«Me quedé atrapada en mi propio país por un sistema caído», dice usuaria del Saime este #12Jul

LA HUMANIDAD · 12 JULIO, 2022 20:41

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

Foto por Mairet Chourio (@mairetchourio)

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
2
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

El vigilante de la sede Servicio Administrativo de Identificación y extranjería (Saime) en Caracas repite la misma frase mecánica a todos los que se acercan a la entrada del edificio, en la avenida Baralt del centro de la ciudad. «No hay sistema y no sabemos cuando lo arreglan», dice tajante y moviendo las manos, la mañana del 12 de julio de 2022.

En el lugar no se registran las acostumbradas filas de personas para obtener el pasaporte y la cédula de identidad, porque ninguno de los dos trámites se está realizando desde hace cuatro semanas debido a que el sistema operativo no está en funcionamiento.

«El sistema está caído a nivel nacional. No sé qué pasó. Solo está caído y lleva casi un mes así. Si tiene que hacer algo muy urgente, se va a tener que esperar como todo el mundo», explica el vigilante. Los únicos que pueden quedarse en cola son los que van a entregar algún documento en el área de «Extranjería». 

Versiones sobre lo ocurrido abundan: el 10 de julio, Jesús Lara, desarrollador web, ingeniero de software y gerente de proyectos, publicó en Twitter un hilo donde argumentaba que la página del organismo venezolano no sufrió una caída, sino que el subdominio fue deliberadamente borrado. 

El periodista Brian Vidal escribió para Primer Informe, el 7 de julio, que la falla se debe a que el Saime busca instalar un nuevo sistema operativo, de acuerdo con fuentes internas anónimas. Aseguró que la empresa que presuntamente se ve involucrada en la restitución de la página se llama ExCle, quien también está relacionada con la plataforma del Consejo Nacional Electoral (CNE) y con la vicepresidenta del gobierno de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez. Sin embargo, la firma no ha emitido declaraciones al respecto. 

En su página web, ExCle asegura que tiene oficinas en Argentina, Paraguay y Venezuela. Además, afirma contar con más de 50 millones de usuarios activos. 

Durante la segunda semana de julio, la cuenta oficial del Saime señaló que las oficinas solo estaban operativas para entregar documentos, sin ofrecer explicaciones sobre su website. Este 12 de julio, el ente de identificación apuntó que están realizando «mejoras» a su plataforma y avisó al público en horas de la noche que la plataforma fue restituida y que las citas pendientes serán reprogramadas para las próximas semanas.

Para Liza Romero*, que volvió de España con el pasaporte vencido a ver a su papá, la promesa le resulta vacía. Lleva casi un mes intentando renovarlo sin éxito. En Madrid se quedaron esperándola su esposo y su hijo de dos años, a quien no quiso traer al país suramericano. 

«Al niño no lo he venido a registrar acá porque sé de amigos que han tenido muchísimos problemas luego para salir con los hijos. Ahora resulta que la del problema soy yo, porque no tengo cómo irme. He metido mil excusas en la oficina y me dejaron trabajar remoto mientras tanto. Estoy en crisis estos días: me quedé atrapada en mi propio país por un supuesto sistema caído. Nadie dice nada. ¿Cuánto va a durar esto?», expresó a Efecto Cocuyo este martes. 

El silencio del Saime

Desde el 17 de junio, cuando aparecieron las primeras quejas en redes por la caída de la pagina del Saime, el organismo guardó silencio y evitó responder a las preguntas que cientos de usuarios realizaron en Twitter. Rompió el mutismo el 4 de julio, cuando ya era evidente que algo estaba mal con el sistema operativo.

«La opacidad ha fomentado la desinformación y la propagación de rumores sobre las causas de la falla. Los usuarios reclaman que la imposibilidad de ingresar al canal de trámites les impide gestionar citas o conocer el estatus de sus solicitudes, especialmente a quienes pagaron los aranceles para la obtención o renovación de pasaportes y estaban convocados para acudir a las oficinas en ese lapso», apuntó la ONG Transparencia Venezuela sobre el tema, el 11 de julio. 

Antes de que el Saime admitiera que la página se encuentra caída, embajadas venezolanas en varios países, como Uruguay, anunciaron que el proceso de solicitud de citas se detendría hasta nuevo aviso. No obstante, los afectados no solo son los que no pueden acceder a pasaportes, sino los que se quedaron sin cédulas de identidad (DNI) o posibilidad de sacar partidas de nacimientos. 

Claudia Hernández* comenta que el lapso de espera por información ha sido largo y tedioso. No tiene cédula desde que le robaron la cartera en un autobús a principios de junio. Consiguió acudir a la sede a tomarse la foto, pero el documento no llegó a imprimirse antes de la caída del sistema. 

«Me dicen que tengo que esperar. Pero ahora no puedo hacer ningún trámite porque de paso que mi pasaporte se me perdió hace tres años. No tengo 200 dólares para sacar uno nuevo. Entonces ando sin nada que me identifique, pues. Estoy desesperada ya», contó el 12 de julio. 

La organización Acceso a la Justicia recordó en a principios de julio que la inoperatividad del Saime va contra el derecho a la identidad, contemplado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. 

En las oficinas de las Mercedes, en el municipio Baruta del Área Metropolitana de Caracas, una joven se encarga de responder preguntas en la puerta. En el sitio no hay más que un hombre que pide una planilla para llenar. Ella lo mira con aire aburrido y le explica lentamente que no sabe de qué planilla le está hablando y que el sistema está caído. 

«Venga después», se limita a musitar el 12 de julio. 

Un caso de despido

Luis Rojas* pidió dos semanas en su trabajo como bartender en Chile para volver a Venezuela a enterrar a su única hermana, que murió tras una larga lucha contra el cáncer. Poco le importó que su pasaporte estuviera a punto de vencerse en junio y entró al país con la seguridad de que podría irse pronto. Fue a finales de mayo de 2022.

«Uno de mis compañeros me llamó y me dijo que me botaron, porque creen que al final me voy a quedar en Venezuela. Yo no tengo nada aquí, me estoy quedando en la casa que era de mi hermana mientras tanto. Mi vida se quedó en Chile, mis cosas, mi novia. Todo. Por ahora mi única preocupación es encontrar cómo irme. Me provoca lanzarme el viaje por tierra, aunque sea un rollo. Es que ya no aguanto, me siento preso en Caracas», dijo a Efecto Cocuyo

Rojas lamenta no haber renovado el pasaporte desde la ciudad de Santiago, cuando tuvo la oportunidad.  Los datos de la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes, conocida como RV4, señalan que por lo menos 6.133.473 de venezolanos han abandonado su país de origen a causa de una grave crisis humanitaria. Se desconoce cuántos de ellos se mantienen indocumentados. 

Al cierre de esta nota 8:40pm aunque era posible ingresar desde Google Chrome a la página del Saime, la misma presentaba errores.

*Los nombres de los entrevistados fueron cambiados para resguardar su identidad.

LA HUMANIDAD · 16 AGOSTO, 2022

«Me quedé atrapada en mi propio país por un sistema caído», dice usuaria del Saime este #12Jul

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara
Foto por Mairet Chourio (@mairetchourio)

El vigilante de la sede Servicio Administrativo de Identificación y extranjería (Saime) en Caracas repite la misma frase mecánica a todos los que se acercan a la entrada del edificio, en la avenida Baralt del centro de la ciudad. «No hay sistema y no sabemos cuando lo arreglan», dice tajante y moviendo las manos, la mañana del 12 de julio de 2022.

En el lugar no se registran las acostumbradas filas de personas para obtener el pasaporte y la cédula de identidad, porque ninguno de los dos trámites se está realizando desde hace cuatro semanas debido a que el sistema operativo no está en funcionamiento.

«El sistema está caído a nivel nacional. No sé qué pasó. Solo está caído y lleva casi un mes así. Si tiene que hacer algo muy urgente, se va a tener que esperar como todo el mundo», explica el vigilante. Los únicos que pueden quedarse en cola son los que van a entregar algún documento en el área de «Extranjería». 

Versiones sobre lo ocurrido abundan: el 10 de julio, Jesús Lara, desarrollador web, ingeniero de software y gerente de proyectos, publicó en Twitter un hilo donde argumentaba que la página del organismo venezolano no sufrió una caída, sino que el subdominio fue deliberadamente borrado. 

El periodista Brian Vidal escribió para Primer Informe, el 7 de julio, que la falla se debe a que el Saime busca instalar un nuevo sistema operativo, de acuerdo con fuentes internas anónimas. Aseguró que la empresa que presuntamente se ve involucrada en la restitución de la página se llama ExCle, quien también está relacionada con la plataforma del Consejo Nacional Electoral (CNE) y con la vicepresidenta del gobierno de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez. Sin embargo, la firma no ha emitido declaraciones al respecto. 

En su página web, ExCle asegura que tiene oficinas en Argentina, Paraguay y Venezuela. Además, afirma contar con más de 50 millones de usuarios activos. 

Durante la segunda semana de julio, la cuenta oficial del Saime señaló que las oficinas solo estaban operativas para entregar documentos, sin ofrecer explicaciones sobre su website. Este 12 de julio, el ente de identificación apuntó que están realizando «mejoras» a su plataforma y avisó al público en horas de la noche que la plataforma fue restituida y que las citas pendientes serán reprogramadas para las próximas semanas.

Para Liza Romero*, que volvió de España con el pasaporte vencido a ver a su papá, la promesa le resulta vacía. Lleva casi un mes intentando renovarlo sin éxito. En Madrid se quedaron esperándola su esposo y su hijo de dos años, a quien no quiso traer al país suramericano. 

«Al niño no lo he venido a registrar acá porque sé de amigos que han tenido muchísimos problemas luego para salir con los hijos. Ahora resulta que la del problema soy yo, porque no tengo cómo irme. He metido mil excusas en la oficina y me dejaron trabajar remoto mientras tanto. Estoy en crisis estos días: me quedé atrapada en mi propio país por un supuesto sistema caído. Nadie dice nada. ¿Cuánto va a durar esto?», expresó a Efecto Cocuyo este martes. 

El silencio del Saime

Desde el 17 de junio, cuando aparecieron las primeras quejas en redes por la caída de la pagina del Saime, el organismo guardó silencio y evitó responder a las preguntas que cientos de usuarios realizaron en Twitter. Rompió el mutismo el 4 de julio, cuando ya era evidente que algo estaba mal con el sistema operativo.

«La opacidad ha fomentado la desinformación y la propagación de rumores sobre las causas de la falla. Los usuarios reclaman que la imposibilidad de ingresar al canal de trámites les impide gestionar citas o conocer el estatus de sus solicitudes, especialmente a quienes pagaron los aranceles para la obtención o renovación de pasaportes y estaban convocados para acudir a las oficinas en ese lapso», apuntó la ONG Transparencia Venezuela sobre el tema, el 11 de julio. 

Antes de que el Saime admitiera que la página se encuentra caída, embajadas venezolanas en varios países, como Uruguay, anunciaron que el proceso de solicitud de citas se detendría hasta nuevo aviso. No obstante, los afectados no solo son los que no pueden acceder a pasaportes, sino los que se quedaron sin cédulas de identidad (DNI) o posibilidad de sacar partidas de nacimientos. 

Claudia Hernández* comenta que el lapso de espera por información ha sido largo y tedioso. No tiene cédula desde que le robaron la cartera en un autobús a principios de junio. Consiguió acudir a la sede a tomarse la foto, pero el documento no llegó a imprimirse antes de la caída del sistema. 

«Me dicen que tengo que esperar. Pero ahora no puedo hacer ningún trámite porque de paso que mi pasaporte se me perdió hace tres años. No tengo 200 dólares para sacar uno nuevo. Entonces ando sin nada que me identifique, pues. Estoy desesperada ya», contó el 12 de julio. 

La organización Acceso a la Justicia recordó en a principios de julio que la inoperatividad del Saime va contra el derecho a la identidad, contemplado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. 

En las oficinas de las Mercedes, en el municipio Baruta del Área Metropolitana de Caracas, una joven se encarga de responder preguntas en la puerta. En el sitio no hay más que un hombre que pide una planilla para llenar. Ella lo mira con aire aburrido y le explica lentamente que no sabe de qué planilla le está hablando y que el sistema está caído. 

«Venga después», se limita a musitar el 12 de julio. 

Un caso de despido

Luis Rojas* pidió dos semanas en su trabajo como bartender en Chile para volver a Venezuela a enterrar a su única hermana, que murió tras una larga lucha contra el cáncer. Poco le importó que su pasaporte estuviera a punto de vencerse en junio y entró al país con la seguridad de que podría irse pronto. Fue a finales de mayo de 2022.

«Uno de mis compañeros me llamó y me dijo que me botaron, porque creen que al final me voy a quedar en Venezuela. Yo no tengo nada aquí, me estoy quedando en la casa que era de mi hermana mientras tanto. Mi vida se quedó en Chile, mis cosas, mi novia. Todo. Por ahora mi única preocupación es encontrar cómo irme. Me provoca lanzarme el viaje por tierra, aunque sea un rollo. Es que ya no aguanto, me siento preso en Caracas», dijo a Efecto Cocuyo

Rojas lamenta no haber renovado el pasaporte desde la ciudad de Santiago, cuando tuvo la oportunidad.  Los datos de la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes, conocida como RV4, señalan que por lo menos 6.133.473 de venezolanos han abandonado su país de origen a causa de una grave crisis humanitaria. Se desconoce cuántos de ellos se mantienen indocumentados. 

Al cierre de esta nota 8:40pm aunque era posible ingresar desde Google Chrome a la página del Saime, la misma presentaba errores.

*Los nombres de los entrevistados fueron cambiados para resguardar su identidad.

¿Cómo valoras esta información?

2

QUÉ CHÉVERE

2

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO