La noche de las dos lunas, un cuento de hadas sobre la magia de la maternidad - Efecto Cocuyo

LA HUMANIDAD · 28 OCTUBRE, 2019 12:29

La noche de las dos lunas, un cuento de hadas sobre la magia de la maternidad

Texto por Antonio Di Muro Mayorca

Ver más de

Antonio Di Muro Mayorca

¿Cómo valoras esta información?

1
QUÉ CHÉVERE
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Miguel Ferrari, director de la cinta ganadora del Premio Goya a la Mejor Película Iberoamericana Azul y no tan rosa, regresa a las salas con su más reciente producción, La noche de las dos lunas.

Ferrari, se basó en un suceso ocurrido en 2014, cuando en un hospital italiano se implantaron por error los embriones de una mujer en el útero de otra. La embarazada quiso quedarse los gemelos tras el parto, aunque no sean suyos, algo a lo que no está dispuesta la madre biológica. 

La película narra la vida de Federica (Prakriti Maduro) una joven ilustradora que vive en Caracas, junto a su madre Eva (María Barranco). Federica, cansada de no encontrar una pareja estable con quien hacer una familia, decide que no necesita de un hombre a su lado para concebir un hijo, por lo que le pide a su mejor amigo Ubaldo (Albi De Abreu) que a través de inseminación artificial la ayude a convertirse en madre.

La historia da un giro cuando a los tres meses de embarazo, la clínica de comunica que el bebé que lleva dentro no lleva su ADN, debido a un error. Su embrión lo lleva otra mujer, Fabiola (Mariaca Semprúm), que también tiene mucha ilusión de ser madre junto a su pareja Alonso (Luis Gerónimo Abreu). A partir de ese momento Federica decidirá seguir adelante y la joven pareja empezar una lucha a contrarreloj para poder recuperar a su bebé.

Es una cinta emotiva que desarrolla un discurso sobre la maternidad y los afectos paternofiliales. Federica rompe con el paradigma de que “para concebir un hijo no se necesita amor, solo sexo y a veces ni siquiera eso”, como le menciona su madre en una de las escenas del filme. Ferrari establece un debate sobre lo moralmente correcto si lo que desean los personajes es lo que realmente deberían hacer. 

Las interpretaciones de los actores divierten, generan empatía, la audiencia encontrará en cada personaje alguien con quien sentirse identificado, la historia logra captar el aspecto más emotivo de sus personajes, sus miedos e incertidumbres. Miguel Ferrari narra una historia sobre los valores de la maternidad que está repleta de adultos que en su momento fueron hijos no deseados.  

Además, el director  logra destacar mucho en el aspecto visual, la película tiene la capacidad de darle a Caracas una escena poética, fuera de las convulsiones políticas que se viven diariamente en la capital. La ciudad se ve envuelta bajo el manto del realismo mágico, destacan muchas escenas en exteriores, bosques nocturnos rodeados de luciérnagas y el Ávila bajo dos enormes lunas.