Ocho funcionarios policiales fueron asesinados entre agosto y octubre en Venezuela

LA HUMANIDAD · 18 NOVIEMBRE, 2022 22:25

Ver más de

Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Ocho funcionarios policiales fueron asesinados en Venezuela desde agosto hasta finales de octubre de 2022. Los móviles que destacan son el robo de pertenencias y los enfrentamientos con supuestos grupos delictivos como principal causa de sus muertes.

El registro fue realizado por el equipo de Efecto Cocuyo, mediante un monitoreo de la fatalidad policial en el país que se levanta a través de reportes de prensa e información de fuentes cercanas a la policía.

En el mes de agosto cuatro funcionarios policiales murieron a manos de delincuentes que buscaban despojarlos de sus pertenencias. Este fue el mes más violento en comparación de los tres meses registrados.

Los meses de febrero y marzo de 2022 se mantienen como los períodos con mayor número de funcionarios asesinados.

Zulia y Miranda acumularon la mayor cifra de funcionarios fallecidos, dos cada uno. Les siguen Distrito Capital, Carabobo y Bolívar con un funcionario fallecido en cada entidad.

La única muerte en Distrito Capital fue la de Jhojandry Erasmo Guerrero Montealegre, oficial de la Policía de Miranda, quien fue asesinado la madrugada del domingo 30 de octubre, en el sector San Miguel de la Yaguara. Su cadáver fue hallado en la mañana por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas y Criminalísticas (Cicpc).

Aún se desconoce el móvil de la muerte de Guerrero y actualmente no hay información oficial sobre el caso. En esa oportunidad, fuentes del Cicpc informaron a los medios de comunicación que ninguna hipótesis sería descartada.

Del total de los fallecidos, en los últimos 3 meses del monitoreo, tres de los funcionarios pertenecían a la Policía Nacional Bolivariana (PNB). La alta mortalidad entre los funcionarios de la PNB se vio relejada en la base de datos con 14 oficiales asesinados por la delincuencia, en enfrentamientos o por supuestas venganzas.

El 25 de octubre se registró la más reciente muerte de un funcionario adscrito a la PNB. Yordano Javier Díaz César, de 23 años, integrante de la Dirección de Acciones Especiales Tácticas (Daet) fue asesinado en Barinas.

La policía maneja la hipótesis del robo, como principal móvil de su muerte. En Efecto Cocuyo se reseñó que, durante el hecho, también fue asesinado José Gustavo Flores Díaz, de 18 años, familiar de Díaz.

Un funcionario policial murió mientras cumplía sus labores de servicio. El hecho se registró la mañana del miércoles 10 de agosto, en el sector La Guaricha, de Mariana, estado Carabobo. Abrahan Alexander Díaz Machado, integrante del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), adscrito a la Brigada de Acciones Especiales (Baes), fue asesinado durante un enfrentamiento con delincuentes.

Según el parte policial, suministrada por fuentes confidenciales de la policía, el equipo al que pertenecía el funcionario inició un despliegue para dar con el paradero de los delincuentes que mataron al integrante del grupo élite. “Las autoridades manejan la hipótesis de que los autores del crimen forman parte de una banda delictiva”, se reseñó en Efecto Cocuyo.

En total fallecieron 5 oficiales, un supervisor en jefe y un supervisor de la división de inteligencia, quien respondía al nombre de Kerwuin Eduardo Regalado Hernández, de 25 años de edad.

El joven fue asesinado en en el sector Los Mollejones de San Francisco de Yare, en los Valles del Tuy, por un grupo de hombre, cuya identidad aún se desconoce. Las pesquisas policiales determinaron que Regalado iba junto a su padre a concretar la compra de un camión, negociado a través del servicio Marketplace de Facebook.

Los supuestos vendedores les tendieron una emboscada, iniciaron un enfrentamiento, el progenitor del funcionario fue herido en un pie, mientras su hijo tuvo heridas más complicadas en el cuerpo, lo que le causo la muerte.

Hasta el momento se desconocen cómo van las investigaciones policiales y judiciales de los casos registrados por el monitoreo realizado por Efecto Cocuyo, debido al hermetismo sobre información que debería ser pública en el país.

LA HUMANIDAD · 29 NOVIEMBRE, 2022

Ocho funcionarios policiales fueron asesinados entre agosto y octubre en Venezuela

Texto por Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo

Ocho funcionarios policiales fueron asesinados en Venezuela desde agosto hasta finales de octubre de 2022. Los móviles que destacan son el robo de pertenencias y los enfrentamientos con supuestos grupos delictivos como principal causa de sus muertes.

El registro fue realizado por el equipo de Efecto Cocuyo, mediante un monitoreo de la fatalidad policial en el país que se levanta a través de reportes de prensa e información de fuentes cercanas a la policía.

En el mes de agosto cuatro funcionarios policiales murieron a manos de delincuentes que buscaban despojarlos de sus pertenencias. Este fue el mes más violento en comparación de los tres meses registrados.

Los meses de febrero y marzo de 2022 se mantienen como los períodos con mayor número de funcionarios asesinados.

Zulia y Miranda acumularon la mayor cifra de funcionarios fallecidos, dos cada uno. Les siguen Distrito Capital, Carabobo y Bolívar con un funcionario fallecido en cada entidad.

La única muerte en Distrito Capital fue la de Jhojandry Erasmo Guerrero Montealegre, oficial de la Policía de Miranda, quien fue asesinado la madrugada del domingo 30 de octubre, en el sector San Miguel de la Yaguara. Su cadáver fue hallado en la mañana por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas y Criminalísticas (Cicpc).

Aún se desconoce el móvil de la muerte de Guerrero y actualmente no hay información oficial sobre el caso. En esa oportunidad, fuentes del Cicpc informaron a los medios de comunicación que ninguna hipótesis sería descartada.

Del total de los fallecidos, en los últimos 3 meses del monitoreo, tres de los funcionarios pertenecían a la Policía Nacional Bolivariana (PNB). La alta mortalidad entre los funcionarios de la PNB se vio relejada en la base de datos con 14 oficiales asesinados por la delincuencia, en enfrentamientos o por supuestas venganzas.

El 25 de octubre se registró la más reciente muerte de un funcionario adscrito a la PNB. Yordano Javier Díaz César, de 23 años, integrante de la Dirección de Acciones Especiales Tácticas (Daet) fue asesinado en Barinas.

La policía maneja la hipótesis del robo, como principal móvil de su muerte. En Efecto Cocuyo se reseñó que, durante el hecho, también fue asesinado José Gustavo Flores Díaz, de 18 años, familiar de Díaz.

Un funcionario policial murió mientras cumplía sus labores de servicio. El hecho se registró la mañana del miércoles 10 de agosto, en el sector La Guaricha, de Mariana, estado Carabobo. Abrahan Alexander Díaz Machado, integrante del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), adscrito a la Brigada de Acciones Especiales (Baes), fue asesinado durante un enfrentamiento con delincuentes.

Según el parte policial, suministrada por fuentes confidenciales de la policía, el equipo al que pertenecía el funcionario inició un despliegue para dar con el paradero de los delincuentes que mataron al integrante del grupo élite. “Las autoridades manejan la hipótesis de que los autores del crimen forman parte de una banda delictiva”, se reseñó en Efecto Cocuyo.

En total fallecieron 5 oficiales, un supervisor en jefe y un supervisor de la división de inteligencia, quien respondía al nombre de Kerwuin Eduardo Regalado Hernández, de 25 años de edad.

El joven fue asesinado en en el sector Los Mollejones de San Francisco de Yare, en los Valles del Tuy, por un grupo de hombre, cuya identidad aún se desconoce. Las pesquisas policiales determinaron que Regalado iba junto a su padre a concretar la compra de un camión, negociado a través del servicio Marketplace de Facebook.

Los supuestos vendedores les tendieron una emboscada, iniciaron un enfrentamiento, el progenitor del funcionario fue herido en un pie, mientras su hijo tuvo heridas más complicadas en el cuerpo, lo que le causo la muerte.

Hasta el momento se desconocen cómo van las investigaciones policiales y judiciales de los casos registrados por el monitoreo realizado por Efecto Cocuyo, debido al hermetismo sobre información que debería ser pública en el país.

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO