Las calles de la Gran Caracas en #6MesesDePandemia (Fotos)

LA HUMANIDAD · 13 SEPTIEMBRE, 2020 11:44

Las calles de la Gran Caracas en #6MesesDePandemia (Fotos)

Texto por Ivan Reyes | @IvanEReyes Fotos por Mairet Chourio e Iván Ernesto Reyes

Ver más de

Ivan Reyes | @IvanEReyes

¿Cómo valoras esta información?

11
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
1
QUÉ CHIMBO

Se cumplen seis meses del primer reporte de personas con COVID-19 en Venezuela. Caracas, la capital criolla, ha experimentado varios estadios durante estos seis meses. En las primeras semanas de la cuarentena radical (pero voluntaria) impuesta por Nicolás Maduro, se pudo ver cómo las calles capitalinas se quedaban vacías.

Desde el mismo viernes 13 de marzo, algunas las personas empezaron a utilizar tapabocas en las calles de Caracas. Foto: Iván Ernesto Reyes

Las principales avenidas de Caracas se mostraron prácticamente vacías durante las primeras semanas de cuarentena. Foto Iván Ernesto Reyes

Se redujo el ruido en algunas de las principales avenidas de la ciudad y las personas se resguardaron en casa. Cerraron los centros comerciales. Los restaurantes dejaron de recibir gente y pasaron a trabajar bajo la modalidad de servicio para llevar.

Quienes no contaban con tapabocas, decidieron improvisar con algunas prendas de ropa. Foto Mairet Chourio

La modalidad de comida para llevar fue impuesta desde el mismo viernes 13 de marzo. Foto Iván Ernesto Reyes

Pero con la ausencia de personas en la calle también empezaron a notarse otras ausencias. La del combustible, por ejemplo. Las estaciones de servicio comenzaron a cerrar poco a poco en los días siguientes al anuncio de la llegada del nuevo coronavirus a Venezuela. Entonces, las pocas bombas que surtían combustible lo hicieron de forma irregular y para personas con salvoconducto de algún sector prioritario.

En la capital, las personas pasaban días para esperar surtirse de combustible. Foto Mairet Chourio

En marzo, el bulevar de Sabana Grande lucía prácticamente vacío. Foto Iván Ernesto Reyes

Las personas podían pasar días esperando para abastecerse de combustible sin garantía si podrían hacerlo o no. A esta escasez se le sumó el servicio irregular del agua, que se volvió más irregular desde finales del mes de marzo.

Las colas por gasolina se apoderaron de buena parte de la capital venezolana. Foto Iván Ernesto Reyes

En el norte de Caracas se ha acrecentado la irregularidad del servicio de agua. Foto Iván Ernesto Reyes

Debido a la escasez de la gasolina, y para evitar utilizar transporte público, muchas personas reactivaron sus bicicletas y la ciudad comenzó a ver el auge de este vehículo de dos ruedas.

Las y los ciclistas retomaron su espacio en Caracas. Foto Mairet Chourio

Los talleres de bicicleta también se volvieron sumamente populares durante los primeros meses de cuarentena. Foto Iván Ernesto Reyes

Mientras tanto, otro gran número de personas seguía esperando por autobuses en las paradas de la ciudad y un menor grupo de personas podía hacer uso del sistema Metro de Caracas.

El transporte público está obligado a cumplir con ciertas medidas de bioseguridad para evitar la propagación de la COVID-19. Foto Mairet Chourio

El Metro de Caracas solo puede ser utilizado por personas que laboren en sectores esenciales. Foto Mairet Chourio

La “nueva normalidad”

En la ciudad también se empezó a ver la llamada “nueva normalidad”. Esto no es más que acostumbrarse a vivir con la pandemia que afecta al mundo entero y, así como en otras ciudades del mundo, Caracas volvió a tomar vida en las calles.

Quienes trabajan en el comercio tuvieron que usar la creatividad para volver al trabajo y tener seguridad. Foto Mairet Chourio

Algunos vendedores tomaron las calles para poder llegar a las personas y así generar ganancias. Foto Mairet Chourio

Parte de esta “nueva normalidad” es ver a cuadrillas de desinfección en las calles capitalinas a cualquier hora del día. Personas que van forradas con trajes blancos y armadas con unas mangueras que dispensan cloro para limpiar los espacios comunes y así evitar la propagación del nuevo coronavirus.

Los trabajadores de las cuadrillas de desinfección se volvieron indispensables en el panorama caraqueño. Foto Iván Ernesto Reyes

En gran parte de la ciudad las labores de desinfección son diarias. Foto Iván Ernesto Reyes

También se empezaron a ver miembros del personal sanitario en las calles, haciendo jornadas de pruebas de COVID-19 en distintas zonas de Caracas.

El personal sanitario se mantiene trabajando arduamente. Foto Mairet Chourio

Dentro de esta “nueva normalidad” también llegó el combustible. La administración de Nicolás Maduro anunció un nuevo esquema de distribución de gasolina a partir del 1 de junio, día en el que también se estableció una flexibilización de la cuarentena que ya sumaba casi tres meses.

Un hecho histórico ocurrió ese 1 de junio: la gasolina venezolana se comenzó a vender en dólares de forma legal. Foto Iván Ernesto Reyes

Las largas colas se mantuvieron por más de una semana. Sin embargo, con el pasar de los días el servicio se normalizó. Foto Iván Ernesto Reyes

Durante los días de flexbilización su pueden observar más personas en las calles. El comercio vuelve a tomar protagonismo en zonas como Sabana Grande y ciudad retoma el ruido, el tráfico lento y largas colas en las agencias bancarias de la ciudad.

Las agencias bancarias muestran largas colas cada vez que hay flexibilización. Foto Mairet Chourio

Los centros comerciales volvieron a la actividad el lunes 15 de junio. Foto Iván Ernesto Reyes

Sin embargo, la alegría de la “normalización” del servicio de gasolina duró hasta finales del mes de agosto, pues nuevamente se empezaron a observar largas colas en las estaciones de servicios con combustible subsidiado y, posteriormente, en las estaciones con combustible a precio internacional.

Los últimos días de agosto y los primeros de septiembre traen consigo largas colas para el combustible. Foto Iván Ernesto Reyes

Mientras la ciudad sigue inmersa en una de las cuarentenas más largas del mundo, las calles se ven cada vez más llenas. Sin importar si hay días de flexibilización o no. El Distrito Capital lidera la cantidad acumulada de personas con COVID-19 sumando 15.201 pacientes con el reporte dado en la noche del 12 de septiembre.

Venezuela suma una de las cuarentenas más largas del mundo con casi seis meses de duración. Foto Iván Ernesto Reyes

 

Foto principal: Mairet Chourio