Palmeros de Chacao bajaron desde El Ávila para dar comienzo a la Semana Santa

LA HUMANIDAD · 9 ABRIL, 2022 16:15

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Los Palmeros de Chacao retomaron la tradición de bajar desde El Ávila, la icónica montaña que rodea Caracas, este sábado 9 de abril. La procesión es conocida por marcar el inicio de la Semana Santa en Venezuela y no se realizaba desde que comenzó la pandemia del COVID-19 en el país, el 13 de marzo de 2020.

Por lo menos 500 palmeros (400 adultos y 100 niños) recorrieron la ruta hasta la iglesia San José, ubicada en el municipio Chacao, luego de recolectar las palmas en el Parque Nacional Waraira Repano desde el 7 de abril. Fueron seguidos de cerca por decenas de feligreses. 

El alcalde Gustavo Duque también estuvo en la manifestación, que catalogó como «la más importante del municipio». Recordó que la tradicional bajada es considerada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco desde el año 2019. 

«Tiene más 200 años y desde que fue decretada patrimonio no habíamos tenido la oportunidad de bajar junto a los palmeros a nuestro querido Chacao con las palmas», expresó. También apuntó que los participantes le rinden homenaje al palmero mayor, Ramón Delgado, quien falleció por causas asociadas al coronavirus. 

Una tradición de siglos

La historia de los palmeros data de 1776, cuando una epidemia de fiebre amarilla mató a cientos de personas en Chacao. En ese entonces, el párroco José Antonio Mohedano rogó piedad a Dios y prometió que, antes de empezar la Semana Santa, los sobrevivientes buscarían palmas en El Ávila con el fin de recrear el pasaje bíblico de la entrada de Jesucristo a Jerusalén. 

Luego de que la población sanara y la epidemia terminara, la tradición se volvió parte de la cultura de Chacao y ha sobrevivido de generación en generación. 

La rutina inicial consistía en subir el día viernes anterior al Domingo de Ramos y bajar el día sábado siguiente con las hojas, que eran bendecidas durante la misa dominical. No obstante, el proceso ha cambiado con el pasar de los años y ahora se realiza por etapas. Este año, el ascenso a El Ávila comenzó la noche del 5 de abril.