«No quiero bono, no quiero Clap yo lo que quiero es un sueldo digno ya», trabajadores vuelven a jornadas de protestas en Caracas

LA HUMANIDAD · 16 ENERO, 2023 22:20

Ver más de

Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo

Foto por Mairet Chourio

¿Cómo valoras esta información?

78
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
3
QUÉ CHIMBO

Las jornadas de protestas por mejoras salariales y de condiciones laborales continúan en Venezuela, desde la mañana de este lunes 16 de enero.

Desde temprano trabajadores públicos protestan por la recuperación de sus salarios. En Caracas, la concentración sería en los alrededores del Ministerio de Educación, ubicado en el centro de la capital del país, pero las cercanías del ente gubernamental fueron cerradas, a pesar de esto los manifestantes se reunieron en la plaza Morelos, ubicada en la zona central.

“No quiero bono, no quiero Clap yo lo que quiero es un sueldo digno ya», gritaban al unísono los manifestantes en los alrededores del Ministerio Público.

Rubén González, de 65 años de edad, forma parte del personal obrero que labora en la Universidad Simón Bolívar (USB), se encontraba en la protesta y aseguró al equipo de Efecto Cocuyo que ni siquiera han recibido el uniforme de trabajo desde hace 8 años.

Cinco días de protestas: trabajadores no dejaron las calles durante la segunda semana de enero 

 

“Haciendo sacrificios para ir a trabajar, tenemos que ir con nuestra ropa de salir porque no nos dan uniforme hace 8 años, no tenemos HCM y ni te cuento cómo hacemos para comer”, señaló el trabajador.

A la plaza Morelos también arribó una marcha de cientos de trabajadores provenientes desde la Plaza Venezuela.

 

Los trabajadores avanzaron por la avenida México, hasta llegar a la sede del Ministerio Público, en Parque Carabobo, donde se plantaron en la entrada de la sede principal de la Fiscalía para exigir que se escuche su petitorio. “No nos quitarán el derecho a protestar”, gritaron.

Las protestas no solo se están llevando a cabo en la ciudad de Caracas, en el estado Vargas, el sector educativo y el de salud intentaron llegar a la sede de la gobernación del estado, pero la policía del Litoral Central impidió la llegada de la manifestación.

En Monagas los educadores y otros trabajadores tomaron las calles para exigir mejoras en sus salarios, al igual que en Puerto Ordaz, estado Bolívar y en municipios del estado Aragua.

Por qué protestan

El gremio educativo exige la garantía de sus derechos laborales, contemplados en la Constitución del país. Desde el 9 y hasta este 16 de enero se registraron manifestaciones, algunas frente a las sedes de dos ministerios y en la Defensoría del Pueblo, en la capital.

La principal demanda al Estado es la homologación de los sueldos y las pensiones a la canasta básica, que para noviembre de 2022 se ubicaba en 474 dólares según la Federación Venezolana de Maestros (FVM). Para el 14 de enero, el salario mínimo en el territorio nacional equivale a 6,7 dólares al cambio del Banco Central (BCV).

Aunque los manifestantes pertenecen a distintas áreas, incluyendo salud y transporte, los docentes han sido los protagonistas de las convocatorias. El magisterio venezolano afirma estar organizado y negarse a abandonar las calles.

Un bono que no alcanza

Centenares de educadores venezolanos se pronunciaron en las redes sociales tras haber recibido un bono de 580 bolívares (29,8 dólares al cambio del Banco Central) este 15 de enero, Día del Maestro en el país. El dinero fue depositado por el gobierno de Nicolás Maduro tras una semana de protestas del sector educativo. Los maestros lo catalogaron como una “burla” a sus reclamos.

“Este bono no tiene que ver con nuestras exigencias, por lo tanto,no es más que una dádiva que representa lo negado que está el gobierno ante los trabajadores, en especial el educador que en este momento está exigiendo una contratación colectiva ajustada a los artículos 91 y 89 de nuestra Constitución”, dijo Raquel Figueroa, especialista en Políticas Educativas y dirigente sindical de Fenaprodo-CPV, a Efecto Cocuyo.

Con información de Mairet Chourio y Albany Andara.

