ONG denuncia detenciones arbitrarias en Mérida para prestar servicio militar

LA HUMANIDAD · 8 OCTUBRE, 2020 19:46

ONG denuncia detención arbitraria de 60 personas en Mérida para obligarlas a prestar servicio militar

Texto por María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

Ver más de

María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Servicio militar. La ONG Promedehum denunció la detención arbitraria de al menos 60 personas este miércoles 7 de octubre en el estado Mérida bajo el argumento de “violar la cuarentena”, aunque la semana en curso es de flexibilización.

La organización detalló que las personas, con edades entre 16 y 30 años, las detuvieron “de manera arbitraria e indiscriminada” en un operativo conjunto entre funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y de la Policía del estado Mérida.

A los detenidos los trasladaron al Área de Triaje COVID-19 del Instituto Autónomo Hospital Universitario de Los Andes (Iahula) para practicarles pruebas diagnósticas de coronavirus.

De acuerdo a testimonios que recabó Promedehum, los funcionarios retuvieron los documentos de identidad de los adolescentes y jóvenes y les anunciaron que tenían dos opciones, prestar servicio militar o realizar trabajo comunitario después de una charla de seis horas”, refirieron en un comunicado.

En Venezuela está prohibido el reclutamiento forzoso, de acuerdo al artículo 134 de la Constitución y el artículo 5 de la Ley de Registro y Alistamiento para la Defensa Integral de la Nación.

La ONG señaló que los cuerpos de seguridad pretendían “coaccionar a individuos” mediante un procedimiento no oficial e ilegal de “reclutamiento” desconocido por la ciudadanía, “en el que además se detuvieron a menores de edad y personas LGBTIQ+ pudiendo éstas últimas hallarse en riesgo de sufrir actos de violencia sexual y de cualquier tipo”.

Exigen una investigación

Cuestionaron además que las personas fueron expuestas al contagio de COVID-19, ya que los funcionarios actuantes no acataron las medidas de distanciamiento físico ni los protocolos de seguridad.

El director de la organización, Rigoberto Lobo, dijo a Efecto Cocuyo que unas 10 personas lograron disuadir a los efectivos para que los dejaran ir. Sin embargo, desconocen el paradero del resto de los detenidos.

“Expresamos nuestra más profunda preocupación, a la vez que rechazamos las detenciones arbitrarias e instamos a las autoridades competentes a que se lleve a cabo una investigación exhaustiva de los hechos suscitados”, concluye el comunicado.