Ni un policía «asomó la nariz» a lo largo de la Línea 1 del Metro de Caracas

LA HUMANIDAD · 10 JULIO, 2015 22:25

Ver más de

Airam Fernandez | @airamfernandez


¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

 

No hay policías fijos en ninguna de las 22 estaciones de la línea 1 del Metro de Caracas. Ni siquiera se les ve merodear. Al menos no durante la mañana y hasta el mediodía de este viernes 10 de julio, un día después de que se reportara un hecho delictivo en Twitter: hombres armados robaron a los viajeros en uno de los vagones de la estación Agua Salud, mientras el tren rodaba en dirección Palo Verde, a las 8:40 de la noche.

 

Efecto Cocuyo realizó un recorrido que empezó a las 9:49 de la mañana en la estación Palo Verde y terminó a las 12:28 del mediodía, con las respectivas paradas y verificación en el andén y en las zonas de taquillas y torniquetes. A lo largo de todo el trayecto, la ausencia policial fue constante y los testimonios de los trabajadores coincidieron: «Deberían estar, pero nunca están».

 

Durante el viaje, sólo en las afueras de dos estaciones se constató la presencia de cuatro funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB): tres requisaban a un grupo de jóvenes en la plaza Francisco Narváez de La Hoyada. Luego admitieron que «es rara vez» cuando bajan a la estación, porque «allá adentro no hay señal». El otro uniformado estaba en la salida de Caño Amarillo, intentaba dispersar una pelea entre un usuario y un trabajador del Metro, porque uno insultó al otro y lo tildó de «marico».

 

El viaje y las voces de los empleados

Palo Verde. 9:49 am. «¿Usted ve policías aquí? No, ¿verdad?. Se supone que deberían estar dos PNB y dos guardias, pero no. Estamos a la buena de Dios».

Petare. 9:54 am. «Aquí y en Palo Verde debería haber guardias, cerca de los torniquetes y en toda la entrada de la estación. Antes estaban, pero ya no me acuerdo cuando fue la última vez que los vi».

La California. 10:10 am. «¿Policías? ¡Jajajaja!»

Los Cortijos. 10:14 am. «Si no los ve por aquí, deben estar desayunando. Quién sabe».

Los Dos Caminos. 10:25 am. «No le puedo dar información sobre eso. Si no me trae una autorización de la oficina de La Hoyada, no le puedo decir nada».

Miranda. 10:33 am. «Aquí no nos prestan seguridad desde hace mucho tiempo. De vez en cuando nos asignan dos funcionarios que se bandean entre esta estación y la de Los Dos Caminos. Pero no es nada constante».

Altamira. 10:39 am. «Lo más cercano que tuvimos a presencia de seguridad fue arriba cerca de la plaza, cuando estaban los guardias cuidando la zona por las protestas. Ahora ya no están».

Chacao. 10:45 am. «Aquí sólo hay policías a veces, en las tardes».

Chacaíto. 10:48 am. «Acaba de pasar uno, mira, justo cinco minutos antes de que tú llegaras. Búscalo, ese debe estar por ahí».

Sabana Grande. 10:53 am. «Ellos deberían estar aquí, pero no están. Cuando venían, antes, mucho antes, asignaba dos en un turno desde las 8 de la mañana de un día hasta la misma hora del día siguiente. Trabajaban así, por turnos largos».

Plaza Venezuela. 10:59 am. «La presencia policial debería ser permanente. Yo llegué a las 5:00 am (…) y no he visto al primer policía por aquí. Pero no sé cuál es la gerencia a la que le corresponde eso».

Colegio de Ingenieros. 11:05 am. «¿Los policías? No han venido hoy. Ni ayer. Ni antes de ayer…»

Bellas Artes. 11:12 am. «Noooooo, qué va. Ni medio policía».

Parque Carabobo. 11:18 am. «¿Para qué preguntas si hay policías si estás viendo que no hay?»

La Hoyada. 11:24 am. «Aquí, dentro de la estación como tal, no hay. Date una vueltica para ver si afuera en la plaza hay alguno».  Solo tres, porque normalmente son 4. Dicen que están la mayor  parte del tiempo porque adentro no tienen señal y siempre tienen que radiarse.

Capitolio. 11:33 am. «Tenía meses sin ver un policía, pero, justo esta mañana, como a las 7, vinieron dos porque un señor intentó robarle el celular a una señora y la gente se amotinó y lo lincharon. Creo que los funcionarios se lo llevaron, pero no te sé decir a ciencia cierta».

Caño Amarillo. 11:40 am. «El único policía de la semana lo acabas de ver ahorita en la pelea. ¿Viste que hasta le dieron sus trancazos?».

Agua Salud. 12:04 m. «Esta estación la tienen de sopita los carteristas. De hecho, el incidente de anoche (el del robo masivo) no lo tenemos en informe porque tengo entendido que ocurrió dentro de un tren. El reporte más reciente es el de un muchachito que robó aquí arriba cerca de los torniquetes».

Gato Negro. 12:09 m. «Si no están por aquí es porque están almorzando».

Plaza Sucre. 12:16 m. «Sobre los policías… Esa información no te la puedo dar».

Pérez Bonalde. 12:22 m. «Sí, hay un convenio con el Gobierno y ese convenio dice que deberían estar aquí. Qué pena contigo…»

Propatria. 12:28 m. «Ni policías ni guardias, a menos que pase algo y nosotros lo reportemos en el instante». 

 

No dan detalles del robo masivo

«Yo llegué a las 5:00 am porque a esa hora empieza mi turno y hasta ahora y en lo que va de semana, no he visto al primer policía por aquí», dijo una empleada en la estación de Plaza Venezuela, una de las de mayor tránsito de viajeros, pero también de mayor incidencia en robos, igual que Sabana Grande, Chacaito, Capitolio, La Hoyada y Agua Salud. Es sólo una apreciación de los trabajadores.

Las cifras las manejan en una de las oficinas de gerencia, ubicada precisamente en La Hoyada, donde los empleados se excusan por no estar autorizados para dar esa información ni para ofrecer detalles de lo que ocurrió la noche del jueves en Agua Salud, aunque el hecho fuera captado por las cámaras de seguridad del tren a las que sólo allí tienen acceso. El resto de las cámaras, que captan otras áreas, son controladas por el personal de cada estación.

A los usuarios les preocupa la situación. «Uno sabe que al andar en camionetica está expuesto a que lo roben. De todas las opciones de transporte público, el metro era la más segura, pero ahora como que no es así», señaló una señora en Caño Amarillo, mientras veía aquella pelea entre el usuario y el uniformado de rojo.

Una estación más adelante, en Agua Salud, dicen que están acostumbrados a los robos: «Aquí hay mucho carterista. Hasta los han linchado porque la gente ya está molesta y no se la calan. Además de que cuando ocurre, la situación no se resuelve sino después de un rato cuando por fin aparece la policía», aseguró un trabajador, pese a que el 1 de septiembre de 2010 entrara en funcionamiento un «plan de seguridad» para el Metro de Caracas, implementado por el Gobierno, con la presencia de 972 funcionarios: 558 efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y 414 de la Guardia Patrimonial del sistema ferroviario, en un dispositivo que se ejecutaría en las 47 estaciones de las cuatro líneas, así como en la estación “Alí Primera” de Los Teques.

En julio del año pasado, el entonces ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, anunció medidas para reforzar este plan e incorporar a funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), que este viernes en la mañana, tampoco hicieron acto de presencia.

 

LA HUMANIDAD · 30 ENERO, 2023

Ni un policía «asomó la nariz» a lo largo de la Línea 1 del Metro de Caracas

Texto por Airam Fernandez | @airamfernandez

 

No hay policías fijos en ninguna de las 22 estaciones de la línea 1 del Metro de Caracas. Ni siquiera se les ve merodear. Al menos no durante la mañana y hasta el mediodía de este viernes 10 de julio, un día después de que se reportara un hecho delictivo en Twitter: hombres armados robaron a los viajeros en uno de los vagones de la estación Agua Salud, mientras el tren rodaba en dirección Palo Verde, a las 8:40 de la noche.

 

Efecto Cocuyo realizó un recorrido que empezó a las 9:49 de la mañana en la estación Palo Verde y terminó a las 12:28 del mediodía, con las respectivas paradas y verificación en el andén y en las zonas de taquillas y torniquetes. A lo largo de todo el trayecto, la ausencia policial fue constante y los testimonios de los trabajadores coincidieron: «Deberían estar, pero nunca están».

 

Durante el viaje, sólo en las afueras de dos estaciones se constató la presencia de cuatro funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB): tres requisaban a un grupo de jóvenes en la plaza Francisco Narváez de La Hoyada. Luego admitieron que «es rara vez» cuando bajan a la estación, porque «allá adentro no hay señal». El otro uniformado estaba en la salida de Caño Amarillo, intentaba dispersar una pelea entre un usuario y un trabajador del Metro, porque uno insultó al otro y lo tildó de «marico».

 

El viaje y las voces de los empleados

Palo Verde. 9:49 am. «¿Usted ve policías aquí? No, ¿verdad?. Se supone que deberían estar dos PNB y dos guardias, pero no. Estamos a la buena de Dios».

Petare. 9:54 am. «Aquí y en Palo Verde debería haber guardias, cerca de los torniquetes y en toda la entrada de la estación. Antes estaban, pero ya no me acuerdo cuando fue la última vez que los vi».

La California. 10:10 am. «¿Policías? ¡Jajajaja!»

Los Cortijos. 10:14 am. «Si no los ve por aquí, deben estar desayunando. Quién sabe».

Los Dos Caminos. 10:25 am. «No le puedo dar información sobre eso. Si no me trae una autorización de la oficina de La Hoyada, no le puedo decir nada».

Miranda. 10:33 am. «Aquí no nos prestan seguridad desde hace mucho tiempo. De vez en cuando nos asignan dos funcionarios que se bandean entre esta estación y la de Los Dos Caminos. Pero no es nada constante».

Altamira. 10:39 am. «Lo más cercano que tuvimos a presencia de seguridad fue arriba cerca de la plaza, cuando estaban los guardias cuidando la zona por las protestas. Ahora ya no están».

Chacao. 10:45 am. «Aquí sólo hay policías a veces, en las tardes».

Chacaíto. 10:48 am. «Acaba de pasar uno, mira, justo cinco minutos antes de que tú llegaras. Búscalo, ese debe estar por ahí».

Sabana Grande. 10:53 am. «Ellos deberían estar aquí, pero no están. Cuando venían, antes, mucho antes, asignaba dos en un turno desde las 8 de la mañana de un día hasta la misma hora del día siguiente. Trabajaban así, por turnos largos».

Plaza Venezuela. 10:59 am. «La presencia policial debería ser permanente. Yo llegué a las 5:00 am (…) y no he visto al primer policía por aquí. Pero no sé cuál es la gerencia a la que le corresponde eso».

Colegio de Ingenieros. 11:05 am. «¿Los policías? No han venido hoy. Ni ayer. Ni antes de ayer…»

Bellas Artes. 11:12 am. «Noooooo, qué va. Ni medio policía».

Parque Carabobo. 11:18 am. «¿Para qué preguntas si hay policías si estás viendo que no hay?»

La Hoyada. 11:24 am. «Aquí, dentro de la estación como tal, no hay. Date una vueltica para ver si afuera en la plaza hay alguno».  Solo tres, porque normalmente son 4. Dicen que están la mayor  parte del tiempo porque adentro no tienen señal y siempre tienen que radiarse.

Capitolio. 11:33 am. «Tenía meses sin ver un policía, pero, justo esta mañana, como a las 7, vinieron dos porque un señor intentó robarle el celular a una señora y la gente se amotinó y lo lincharon. Creo que los funcionarios se lo llevaron, pero no te sé decir a ciencia cierta».

Caño Amarillo. 11:40 am. «El único policía de la semana lo acabas de ver ahorita en la pelea. ¿Viste que hasta le dieron sus trancazos?».

Agua Salud. 12:04 m. «Esta estación la tienen de sopita los carteristas. De hecho, el incidente de anoche (el del robo masivo) no lo tenemos en informe porque tengo entendido que ocurrió dentro de un tren. El reporte más reciente es el de un muchachito que robó aquí arriba cerca de los torniquetes».

Gato Negro. 12:09 m. «Si no están por aquí es porque están almorzando».

Plaza Sucre. 12:16 m. «Sobre los policías… Esa información no te la puedo dar».

Pérez Bonalde. 12:22 m. «Sí, hay un convenio con el Gobierno y ese convenio dice que deberían estar aquí. Qué pena contigo…»

Propatria. 12:28 m. «Ni policías ni guardias, a menos que pase algo y nosotros lo reportemos en el instante». 

 

No dan detalles del robo masivo

«Yo llegué a las 5:00 am porque a esa hora empieza mi turno y hasta ahora y en lo que va de semana, no he visto al primer policía por aquí», dijo una empleada en la estación de Plaza Venezuela, una de las de mayor tránsito de viajeros, pero también de mayor incidencia en robos, igual que Sabana Grande, Chacaito, Capitolio, La Hoyada y Agua Salud. Es sólo una apreciación de los trabajadores.

Las cifras las manejan en una de las oficinas de gerencia, ubicada precisamente en La Hoyada, donde los empleados se excusan por no estar autorizados para dar esa información ni para ofrecer detalles de lo que ocurrió la noche del jueves en Agua Salud, aunque el hecho fuera captado por las cámaras de seguridad del tren a las que sólo allí tienen acceso. El resto de las cámaras, que captan otras áreas, son controladas por el personal de cada estación.

A los usuarios les preocupa la situación. «Uno sabe que al andar en camionetica está expuesto a que lo roben. De todas las opciones de transporte público, el metro era la más segura, pero ahora como que no es así», señaló una señora en Caño Amarillo, mientras veía aquella pelea entre el usuario y el uniformado de rojo.

Una estación más adelante, en Agua Salud, dicen que están acostumbrados a los robos: «Aquí hay mucho carterista. Hasta los han linchado porque la gente ya está molesta y no se la calan. Además de que cuando ocurre, la situación no se resuelve sino después de un rato cuando por fin aparece la policía», aseguró un trabajador, pese a que el 1 de septiembre de 2010 entrara en funcionamiento un «plan de seguridad» para el Metro de Caracas, implementado por el Gobierno, con la presencia de 972 funcionarios: 558 efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y 414 de la Guardia Patrimonial del sistema ferroviario, en un dispositivo que se ejecutaría en las 47 estaciones de las cuatro líneas, así como en la estación “Alí Primera” de Los Teques.

En julio del año pasado, el entonces ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, anunció medidas para reforzar este plan e incorporar a funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb), que este viernes en la mañana, tampoco hicieron acto de presencia.

 

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO