Niños y niñas que retornan al país se encuentran en indefensión, advierte estudio

LA HUMANIDAD · 3 DICIEMBRE, 2020 22:19

Ver más de

María Victoria Fermín Kancev | @vickyfermin


¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Muchos migrantes venezolanos, incluyendo niños y niñas, regresaron al país en medio de la crisis sanitaria por el COVID-19 tras enfrentar vejaciones y maltratos, así lo expuso la investigación Retornar en tiempos de pandemia del Centro de Investigaciones Populares (CIP) y Cecodap.

El estudio, que recopila testimonios de 18 venezolanos retornados, describe las condiciones adversas que tuvieron que enfrentar durante el viaje de retorno, así como en el tiempo que permanecieron en albergues o Punto de Atención Social Integral (Pasi).

También realizan una caracterización de por qué migraron en primer lugar, cómo fue el asentamiento en los países de destino y lo que los llevó a querer regresar.

Estimaciones del CIP y Cecodap apuntaron a que alrededor de 250.000 venezolanos regresaron al territorio a raíz de la pandemia.

Los entrevistados, 15 mujeres y tres hombres, retornaron principalmente desde cuatro países: Colombia, Ecuador, Perú y Trinidad y Tobago y desde 11 ciudades diferentes: Lima, Guayaquil, Puerto España, Ocaña, Armenia, Cartagena, Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga, Barranquilla. Las entrevistas fueron realizadas entre los meses de junio y agosto del 2020. El 60 % de ellos viajó con niños.

En su mayoría son jóvenes de entre 19 y 35 años, viven en pareja y tienen hijos, y culminaron primaria o bachillerato. Muchos no tenían más de dos años y medio de haberse ido al extranjero. Para volver tuvieron que caminar por días o pedir colas en las carreteras a camiones de carga. Señalaron que no tuvieron apoyo de autoridades locales ni instancias internacionales.

Niños indefensos

La investigación, presentada este jueves 3 de diciembre vía Zoom, señaló que “no existen privilegios para los niños, niñas y adolescentes” durante esta travesía.

Los investigadores del CIP, Alexander Campos y Mirla Pérez, afirmaron que los niños se encontraban en estado de indefensión. Uno de los testimonios recogidos afirmó que durante su trayecto tres niños murieron de deshidratación en la ruta Arauca (en Colombia) hacia la ciudad de Barquisimeto, en el estado Lara de Venezuela.

Como lo adultos, esta población también padeció de la mala alimentación y la poca atención sanitaria. Tampoco recibieron acompañamiento psicológico por parte de las autoridades. De acuerdo a las fuentes, muchos presentaban diarrea y vómito durante su estancia en los refugios.

“La vulnerabilidad e indefensión que padecieron los adultos se convirtió en extrema en los niños al no tener éstos ningún tipo de protección”, reza el informe.

Los hallazgos incluyen que la mayoría de los infantes no fueron incorporado al sistema educativo en los países de destino, entre otras razones por temor a que pudieran ser víctimas de ataques por xenofobia.

El coordinador general de Cecodap, Carlos Trapani, agregó que la investigación es un insumo para problematizar distintos aspectos y exigir al Estado respuesta para estas familias.

Lea el informe completo aquí