Restaurantes se adaptan como pueden al «semáforo anticovid»

LA HUMANIDAD · 8 NOVIEMBRE, 2021 17:37

Ver más de

Mairet Chourio

Foto por Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Con la activación de la flexibilización ampliada el pasado 1 de noviembre, el Ejecutivo nacional implementó el llamado «semáforo anticovid», con el que se pretende regular el acceso de personas a ciertos lugares públicos, como restaurantes u hoteles, con la finalidad de frenar los contagios por coronavirus.

No obstante, son pocos los comercios que se encuentran preparados para aplicar esta medida, pues es poca la información que al respecto tienen sus clientes, algo que a los propietarios de estos establecimientos les hace temer por sus ganancias.

Efecto Cocuyo realizó un recorrido por varios restaurantes, con la finalidad de sondear cómo sus administradores asumen esta reciente iniciativa gubernamental.

«Si sale amarillo, enseñan la PCR, pero muchas personas vienen acompañadas, no puedo excluir a uno que venga en un grupo, ellos se sientan bajo su responsabilidad» dijo Fernando Franjo, encargado del restaurante Urrutia, ubicado en la avenida Francisco Solano López, al este de Caracas.  

 
Franjo comentó también que siempre tiene tapabocas por si algún cliente llega al local y no lo no tiene; se lo suministra como parte del servicio. 
 
Rociar alcohol o gel antibacterial en las manos de los comensales al entrar, disponer de una mesa si y otra no para mantener el distanciamiento son las medidas de bioseguridad que implementan en los restaurantes por el covid. 
 
«Las medidas hay que atacarlas y adaptarse pero igual nosotros esperamos que en estos dos meses la situación mejore porque no viene mucha gente», comentó por su parte Antonio Valera, encargado del restaurante Dena Ona, en El Rosal. 
 
Para Valera el cuidado debe ser una responsabilidad personal. «He tenido inconvenientes con algunos clientes por el semáforo o porque no se quieren echar alcohol, y yo les digo que esto no ha pasado, que así yo los rastree en la aplicación no hay seguridad de que en ese momento tenga el virus, así este vacunado», agregó. 
 
 
Las 12 del mediodía ya en algunos restaurantes no es una hora ajetreada, como antes. La crisis económica y la pandemia ha hecho que el ritmo sea pausado. 
 
«Estamos sobreviviendo, vienen pocas personas, unos se sientan por allá y otros por acá, así que no hay aglomeraciones», comentó Franklin Ure, encargado del restaurante Il Fetuccine, en Chacaíto. 

Asimismo, Luis Pérez encargado del restaurante chino Tai Fu, expresa que desde hace ya más de un año el «para llevar» es lo que predomina. 
 
«Siempre vienen por un arrocito, algo barato y se lo llevan, la gente no tiene mucho para gastar», dice.

 
Y aunque en el restaurante Tai Fu no han puesto en práctica el acceso con el semáforo anticovid, las personas que acuden muestran su cartón de vacunación. 
 
«El que viene para acá muestra su tarjetita, la mayoría de la gente que se enteró lo del semáforo, empezó a cargar con su cartón en la cartera». 
 

Caracas, la región con más casos y decesos por COVID-19 en primera semana de noviembre

 
 
Adaptarse a las normas y tener responsabilidad individual es lo que la mayoría de encargados de restaurantes le piden a sus clientes. 
 
«La situación está muy dura por eso debemos adaptarnos, prevenir y respetar las normas», dijo el dueño del restaurante El Fortín Alto.