LA HUMANIDAD · 26 ENERO, 2023

«No quiero bono, no quiero Clap yo lo que quiero es un sueldo digno ya», trabajadores vuelven a jornadas de protestas en Caracas

Texto por Reynaldo Mozo Zambrano | @reymozo
Foto por Mairet Chourio

Las jornadas de protestas por mejoras salariales y de condiciones laborales continúan en Venezuela, desde la mañana de este lunes 16 de enero.

Desde temprano trabajadores públicos protestan por la recuperación de sus salarios. En Caracas, la concentración sería en los alrededores del Ministerio de Educación, ubicado en el centro de la capital del país, pero las cercanías del ente gubernamental fueron cerradas, a pesar de esto los manifestantes se reunieron en la plaza Morelos, ubicada en la zona central.

“No quiero bono, no quiero Clap yo lo que quiero es un sueldo digno ya», gritaban al unísono los manifestantes en los alrededores del Ministerio Público.

Rubén González, de 65 años de edad, forma parte del personal obrero que labora en la Universidad Simón Bolívar (USB), se encontraba en la protesta y aseguró al equipo de Efecto Cocuyo que ni siquiera han recibido el uniforme de trabajo desde hace 8 años.

Cinco días de protestas: trabajadores no dejaron las calles durante la segunda semana de enero 

 

“Haciendo sacrificios para ir a trabajar, tenemos que ir con nuestra ropa de salir porque no nos dan uniforme hace 8 años, no tenemos HCM y ni te cuento cómo hacemos para comer”, señaló el trabajador.

A la plaza Morelos también arribó una marcha de cientos de trabajadores provenientes desde la Plaza Venezuela.

 

Los trabajadores avanzaron por la avenida México, hasta llegar a la sede del Ministerio Público, en Parque Carabobo, donde se plantaron en la entrada de la sede principal de la Fiscalía para exigir que se escuche su petitorio. “No nos quitarán el derecho a protestar”, gritaron.

Las protestas no solo se están llevando a cabo en la ciudad de Caracas, en el estado Vargas, el sector educativo y el de salud intentaron llegar a la sede de la gobernación del estado, pero la policía del Litoral Central impidió la llegada de la manifestación.

En Monagas los educadores y otros trabajadores tomaron las calles para exigir mejoras en sus salarios, al igual que en Puerto Ordaz, estado Bolívar y en municipios del estado Aragua.

Por qué protestan

El gremio educativo exige la garantía de sus derechos laborales, contemplados en la Constitución del país. Desde el 9 y hasta este 16 de enero se registraron manifestaciones, algunas frente a las sedes de dos ministerios y en la Defensoría del Pueblo, en la capital.

La principal demanda al Estado es la homologación de los sueldos y las pensiones a la canasta básica, que para noviembre de 2022 se ubicaba en 474 dólares según la Federación Venezolana de Maestros (FVM). Para el 14 de enero, el salario mínimo en el territorio nacional equivale a 6,7 dólares al cambio del Banco Central (BCV).

Aunque los manifestantes pertenecen a distintas áreas, incluyendo salud y transporte, los docentes han sido los protagonistas de las convocatorias. El magisterio venezolano afirma estar organizado y negarse a abandonar las calles.

Un bono que no alcanza

Centenares de educadores venezolanos se pronunciaron en las redes sociales tras haber recibido un bono de 580 bolívares (29,8 dólares al cambio del Banco Central) este 15 de enero, Día del Maestro en el país. El dinero fue depositado por el gobierno de Nicolás Maduro tras una semana de protestas del sector educativo. Los maestros lo catalogaron como una “burla” a sus reclamos.

“Este bono no tiene que ver con nuestras exigencias, por lo tanto,no es más que una dádiva que representa lo negado que está el gobierno ante los trabajadores, en especial el educador que en este momento está exigiendo una contratación colectiva ajustada a los artículos 91 y 89 de nuestra Constitución”, dijo Raquel Figueroa, especialista en Políticas Educativas y dirigente sindical de Fenaprodo-CPV, a Efecto Cocuyo.

Con información de Mairet Chourio y Albany Andara.