Papa Francisco autoriza nuevos beatos, entre ellos Juan Pablo I

LA HUMANIDAD · 13 OCTUBRE, 2021 08:30

Ver más de

Efecto Cocuyo | @efectococuyo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

 

El Papa Francisco autorizó a la Congregación para las Causas de los Santos, promulgar el decreto sobre la curación milagrosa atribuida a la intercesión de Juan Pablo I, junto a la de la colombiana María Berenice Duque Hencker, dos mártires y otros Siervos de Dios.

El venerable Siervo de Dios Juan Pablo I (Albino Luciani), Sumo Pontífice; nació el 17 de octubre de 1912 en Forno di Canale, (hoy Canale d’Agordo, Italia) y falleció el 28 de septiembre de 1978 en el Palacio Apostólico (estado de la Ciudad del Vaticano).

El milagro por el que Luciani será proclamado beato se refiere a la supuesta curación inexplicable de una niña argentina que padecía una patología cerebral grave.

La causa de canonización de Albino Luciani se abrió en noviembre de 2003, veinticinco años después de su muerte y terminó en noviembre de 2017 con el decreto sancionado por el papa Francisco, que proclamó las virtudes heroicas de Juan Pablo I.

A fines de noviembre de ese mismo año finalizó también la investigación diocesana iniciada en 2016 en la diócesis argentina de Buenos Aires en la que se examinó el “milagro” por intercesión del Papa Luciani en 2011.

Para que el papa Luciani fuera declarado santo más adelante se necesitaría probar su intercesión en un nuevo milagro.

La venerable Sierva de Dios María Berenice Duque Hencker (Ana Julia), fue fundadora de la Congregación de las Hermanitas de la Anunciación; nació el 14 de agosto de 1898 en Salamina (Colombia) y falleció el 25 de julio de 1993 en Medellín (Colombia).

Dos nuevos mártires

En el mismo decreto, el Papa ha autorizado reconocer el martirio de los Siervos de Dios Pedro Ortiz de Zárate, sacerdote diocesano, y Juan Antonio Solinas, sacerdote profeso de la Compañía de Jesús, asesinados por odio a la fe el 27 de octubre de 1683 en el Valle del Zenta (Argentina).

Virtudes heroicas de los Siervos de Dios

Además, el Santo Padre ha reconocido las virtudes heroicas del Siervo de Dios Diego Hernández González, sacerdote diocesano (1915- 1976); del Siervo de Dios Giuseppe Spoletini (en el siglo: Rocco Giocondo Pasquale), sacerdote profeso de la Orden de los Frailes  Menores (1870-1951); de la Sierva de Dios Magdeleine de Jésus (en el siglo: Élisabeth Marie Magdeleine Hutin), fundadora de la Fraternidad de las Hermanitas de Jesús (1898-1989); de la Sierva de Dios Elisabetta Martínez, fundadora de la Congregación de las Hijas de Santa María de Leuca (1905-1991).

Con información de Efe