“Llegamos acá y se nos cerraron las puertas”, familia que quedó varada en la frontera chilena - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 24 JUNIO, 2019 20:11

“Llegamos acá y se nos cerraron las puertas”, familia que quedó varada en la frontera chilena

Texto por Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

Ver más de

Julett Pineda Sleinan | @JulePineda

¿Cómo valoras esta información?

QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Adrián Villasmil no sabe nada de su cuñada desde la noche del domingo, 23 de junio. Él está en Concón, un poblado de Chile que queda cerca de Villa del Mar. Ella está en Chacalluta, en el paso fronterizo entre Chile y Perú, con su madre, su esposo y sus cuatro hijos. Su familia es una de las tantas que quedaron varadas en el límite entre ambos países.

“No sabemos nada de ellos desde ayer en la noche que lograron cargar uno de los celulares y decirnos sobre la situación”, dice Villasmil, quien esperaba que llegara su cuñada Johanna junto con su familia para recibirlos en el poblado donde ahora reside.

“Ya les teníamos apartado un lugar dónde llegar y mi esposa y yo les habíamos comprado cosas para que estuvieran tranquilos hasta que consiguieran trabajo”, relata.

Desde hace tres días su familia duerme en la calle con cuatro niños pequeños, el mayor de ellos de cuatro años. Por las noches, las temperaturas descienden hasta los 14 grados centígrados.

Del calor de Maracaibo a Chacalluta

Johanna Capo salió de Maracaibo, en el estado Zulia, el viernes 14 de junio. La familia de seis cruzó por tierra la frontera colombiana y viajó en autobús hasta el sur del continente. Llegaron a la frontera chilena el 21 de junio, un día antes de la entrada en vigencia de la visa turística impuesta por el Gobierno de Sebastián Piñera a los venezolanos que viajaran a ese país con fines recreativos.

La familia migró huyendo de los apagones y de la crisis económica. “Ella y su esposo son dos profesionales, pero no les alcanzaba el dinero en Venezuela ni para alimentar a sus hijos. A veces comían solo arroz”, cuenta Villasmil.

En medio de los cortes eléctricos, a la familia “se le dañaba la nevera a cada rato” y a veces ni siquiera tenían agua para beber. No vislumbrar un futuro para sus cuatro hijos fue lo que los motivó a migrar al frío de Chile, donde había parientes que podían recibirlos.

“No pudieron cruzar pidiendo refugio aunque tenían sus papeles. Los niños viajaban solo con partida de nacimiento porque son muy pequeños para sacarse la cédula. Estaban esperando a que le saliera el pasaporte al mayor, de dos años, pero les cobraban mucho dinero y en dólares”, detalla Villasmil, quien reside en Chile desde hace dos años y medio.

Desde el pasado viernes, Johanna y su familia se mantienen a la expectativa. No pueden regresar a Perú, explica Villasmil, porque serían deportados. Tampoco tienen ya adónde llegar a Venezuela ni pueden tramitar la visa de responsabilidad democrática (que otorga Chile a los nacionales venezolanos por un año) porque no todos los miembros de la familia tienen pasaportes.

“Al llegar a la frontera, las personas de migración no los dejaron pasar y los trataron mal. Los llamaron irresponsables, les dijeron que las partidas de nacimiento apostilladas y certificadas no eran ningún documento legal”, continúa Villasmil.

“Vinimos a Chile con la ilusión de poder llegar a este país para darles una mejor calidad de vida a nuestros hijos ya que en Venezuela no tenemos cómo darles lo que ellos necesitan. Al llegar acá, sorpresa para nosotros, se nos han cerrado las puertas”, dice Johanna en un mensaje de voz que le envió a su cuñado.

Muchos venezolanos, en su mayoría con niños, están varados en Chacalluta. Johanna ha sido testigo de la solidaridad de peruanos y chilenos por igual, quienes se han acercado a la zona limítrofe para darles cobijas y alimentos, en especial a los más pequeños.

Ya suma 72 horas esperando ingresar al país en el que imagina su futuro; pero aún así no pierde la esperanza de que pueda reunirse con quienes la esperan del otro lado, pasando la frontera.

“Tenemos la ilusión de que en algún momento nos dejen entrar”, afirma.

Lea también:

Venezolanos varados en frontera chilena deberán tramitar visa en Perú para ingresar

Perú impide ingreso de 97 venezolanos por no tener visa ni documentación completa

Si quieres saber más sobre este tema, lee también: