Riesgo de deportación de niños venezolanos en Trinidad no ha desaparecido, dice abogado

LA HUMANIDAD · 26 NOVIEMBRE, 2020 20:27

Ver más de

María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El coordinador internacional de la ONG Foro Penal, Julio Henríquez, explicó a Efecto Cocuyo que el riesgo de una nueva deportación de los niños y adultos venezolanos expulsados de Trinidad y Tobago el pasado 22 de noviembre, y que regresaron a la isla dos días después, «no ha desaparecido».

El juicio, en el que un equipo de abogados exige que a los migrantes se les otorgue protección internacional,  no ha culminado. Sin embargo, la noche de este miércoles 25 de noviembre la jueza Avason Quinlan-Williams emitió una orden que impide que se les deporte de manera exprés a Venezuela, al menos hasta que se produzca un fallo definitivo sobre cada caso.

El abogado consideró esta decisión como «una victoria», así como el mandato de que los venezolanos fuesen trasladados desde la comisaría de Erin hasta un edificio gubernamental, en el helipuerto de Chaguaramas, donde se prevé que cumplan una cuarentena como prevención por el COVID-19.

«Lo primero que hay que destacar es que, queda claro que el discurso antimigrante del primer ministro (Keith Rowley) no está acorde con las leyes internas de Trinidad», dijo el abogado de inmigración y derechos humanos vía llamada de WhatsApp desde Estados Unidos.

Sin embargo, detalló que todavía «no se ha definido la situación de todos ellos». Recordó que aunque todos los 16 niños involucrados tienen algún padre o representante en la isla, no todos ellos tienen un estatus migratorio legal.

Este jueves 26 de noviembre se celebrará, a las 7:00 pm hora de Trinidad y Tobago, una nueva audiencia, donde quizá pueda avanzarse con algunas decisiones.

Reunificación familiar

El abogado expuso que las leyes de la isla no están muy desarrolladas en materia migratoria y algunas resoluciones que abordan el tema no tienen rango de ley. Sin embargo, el Gobierno de ese país tiene obligaciones internacionales que debe cumplir.

Agregó que de acuerdo al principio del Interés Superior del Niño, reconocido por Trinidad y Tobago, se espera que se garantice la reunificación familiar y los infantes se mantengan con sus padres.

Entre los niños y niñas migrantes, hay algunos que tienen condiciones de salud que no pudieron tratar en Venezuela. Otros, por las 48 horas que estuvieron a la intemperie, se enfermaron debido a la exposición a la lluvia, el sol, las picaduras de mosquitos y tras ingerir agua insalubre.

De acuerdo a los expedientes judiciales a los que tuvo acceso el medio local T&T Guardian, el equipo legal de los migrantes alegó que las acciones de los funcionarios del Estado al deportarlos el domingo violaron sus derechos constitucionales a la libertad, la protección de la ley y la privacidad y la vida familiar que están garantizados a cualquier persona dentro de la isla, incluidos los inmigrantes ilegales.

También argumentaron que la acción violó varios tratados internacionales y la Política Nacional de Atención de Refugiados y Asilo, que fue creada en 2014 y permanece vigente.

Cancillería venezolana

Ningún miembro de la administración de Nicolás Maduro se ha pronunciado aún sobre este caso. Sin embargo, este miércoles 25 de noviembre el canciller Jorge Arreaza publicó en Twitter:

«Por instrucciones del Presidente @NicolasMaduro convocamos al vecino gobierno de Trinidad y Tobago a una necesaria reunión de trabajo para revisar temas de seguridad, movilidad humana, lucha contra la delincuencia y narcotráfico. Será el segundo encuentro en los últimos 4 meses».

El director ejecutivo de Cecodap, Carlos Trapani, cuestionó que este pronunciamiento cuatro días después de que ocurriera la deportación. » Los niños no pueden esperar los resultados de una futura reunión de trabajo», dijo.

Agregó que «el mandato de las autoridades es proteger y el exigir respeto a los derechos para cada venezolano, independientemente del lugar donde se encuentre». También lamentó que la situación que afecta a los niños no este presente en el discurso oficial.

LA HUMANIDAD · 26 NOVIEMBRE, 2020

Riesgo de deportación de niños venezolanos en Trinidad no ha desaparecido, dice abogado

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

El coordinador internacional de la ONG Foro Penal, Julio Henríquez, explicó a Efecto Cocuyo que el riesgo de una nueva deportación de los niños y adultos venezolanos expulsados de Trinidad y Tobago el pasado 22 de noviembre, y que regresaron a la isla dos días después, «no ha desaparecido».

El juicio, en el que un equipo de abogados exige que a los migrantes se les otorgue protección internacional,  no ha culminado. Sin embargo, la noche de este miércoles 25 de noviembre la jueza Avason Quinlan-Williams emitió una orden que impide que se les deporte de manera exprés a Venezuela, al menos hasta que se produzca un fallo definitivo sobre cada caso.

El abogado consideró esta decisión como «una victoria», así como el mandato de que los venezolanos fuesen trasladados desde la comisaría de Erin hasta un edificio gubernamental, en el helipuerto de Chaguaramas, donde se prevé que cumplan una cuarentena como prevención por el COVID-19.

«Lo primero que hay que destacar es que, queda claro que el discurso antimigrante del primer ministro (Keith Rowley) no está acorde con las leyes internas de Trinidad», dijo el abogado de inmigración y derechos humanos vía llamada de WhatsApp desde Estados Unidos.

Sin embargo, detalló que todavía «no se ha definido la situación de todos ellos». Recordó que aunque todos los 16 niños involucrados tienen algún padre o representante en la isla, no todos ellos tienen un estatus migratorio legal.

Este jueves 26 de noviembre se celebrará, a las 7:00 pm hora de Trinidad y Tobago, una nueva audiencia, donde quizá pueda avanzarse con algunas decisiones.

Reunificación familiar

El abogado expuso que las leyes de la isla no están muy desarrolladas en materia migratoria y algunas resoluciones que abordan el tema no tienen rango de ley. Sin embargo, el Gobierno de ese país tiene obligaciones internacionales que debe cumplir.

Agregó que de acuerdo al principio del Interés Superior del Niño, reconocido por Trinidad y Tobago, se espera que se garantice la reunificación familiar y los infantes se mantengan con sus padres.

Entre los niños y niñas migrantes, hay algunos que tienen condiciones de salud que no pudieron tratar en Venezuela. Otros, por las 48 horas que estuvieron a la intemperie, se enfermaron debido a la exposición a la lluvia, el sol, las picaduras de mosquitos y tras ingerir agua insalubre.

De acuerdo a los expedientes judiciales a los que tuvo acceso el medio local T&T Guardian, el equipo legal de los migrantes alegó que las acciones de los funcionarios del Estado al deportarlos el domingo violaron sus derechos constitucionales a la libertad, la protección de la ley y la privacidad y la vida familiar que están garantizados a cualquier persona dentro de la isla, incluidos los inmigrantes ilegales.

También argumentaron que la acción violó varios tratados internacionales y la Política Nacional de Atención de Refugiados y Asilo, que fue creada en 2014 y permanece vigente.

Cancillería venezolana

Ningún miembro de la administración de Nicolás Maduro se ha pronunciado aún sobre este caso. Sin embargo, este miércoles 25 de noviembre el canciller Jorge Arreaza publicó en Twitter:

«Por instrucciones del Presidente @NicolasMaduro convocamos al vecino gobierno de Trinidad y Tobago a una necesaria reunión de trabajo para revisar temas de seguridad, movilidad humana, lucha contra la delincuencia y narcotráfico. Será el segundo encuentro en los últimos 4 meses».

El director ejecutivo de Cecodap, Carlos Trapani, cuestionó que este pronunciamiento cuatro días después de que ocurriera la deportación. » Los niños no pueden esperar los resultados de una futura reunión de trabajo», dijo.

Agregó que «el mandato de las autoridades es proteger y el exigir respeto a los derechos para cada venezolano, independientemente del lugar donde se encuentre». También lamentó que la situación que afecta a los niños no este presente en el discurso oficial.

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO