ONG aplauden salida de Venezuela del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

LA HUMANIDAD · 11 OCTUBRE, 2022 22:05

Ver más de

Mariana Souquett Gil | @nanasouquett


¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Como un resultado justo, una condena a las violaciones de derechos humanos en el país y como la evidencia de una menor credibilidad en el discurso del gobierno de Nicolás Maduro: así catalogan organizaciones no gubernamentales la salida de Venezuela del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para el período 2023-2025. 

Este 11 de octubre, con solo 88 votos y superada por Chile (144 votos) y Costa Rica (134), Venezuela perdió la oportunidad de mantener su puesto en la máxima instancia de derechos humanos de Naciones Unidas.

Para Alí Daniels, director de la organización Acceso a la Justicia, la votación fue justa porque Venezuela no cumple el requisito principal para ser miembro del Consejo, que es tener un alto estándar de cumplimiento de derechos humanos, y porque ha demostrado una «pobre actuación» en el ejercicio de su cargo, obstaculizando investigaciones como el genocidio en Myanmar.

Según Daniels, que los países no hayan optado por Venezuela, incluso cuando la votación era secreta, representa otro revés para el gobierno de Nicolás Maduro solo días después de la renovación del mandato de la Misión de Determinación de Hechos, figura que investiga las violaciones de derechos humanos y la comisión de crímenes de lesa humanidad en el país.  

«Esto nos dice que la comunidad internacional no está creyendo en el discurso del gobierno en el sentido de que se están haciendo reformas y mejoras, cuando en realidad la situación de la justicia es la misma que el año pasado. Las reformas han sido meros maquillajes que no han cambiado para nada la impunidad existente en el país. Consideramos que es un hecho correcto y una apreciación correcta de los países que no han votado por Venezuela», dijo a Efecto Cocuyo

Rafael Uzcátegui, coordinador general de Provea, considera que el resultado de la votación ratifica que la comunidad internacional tiene un mejor conocimiento sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela. 

«Ser un país violador de derechos humanos tiene sus consecuencias internacionales. Se van a mantener los mecanismos de presión diplomática sobre Venezuela, siendo estos el principal muro de contención que tiene la población venezolana», expresó Uzcátegui en un video difundido en redes sociales. 

De acuerdo con el vocero, este resultado impulsa a las organizaciones de derechos humanos a seguir documentando y denunciando lo que sucede en Venezuela ante instancias internacionales.

Una condena con impacto internacional

Para la organización no gubernamental Centro de Justicia y Paz (Cepaz), la salida del gobierno de Venezuela es una condena a las violaciones sistemáticas de derechos en el país, al igual que un «mensaje claro» sobre quiénes deben tener presencia y derecho a voto en ese espacio de Naciones Unidas.

«El resultado de esta elección debe servir para que los miembros de la ONU reconozcan la falta de compromiso del Estado venezolano con los derechos humanos y le insten a cumplir con las recomendaciones que han sido emanadas de los órganos de Naciones Unidas», añadió Cepaz a través de su cuenta en Twitter. 

Que Venezuela haya perdido su puesto en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU también implicará que países con regímenes autoritarios como Rusia, Irán o Cuba contarán con un aliado menos en las votaciones, de acuerdo con el director de Acceso a la Justicia. 

«Es una afectación también para los países que han actuado en contra de las investigaciones sobre crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y otras graves violaciones de derechos humanos», expresó Alí Daniels. 

LA HUMANIDAD · 8 DICIEMBRE, 2022

ONG aplauden salida de Venezuela del Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Texto por Mariana Souquett Gil | @nanasouquett

Como un resultado justo, una condena a las violaciones de derechos humanos en el país y como la evidencia de una menor credibilidad en el discurso del gobierno de Nicolás Maduro: así catalogan organizaciones no gubernamentales la salida de Venezuela del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para el período 2023-2025. 

Este 11 de octubre, con solo 88 votos y superada por Chile (144 votos) y Costa Rica (134), Venezuela perdió la oportunidad de mantener su puesto en la máxima instancia de derechos humanos de Naciones Unidas.

Para Alí Daniels, director de la organización Acceso a la Justicia, la votación fue justa porque Venezuela no cumple el requisito principal para ser miembro del Consejo, que es tener un alto estándar de cumplimiento de derechos humanos, y porque ha demostrado una «pobre actuación» en el ejercicio de su cargo, obstaculizando investigaciones como el genocidio en Myanmar.

Según Daniels, que los países no hayan optado por Venezuela, incluso cuando la votación era secreta, representa otro revés para el gobierno de Nicolás Maduro solo días después de la renovación del mandato de la Misión de Determinación de Hechos, figura que investiga las violaciones de derechos humanos y la comisión de crímenes de lesa humanidad en el país.  

«Esto nos dice que la comunidad internacional no está creyendo en el discurso del gobierno en el sentido de que se están haciendo reformas y mejoras, cuando en realidad la situación de la justicia es la misma que el año pasado. Las reformas han sido meros maquillajes que no han cambiado para nada la impunidad existente en el país. Consideramos que es un hecho correcto y una apreciación correcta de los países que no han votado por Venezuela», dijo a Efecto Cocuyo

Rafael Uzcátegui, coordinador general de Provea, considera que el resultado de la votación ratifica que la comunidad internacional tiene un mejor conocimiento sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela. 

«Ser un país violador de derechos humanos tiene sus consecuencias internacionales. Se van a mantener los mecanismos de presión diplomática sobre Venezuela, siendo estos el principal muro de contención que tiene la población venezolana», expresó Uzcátegui en un video difundido en redes sociales. 

De acuerdo con el vocero, este resultado impulsa a las organizaciones de derechos humanos a seguir documentando y denunciando lo que sucede en Venezuela ante instancias internacionales.

Una condena con impacto internacional

Para la organización no gubernamental Centro de Justicia y Paz (Cepaz), la salida del gobierno de Venezuela es una condena a las violaciones sistemáticas de derechos en el país, al igual que un «mensaje claro» sobre quiénes deben tener presencia y derecho a voto en ese espacio de Naciones Unidas.

«El resultado de esta elección debe servir para que los miembros de la ONU reconozcan la falta de compromiso del Estado venezolano con los derechos humanos y le insten a cumplir con las recomendaciones que han sido emanadas de los órganos de Naciones Unidas», añadió Cepaz a través de su cuenta en Twitter. 

Que Venezuela haya perdido su puesto en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU también implicará que países con regímenes autoritarios como Rusia, Irán o Cuba contarán con un aliado menos en las votaciones, de acuerdo con el director de Acceso a la Justicia. 

«Es una afectación también para los países que han actuado en contra de las investigaciones sobre crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y otras graves violaciones de derechos humanos», expresó Alí Daniels. 

¿Cómo valoras esta información?

1

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

1

QUÉ CHIMBO