Revisión de Telesur apunta a tocar aparato propagandístico chavista, opinan expertos - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 15 ENERO, 2020 09:00

Revisión de Telesur apunta a tocar aparato propagandístico chavista, opinan expertos

Texto por Shari Avendaño | @shariavendano

Ver más de

Shari Avendaño | @shariavendano

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Directo al ente de difusión ideológica. Expertos de la comunicación y la propaganda coinciden en que una reestructuración del canal de televisión multiestatal, Telesur, promovido por la oposición venezolana apunta a tocar el aparato propagandístico del gobernante Nicolás Maduro.

El pasado 13 de enero, Juan Guaidó anunció que decidió iniciar un “proceso de reorganización y rescate” de Telesur para “ponerlo al servicio de la verdad”. Para eso creó una comisión presidencial que coordine con los aliados de la región. El canal salió al aire el 24 de julio de 2005, por iniciativa del expresidente venezolano Hugo Chávez y su homólogo cubano, Fidel Castro. Fue fundada con el objetivo de “contrarrestar a las grandes trasnacionales de la información y ser la voz de los pueblos de América Latina”.

Sin embargo, los expertos coinciden en que el canal estatal ha plegado su línea editorial a los intereses de los Estados que conforman las acciones del medio de comunicación.

Directo al epicentro

En entrevista para Efecto Cocuyo este lunes, 13 de enero, la estratega de marketing político, Carmen Beatriz Fernández, explicó que la medida anunciada por Guaidó es muy importante porque va al epicentro de todo el aparato de propaganda de Maduro en el plano nacional, hemisférico e internacional.

“Aún si tuvieras a Conatel (Comisión Nacional de Telecomunicaciones) ejerciendo su control sobre los contenidos de Telesur, Conatel no tiene ninguna injerencia sobre el gran entramado de cableras que a nivel mundial reciben contenidos de Telesur y creo que ahí está lo más inteligente de la jugada de Guaidó”, detalló Fernández.

El gran valor de Telesur no está en sus equipos sino en la “constelación” de espacios en cableras de todo el mundo en los que tiene un canal. Además, a su juicio, la medida pareciera apuntar a la renovación de contenidos y no a que cese la concesión de Telesur.

La analista comentó que, no obstante,  es una medida que al momento Guaidó podría concretar a pesar de no haber logrado aún hacer efectivo el llamado “cese de la usurpación“. “Guaidó se enfrenta a un Maduro que detenta todos los tentáculos del poder formal”. Sin embargo, cada cablera responde a los órganos regulatorios de su país de orígen. Por esa razón, la medida puede tener más impacto en el exterior que en Venezuela.

Papel de los medios de comunicación

El investigador de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab) y director de Medianálisis, Andrés Cañizales, detalló que la decisión del líder de la Asamblea Nacional (AN) podría quedarse en el “plano simbólico” porque no va a ser escuchada por otros poderes. De esta manera no es posible que tenga una conducción real.

Señaló que Conatel, que tenía un rol técnico en la distribución del espectro radioeléctrico, también es parte del aparato de propaganda oficial. “Imagínate qué no haría para impedir que la directiva de Guaidó tenga potestad legal sobre Telesur”, comentó. En los últimos años, el canal pasó a ser un medio “del aparato de propaganda” de la gestión de Nicolás Maduro.

A su juicio, el anuncio de una posible reestructuración de Telesur puede tener un impacto en la discusión pública sobre el papel de los medios de comunicación. Además comentó que cuando comenzó Telesur había bastante información del propio Estado sobre la composición de las acciones del canal, pero con el paso del tiempo el acceso a estos datos ha sido más opaco.

No es una televisora de servicio público

Para la profesora e investigadora del Instituto de Investigaciones de la Comunicación de la Universidad Central de Venezuela (Ininco – UCV), Luisa Torrealba, Telesur ha perdido la esencia de lo que es una televisora de servicio público, a pesar de que está financiada con fondos públicos. “El criterio con el que funciona se asemeja más a un brazo propagandístico del gobierno venezolano y los gobiernos que integran la empresa”, afirmó Torrealba.

Explicó que cuando se creó la compañía, Telesur hablaba de darle voz a América Latina. Esta posición surge de una discusión que data de la década de los 70 relacionada con la necesidad de crear agencias de noticias en la región para visibilizar lo que pasaba en los países en vías de desarrollo. Según los criterios de la Unesco, una televisora de servicio público debería ser inclusiva, plural, autónoma en relación con los gobiernos de turno y con una programación diferenciada en términos de que sea reflejo de las diversas opiniones de la población.

A criterio de la investigadora es necesario que se retome la institucionalidad del país para que los entes del Estado funcionen de manera autónoma. De esta forma será posible hacer una revisión de estos organismos, que pase por garantizar el derecho a la comunicación.

Un paso previo a esta revisión pasa por la revisión del marco normativo, como la Ley de Telecomunicaciones (que otorga discrecionalidad al Ejecutivo para el manejo en el área) y la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión (que prohíbe la difusión de contenidos que generen “zozobra”).

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: