La educación en Venezuela tiene el rostro de una mujer, recuerdan las maestras este 8 de marzo

LA HUMANIDAD · 8 MARZO, 2023 10:39

Ver más de

Albany Andara Meza | @AlbanyAndara

Foto por Mairet Chourio (@mairetchourio)

¿Cómo valoras esta información?

2
QUÉ CHÉVERE
1
QUÉ INDIGNANTE
QUÉ CHIMBO

Ochenta por ciento de la nómina del Ministerio de Educación en Venezuela está llena de nombres de profesoras, asegura la Federación Venezolana de Maestros (FVM). Es decir, más de la mitad de los docentes del país son mujeres.

Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, voceras del sector recuerdan el papel importante que han tenido las educadoras en el desarrollo de millones de niños, niñas y adolescentes en el territorio nacional y su situación actual. 

«Se está celebrando un Día Internacional de la Mujer en un país en crisis. Hoy las maestras venezolanas están luchando por sobrevivir, por criar a sus hijos libres del hambre, la injusticia y la violencia. Las aulas venezolanas están repletas de mujeres docentes. Y si bien es cierto que la educación en Venezuela tiene rostro de mujer, la pobreza también: somos nosotras las más perjudicadas por ella», expresó Carmen Teresa Márquez, presidenta de la FVM, a Efecto Cocuyo

Carmén Teresa Márquez presidenta de la Federación Venezolana de Maestros (Mairet Chourio)
Carmen Teresa Márquez es la principal autoridad de la FVM en Venezuela

En 2021 la organización Red Naranja, defensora de los derechos de la mujer, advirtió que la pobreza afecta de forma diferenciada a las venezolanas, debido a que habitualmente son ellas las que cargan con la responsabilidad del cuidado de la familia, en un contexto donde los servicios básicos no funcionan, hay poco acceso a la salud y los sueldos no alcanzan a cubrir la mitad de la canasta alimentaria. 

Las profesionales de la educación, cuyo salario oscila entre los 10 y 30 dólares mensuales, se enfrentan a un panorama crítico. De acuerdo con Márquez, el principal problema que el Estado debe atender es la revisión del salario y su indexación a la cesta básica.

El ingreso paupérrimo en el sector educativo, subraya, hace que miles de educadoras deban buscar dos o incluso más de tres trabajos mientras se encargan de sus hogares.

Agregó que no hay que olvidar que son estas mujeres las encargadas de la formación de los jóvenes y adultos en más de 28 mil centros educativos en todo el territorio. 

«Hoy en día, los pocos alumnos que están estudiando educación en las universidades son en su mayoría mujeres. La vocación, la paciencia, sensibilidad, la pasión por orientar y formar al ciudadano del mañana: eso tenemos las venezolanas que decidimos elegir la pedagogía. ¿Existe alguien que haya olvidado a su maestra de primaria? Su segunda mamá, ese es un recuerdo permanente. Casi siempre ha sido una mujer la que te recibe en la escuela», puntualizó. 

¿Qué piden las maestras? 

Luisa Pernalete, impulsora del programa de Madres Promotoras de Paz del Centro de Formación e Investigación de Fe y Alegría, considera también fundamental que el Estado atienda el problema del salario en el sector educativo. 

«La situación de la maestra no es muy diferente a años anteriores. Las profesoras tienen hasta tres jornadas de trabajo en pleno 2023», reiteró Pernalete.

No obstante, no solo criticó las políticas laborales venezolanas, sino la estructura social y las creencias que sostienen que la mayor carga del hogar siempre debe ser de la mujer. Ese tipo de pensamiento, asegura, afecta todavía más a las maestras en sus propias casas. 

«La maestra sale a dar clases después de haber hecho el desayuno, de haber llevado a los muchachos al colegio, y cuando regresa de su trabajo le toca nuevamente hacer trabajos en el hogar. Esto es grave, porque los salarios son muy bajos y ellas deben buscar un tercer trabajo. Terminas agotándote y eso hace mella en la salud. Conozco casos en Guayana donde las docentes se van a las minas a vender medicinas», contó. 

Luisa Pernalete ha sido reconocida por su trayectoria de más de 50 años en la red de Fe y Alegría

Seguridad social, políticas públicas, un mayor salario y educación de calidad es lo que requieren las profesionales de la educación actualmente, afirmó Pernalete. 

Añadió que en la red de escuelas de Fe y Alegría la mayoría de los docentes son mujeres dedicadas que se niegan a irse y que, al igual que cientos de miles de venezolanas a lo largo del país, continúan manteniendo el sistema educativo público sobre sus hombros. 

La maestra, una segunda mamá

«Históricamente, se establece un lazo afectivo con la maestra, que se convierte en una madrina o una segunda mamá para alumnos. Es en parte por esto que la educación básica en Venezuela sigue en pie. ¿Cuántas veces una mujer abandona a sus hijos? Son casos muy esporádicos. La mujer no los abandona, aunque cometa errores. He oído muchas veces a mis compañeras decir: No me voy porque mis niños me necesitan», comentó Pernalete. 

Recordó la historia de una de las directoras de un centro educativo en Nueva Esparta, asociado a la red de Fe y Alegría. 

«Esa directora se sabe la historia de todos los niños, de primer a sexto grado. Ella sabe qué niño ha sido dejado atrás y presta especial atención a cada uno de ellos. Administra adecuadamente su cariño y eso hace que los niños se liguen fuertemente a la escuela. Eso es difícil de ver, por ejemplo, en directores. El hombre, por el machismo, tiene dificultad en expresar sus sentimientos», dijo a Efecto Cocuyo.

Para Pernalete, la diferencia entre el éxito y el fracaso de un adulto está en la calidad de la primaria que cursó y las maestras que tuvo. 

«Lo que normalmente se mantienen no son los lazos académicos, sino los afectivos. La maestra no solo enseña números y letras. Enseña valores, lo que una buena persona debe ser. Algunas nos jubilamos, pero seguimos activas porque hay muchas cosas que hacer en este país. Si tengo algo que hacer por este país, como educadora lo voy a hacer», dijo la docente. 

Destacó la lucha sindical que ha sido liderada por mujeres en Venezuela, desde 2022. De acuerdo con datos del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (Ovcs), en enero de 2023 se documentaron 1.262 protestas en todo el país. De ese total de manifestaciones del primer mes del año, 1.027 fueron organizadas por docentes para exigir derechos laborales.

¿Quién es la presidenta de la FVM?

A pesar de que las mujeres superan en número a los hombres en las aulas, de la figura maternal de las maestras, de las exigencias sindicales y que desde el siglo XX la escuela estuviese en manos femeninas, pasaron al menos 91 años antes de que una profesora fuese electa presidenta de la Federación Venezolana de Maestros. Se trata de Carmen Teresa Márquez, quien se planteó dirigir la organización desde 2014 y lo logró en diciembre de 2022. 

La candidatura de Márquez tuvo un obstáculo claro desde el inicio: el rechazo de algunos de sus compañeros masculinos. El amplio currículo de la docente y su experiencia en Zulia como delegada sindical, secretaria de reclamos, secretaria general y presidente del sindicato zuliano de maestros no convencieron a sus detractores.

Ni siquiera su reconocido trabajo como secretaria general de la FVM fue suficiente para hacerlos cambiar de opinión.  

Carmén Teresa Márquez presidenta de la Federación Venezolana de Maestros (Mairet Chourio)
La profesora Márquez fue juramentada en Caracas durante el 25 de enero de 2023

«Me planteé con un grupo de amigas y hablé con el presidente en ese entonces. Le dije: «Voy como secretaria general para luego ser presidenta. Porque voy a ser presidenta de la federación». Estuve poco a poco hablando con las mujeres dirigentes sindicales, pero siempre tuve algunos compañeros, sobre todo de Caracas, que me rechazaban. No por mi trabajo o personalidad, sino por el hecho de que soy mujer. Nunca lo he entendido», contó Márquez.

Te puede interesar: Carmen Teresa Márquez, primera mujer en dirigir la Federación Venezolana de Maestros

Los comicios se realizaron el 7 de diciembre de 2022 en 27 sindicatos que conforman la FVM. Sin embargo, consiguió ganar las elecciones con 42 % de los votos a favor, luego de presentar propuestas viables y ganarse el apoyo de 15 sindicatos dirigidos por mujeres. Todavía hay reclamos de los resultados de parte de algunos estados, como Carabobo.

Carmén Teresa Márquez presidenta de la Federación Venezolana de Maestros (Mairet Chourio)
Márquez es la primera mujer en dirigir la FVM en 91 años de historia de la organización

«No me desesperé. Tuve mucha mano zurda. Hablé con la gente y les planteé la pregunta: ¿por qué no una mujer presidente? Hoy en día, de 15 personas que hay en mi directiva, 10 son mujeres. Creo que llegamos a la historia», narró Márquez. 

Ser uno de los principales rostros del sistema educativo en Venezuela es todo un reto. A pesar de ello, la docente aboga por la unidad y por no rendirse en el intento de reparar el fracturado sistema de educación venezolano.

«A todas las maestras que han salido a luchar les digo: estamos del lado correcto de la historia. Hoy más que nunca necesitamos tener valentía, coraje y compromiso», culminó.

LA HUMANIDAD · 8 MARZO, 2023

La educación en Venezuela tiene el rostro de una mujer, recuerdan las maestras este 8 de marzo

Texto por Albany Andara Meza | @AlbanyAndara
Foto por Mairet Chourio (@mairetchourio)

Ochenta por ciento de la nómina del Ministerio de Educación en Venezuela está llena de nombres de profesoras, asegura la Federación Venezolana de Maestros (FVM). Es decir, más de la mitad de los docentes del país son mujeres.

Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, voceras del sector recuerdan el papel importante que han tenido las educadoras en el desarrollo de millones de niños, niñas y adolescentes en el territorio nacional y su situación actual. 

«Se está celebrando un Día Internacional de la Mujer en un país en crisis. Hoy las maestras venezolanas están luchando por sobrevivir, por criar a sus hijos libres del hambre, la injusticia y la violencia. Las aulas venezolanas están repletas de mujeres docentes. Y si bien es cierto que la educación en Venezuela tiene rostro de mujer, la pobreza también: somos nosotras las más perjudicadas por ella», expresó Carmen Teresa Márquez, presidenta de la FVM, a Efecto Cocuyo

Carmén Teresa Márquez presidenta de la Federación Venezolana de Maestros (Mairet Chourio)
Carmen Teresa Márquez es la principal autoridad de la FVM en Venezuela

En 2021 la organización Red Naranja, defensora de los derechos de la mujer, advirtió que la pobreza afecta de forma diferenciada a las venezolanas, debido a que habitualmente son ellas las que cargan con la responsabilidad del cuidado de la familia, en un contexto donde los servicios básicos no funcionan, hay poco acceso a la salud y los sueldos no alcanzan a cubrir la mitad de la canasta alimentaria. 

Las profesionales de la educación, cuyo salario oscila entre los 10 y 30 dólares mensuales, se enfrentan a un panorama crítico. De acuerdo con Márquez, el principal problema que el Estado debe atender es la revisión del salario y su indexación a la cesta básica.

El ingreso paupérrimo en el sector educativo, subraya, hace que miles de educadoras deban buscar dos o incluso más de tres trabajos mientras se encargan de sus hogares.

Agregó que no hay que olvidar que son estas mujeres las encargadas de la formación de los jóvenes y adultos en más de 28 mil centros educativos en todo el territorio. 

«Hoy en día, los pocos alumnos que están estudiando educación en las universidades son en su mayoría mujeres. La vocación, la paciencia, sensibilidad, la pasión por orientar y formar al ciudadano del mañana: eso tenemos las venezolanas que decidimos elegir la pedagogía. ¿Existe alguien que haya olvidado a su maestra de primaria? Su segunda mamá, ese es un recuerdo permanente. Casi siempre ha sido una mujer la que te recibe en la escuela», puntualizó. 

¿Qué piden las maestras? 

Luisa Pernalete, impulsora del programa de Madres Promotoras de Paz del Centro de Formación e Investigación de Fe y Alegría, considera también fundamental que el Estado atienda el problema del salario en el sector educativo. 

«La situación de la maestra no es muy diferente a años anteriores. Las profesoras tienen hasta tres jornadas de trabajo en pleno 2023», reiteró Pernalete.

No obstante, no solo criticó las políticas laborales venezolanas, sino la estructura social y las creencias que sostienen que la mayor carga del hogar siempre debe ser de la mujer. Ese tipo de pensamiento, asegura, afecta todavía más a las maestras en sus propias casas. 

«La maestra sale a dar clases después de haber hecho el desayuno, de haber llevado a los muchachos al colegio, y cuando regresa de su trabajo le toca nuevamente hacer trabajos en el hogar. Esto es grave, porque los salarios son muy bajos y ellas deben buscar un tercer trabajo. Terminas agotándote y eso hace mella en la salud. Conozco casos en Guayana donde las docentes se van a las minas a vender medicinas», contó. 

Luisa Pernalete ha sido reconocida por su trayectoria de más de 50 años en la red de Fe y Alegría

Seguridad social, políticas públicas, un mayor salario y educación de calidad es lo que requieren las profesionales de la educación actualmente, afirmó Pernalete. 

Añadió que en la red de escuelas de Fe y Alegría la mayoría de los docentes son mujeres dedicadas que se niegan a irse y que, al igual que cientos de miles de venezolanas a lo largo del país, continúan manteniendo el sistema educativo público sobre sus hombros. 

La maestra, una segunda mamá

«Históricamente, se establece un lazo afectivo con la maestra, que se convierte en una madrina o una segunda mamá para alumnos. Es en parte por esto que la educación básica en Venezuela sigue en pie. ¿Cuántas veces una mujer abandona a sus hijos? Son casos muy esporádicos. La mujer no los abandona, aunque cometa errores. He oído muchas veces a mis compañeras decir: No me voy porque mis niños me necesitan», comentó Pernalete. 

Recordó la historia de una de las directoras de un centro educativo en Nueva Esparta, asociado a la red de Fe y Alegría. 

«Esa directora se sabe la historia de todos los niños, de primer a sexto grado. Ella sabe qué niño ha sido dejado atrás y presta especial atención a cada uno de ellos. Administra adecuadamente su cariño y eso hace que los niños se liguen fuertemente a la escuela. Eso es difícil de ver, por ejemplo, en directores. El hombre, por el machismo, tiene dificultad en expresar sus sentimientos», dijo a Efecto Cocuyo.

Para Pernalete, la diferencia entre el éxito y el fracaso de un adulto está en la calidad de la primaria que cursó y las maestras que tuvo. 

«Lo que normalmente se mantienen no son los lazos académicos, sino los afectivos. La maestra no solo enseña números y letras. Enseña valores, lo que una buena persona debe ser. Algunas nos jubilamos, pero seguimos activas porque hay muchas cosas que hacer en este país. Si tengo algo que hacer por este país, como educadora lo voy a hacer», dijo la docente. 

Destacó la lucha sindical que ha sido liderada por mujeres en Venezuela, desde 2022. De acuerdo con datos del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (Ovcs), en enero de 2023 se documentaron 1.262 protestas en todo el país. De ese total de manifestaciones del primer mes del año, 1.027 fueron organizadas por docentes para exigir derechos laborales.

¿Quién es la presidenta de la FVM?

A pesar de que las mujeres superan en número a los hombres en las aulas, de la figura maternal de las maestras, de las exigencias sindicales y que desde el siglo XX la escuela estuviese en manos femeninas, pasaron al menos 91 años antes de que una profesora fuese electa presidenta de la Federación Venezolana de Maestros. Se trata de Carmen Teresa Márquez, quien se planteó dirigir la organización desde 2014 y lo logró en diciembre de 2022. 

La candidatura de Márquez tuvo un obstáculo claro desde el inicio: el rechazo de algunos de sus compañeros masculinos. El amplio currículo de la docente y su experiencia en Zulia como delegada sindical, secretaria de reclamos, secretaria general y presidente del sindicato zuliano de maestros no convencieron a sus detractores.

Ni siquiera su reconocido trabajo como secretaria general de la FVM fue suficiente para hacerlos cambiar de opinión.  

Carmén Teresa Márquez presidenta de la Federación Venezolana de Maestros (Mairet Chourio)
La profesora Márquez fue juramentada en Caracas durante el 25 de enero de 2023

«Me planteé con un grupo de amigas y hablé con el presidente en ese entonces. Le dije: «Voy como secretaria general para luego ser presidenta. Porque voy a ser presidenta de la federación». Estuve poco a poco hablando con las mujeres dirigentes sindicales, pero siempre tuve algunos compañeros, sobre todo de Caracas, que me rechazaban. No por mi trabajo o personalidad, sino por el hecho de que soy mujer. Nunca lo he entendido», contó Márquez.

Te puede interesar: Carmen Teresa Márquez, primera mujer en dirigir la Federación Venezolana de Maestros

Los comicios se realizaron el 7 de diciembre de 2022 en 27 sindicatos que conforman la FVM. Sin embargo, consiguió ganar las elecciones con 42 % de los votos a favor, luego de presentar propuestas viables y ganarse el apoyo de 15 sindicatos dirigidos por mujeres. Todavía hay reclamos de los resultados de parte de algunos estados, como Carabobo.

Carmén Teresa Márquez presidenta de la Federación Venezolana de Maestros (Mairet Chourio)
Márquez es la primera mujer en dirigir la FVM en 91 años de historia de la organización

«No me desesperé. Tuve mucha mano zurda. Hablé con la gente y les planteé la pregunta: ¿por qué no una mujer presidente? Hoy en día, de 15 personas que hay en mi directiva, 10 son mujeres. Creo que llegamos a la historia», narró Márquez. 

Ser uno de los principales rostros del sistema educativo en Venezuela es todo un reto. A pesar de ello, la docente aboga por la unidad y por no rendirse en el intento de reparar el fracturado sistema de educación venezolano.

«A todas las maestras que han salido a luchar les digo: estamos del lado correcto de la historia. Hoy más que nunca necesitamos tener valentía, coraje y compromiso», culminó.

¿Cómo valoras esta información?

2

QUÉ CHÉVERE

1

QUÉ INDIGNANTE

QUÉ CHIMBO