutrición y Dietética, Enfermería y Bioanálisis). La Facultad de Odontología también funciona de esta manera. Por otro lado, la Facultad de Humanidades todavía mantiene la semipresencialidad en sus 11 carreras. 

La Universidad del Zulia está compuesta por 11 facultades en la ciudad de Maracaibo y dos núcleos, uno en Cabimas y otro en Punto Fijo (Falcón), cuyas condiciones precarias han obligado a estudiantes a cursar las últimas materias de su carrera en la capital zuliana. 

«Hoy el Consejo Universitario publicó un acuerdo donde, según una mesa de trabajo que se realizó con todos los gremios, se llega a un acuerdo a hacer un llamado a actividades académicas y administrativas de forma completamente presencial», explicó Pérez. 

El problema de los sueldos

Garrillo recordó que la infraestructura no es el único problema al que se enfrenta la universidad. Explicó que un sueldo digno para el personal docente y los trabajadores sigue siendo una de las principales solicitudes al Estado. 

«Hay carreras que en sus primeros semestres no tienen profesores. Y hemos adoptado una modalidad semipresencial porque algunos profesores no renunciaron a la universidad pero están fuera del país por los bajos salarios», comentó Yeissel Pérez. 

Garrillo agregó que las instituciones estatales deben asignar un presupuesto realista para que la universidad pueda funcionar de forma correcta. 

«Para colmo, el gobierno se mete con beneficios laborales, como primas y bonos. Todo ha sido irrespetado. A la Universidad del Zulia no le pagan las prestaciones sociales. Imagina el impacto que causa a la psiquis del trabajador cuando no recibe lo que es su derecho. Nosotros estamos haciendo lo que se puede para mantener a la universidad activa», puntualizó a Efecto Cocuyo