Muy poca afluencia de pasajeros muestran terminales terrestres este #23Dic

LA HUMANIDAD · 23 DICIEMBRE, 2021 17:31

Ver más de

Mabel Sarmiento | @mabelsarmiento

Foto por Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

4
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

En las calles de Caracas se aprecia cola vehicular, gente comprando y aglomerada en las ferias de los centros comerciales, pero en lo que respecta la movilidad interna hay una proyección negativa, pues a pesar de la oferta de pasajes y de la activación de las rutas interurbanas desde los terminales terrestres de Caracas, este 23 de diciembre no hubo mucha demanda de pasajeros.

Las taquillas estaban libres, al igual que los pasillos y andenes de estas operadoras de transporte. A los vendedores les costó mantenerse activos, muchos pasaron la mañana revisando los teléfonos móviles, otros caminando de un extremo a otro, buscando usuarios.

La Bandera, principal terminal de la capital, se podía recorrer sin dificultad. Previo a la celebración de la Navidad, el panorama que se solía apreciar (antes de la pandemia) era el de personas pernoctando en los pasillos con las maletas y las almohadas en los hombros y largas colas para poder comprar un pasaje. Pero eso quedó en los recuerdos, pues el actual momento demostró un ambiente tranquilo, sin ese ajetreo que marcan las festividades de fin de año.

Los usuarios podían esperar incluso sentados

«Esto nos tiene cabizbajo, no hay afluencia de personas, ayer salió un autobús para San Cristóbal con 13 pasajeros», dijo Jesús González, trabajador de la operadora terrestre.

El Vigía, Maracaibo, Lara, son los destinos que a todo pulmón gritan los colectores de las diferentes líneas de autobuses que despachan desde La Bandera.

Van con un cartel por los pasillos promocionando que sí hay pasajes e, incluso, buscan a los pasajeros por los alredores del complejo, ubicado cerca de la parroquia El Valle, en el municipio Libertador.

«Sitssa, que es más barato, no tiene mucha gente, aquí sale un autobús por ruta, pero es raro cuando sale para San Cristóbal», dijo Carolina Campos, empleada.

Los usuarios buscan esta líneas por ser más económica

Aunque este 22 de diciembre se confirmó la llegada de la nueva variante del COVID-19, ómicron, Carolina no cree que ese sea el motivo de poca afluencia de viajeros.

«Nos dijeron que reforzáramos las medidas de bioseguridad y que exigiéramos a las personas el comprobante de vacunación para poder venderles el pasaje, pero la gente no está viajando porque no tiene dinero, no les alcanza», dijo.   

En las rutas cortas es distinta la situación, se dividen en tres filas dependiendo del destino entre Cagua, Maracay y Valencia, pero no se compara con años anteriores.

Las esperas no eran tan largas como en años anteriores

«Llegué a las 6:00 de mañana para adquirir un pasaje para Mérida para el 26, en la línea Sitssa. El que es empleado público tiene que ajustarse mucho, habrá otros que pueden pagar más pero yo no», comentó Gilda Alarcón.

Pocos viajeros

El mismo panorama desolador se vio en los terminales de Occidente ubicado en Santa Rosalía y Rodovías en Colegio de Ingenieros (ambos operadoras privadas), donde la afluencia de pasajeros fue mucho menor este jueves 23 de diciembre.

«Hoy solo estamos vendiendo para tres destinos, Maracaibo, Vigía y Punto fijo. Trabajamos hasta las 4:00 de la tarde que es cuando sale el último autobús», dijo Beglys Iriarte, vendedora en Expresos Occidente.

Expresos Occidentes lucía desolado

Para José López trabajador de Rodovías, «lo que fue ya no es ahora», refiriéndose a la temporada decembrina como una de la más importante de todo el año.

«Esto está solo, no hay pasajeros, así es muy difícil que esto surja».

Hay carros, pero no pasajeros

Fernando Mora, director Ejecutivo de la Cámara Venezolana de Empresas de Transporte Extraurbano, dijo que en los actuales momentos hay mayor disponibilidad de unidades para estas rutas interurbanas, y eso de debe a que -aclaró- ha habido una política de mejoramiento de la tarifa y de distribución de combustible (para este ramo).

Esto les ha permitido sacar muchas de las unidades que estaban en los patios de talleres y ponerlas a flote. De acuerdo a sus cifras, cerca de 600 en los últimos seis meses.

Antes de ese lapso el sector no llegaba a los 1.500 autobuses y, ahora, están por encima, aproximadamente 1.700 carros para rutas largas. Y aunque entiende que no es suficiente, estima que con ese lote se puede atender la demanda.

Mora ratificó que para la temporada hay pasajes y disponibilidad de asientos. «Los costos de los boletos, si bien se ofertan el divisas, no es algo que limite la movilidad por completo. Muchas personas están en el trabajo informal y sus ingresos son en dólares, y eso lo hemos observado y analizados cuando estamos haciendo los estudios de la estructura de costos. Quizás a los trabajadores del sector público sí se les hace difícil viajar por el país», acotó

.

Ahora hay más unidades

Los carros, en la mayoría de los terminales salen a más tardar a las 6:00 de la tarde, por el tema de la seguridad vial. Los destinos más demandados son Mérida, San Cristóbal, Zulia, Puerto La Cruz, Maturín. De Caracas a Puerto la Cruz la tarifa está en 15 dólares y hasta el Táchira en 35 dólares, solo ida.

Los terminales terrestres no prestarán servicio los días 25 de diciembre y 1 de enero. Ahora, con la llegada de la variante ómicron, los operadores esperan nuevas líneas de trabajo. Hasta los momentos han podido trabajar todo el mes. «No sabemos si vendrán nuevas restricciones», alertó Mora.

Los vendedores van de un extremo a otro buscando pasajeros

Con información de Mairet Chourio